Con el paso del tiempo, nos cansamos del estilo que una vez elegimos para nuestra cocina, pero no siempre podemos realizar una gran reforma. Si tu idea es reformar la cocina sin obras, te traemos 7 ideas para que transformes este espacio sin hacer uso de excesivo tiempo ni dinero.

Reformar la cocina sin obras y con pintura

Si quieres cambiar el estilo de tu cocina sin renovar el mobiliario, puedes pintar los muebles que ya tienes. La pintura para muebles es aplicable sobre aglomerados, melamina y madera maciza. Además, también puedes dar vida a los tiradores cambiando el color por uno más vibrante.

Puedes intentar combinar dos tonos de pintura, aportándole dos estilos diferentes si tienes varios muebles. Será una forma divertida de llamar la atención de tus invitados. Y ya que estas en eso, ¿Qué tal una nueva capa de pintura para tu puerta? Con una nueva capa de pintura, no solo le darás un nuevo aspecto a tu puerta, sino también a toda tu cocina.

¿Azulejos? ¡No hay porqué quitarlos!

Una opción ideal para hacer desaparecer esos viejos azulejos que ya pasaron de moda es aplicando pintura, ¡parecerán nuevos! Aunque requiere tiempo y dedicación, no supone una obra ni un gasto económico significativo.

Te recomendamos el blanco como una apuesta segura, queda perfecto sobre los azulejos de la cocina, además de aportar luminosidad y combinar con cualquier tipo de ambiente.

Cambia tu encimera

Puede que sea la elección donde tengas que gastar un poco más de dinero, pero también puede ser lo único que necesites renovar. Ten en cuenta que se trata de un gasto a largo plazo que es probable que dure muchos años. Con tan sólo cambiar la encimera es posible que tu cocina de un giro de estilo impresionante.

Esta opción es necesaria si esta parte de la cocina presenta desperfectos, tales como manchas, marcas o cortes. Procura elegir un material fácil de mantener, además de resistente y duradero. En el mercado podrás encontrar una gran variedad de tipos de encimeras, desde laminadas, de madera, piedra natural hasta acero inoxidable.

¡Dile adiós a tu viejo techo!

¿Cambiar tu techo? ¿Parece caro, no? Pero lo cierto es que cambiar el aspecto del techo de tu cocina, es tan fácil como agregar una nueva capa de pintura. Ten en cuenta que pintar tu techo es una excelente opción, sobre todo, cuando esas manchas de suciedad ya nos salen con nada, por más que intentes limpiarlas y deshacerte de ellas.

Por si fuera poco, dependiendo del tamaño de tu estancia puedes jugar con el color para dar en el clavo con lo que mejor se adapta a tus necesidades. Por ejemplo, si quieres una sensación de calidez, puedes usar colores más fuertes y oscuros, pero si lo que estás buscando es amplitud, entonces debes optar por los colores claros.

Nueva grifería

Tras cambiar tu encimera, es probable que veas oportuno cambiar de griferia. La renovación de la grifería de la cocina no es sólo cuestión de estética, sino también de practicidad.

Los modelos de grifos que salen al mercado como consecuencia de los nuevos avances tecnológicos tienen características muy ventajosas para ti y para el medio ambiente, y es que son muy ahorrativos en cuanto al consumo de agua. Actualizando la grifería, podrás ahorrar hasta en un 50%.

Dale un nuevo aire a tus muebles

Normalmente, se piensa que para cambiar el aspecto de los muebles es necesario reconstruir la cocina desde cero, pero esto es algo que por supuesto, no es necesario. Una opción bastante sencilla y sobretodo económica, es colocarles papel pintado a tus muebles. Tal vez no sea la opción que estás buscando, pero sin duda es una excelente alternativa. Además, hay miles de modelos y colores con los que puedes jugar para darle un toque original y de renovación a tu vieja cocina.

Otra idea que también puede ser muy útil, es cambiar todas las puertas de tu cocina, a diferencia de la opción anterior, en algo más caro, ya que la puertas han de tener la mismas medidas que los muebles. Sin embargo, un cambio de puertas puede darle el cambio de ambiente que estás buscando para tu cocina. Sea cual sea la decisión que tomes sobre los muebles de tu cocina, lo más recomendable es que te sientes a revisar el presupuesto del que dispones y cuál es tu mejor opción.

Renueva la iluminación

¿Has pensado lo diferente que puede lucir una estancia con la ayuda de las luces LED? La verdad es que además de ser muy sostenibles y ahorrativas, estas luces proporcionan mayor luminosidad a las habitaciones.

Son ideales a la hora de trabajar en la cocina, sobre todo en el uso de los utensilios o alimentos. Reemplaza tus bombillas por LED y ubícalas debajo o en la parte superior de tus armarios para visualizar mejor los elementos de la cocina.

Haz la diferencia con pequeños elementos decorativos

Como muchos saben, la clave está en los detalles más pequeños. Prueba con colgar cuadros con motivos gastronómicos o tus paisajes favoritos en las paredes.

Un reloj también puede ser de gran ayuda, además de un elemento decorativo muy funcional. También colocar alguna que otra planta puede darle un toque natural y necesario para equilibrar las cosas.

Protege las paredes

Si quieres ahorrarte el gasto y el esfuerzo de pintar paredes, quizás quieras considerar ponerles un protector. Con él, podrás proteger tus paredes de la grasa y las salpicaduras en la zona de cocinar.

Procura que tu protector de pared vaya a juego con el resto de tu cocina, en especial, de tus encimeras. Los materiales más utilizados para esto es el acero o los sintéticos, gracias a sus increíbles cualidades.

Si quieres reformar la cocina sin obras, no dudes en contactar con REITEMAN, empresa de reformas en Madrid. Nos adaptamos a tu presupuesto y necesidades.

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *