El color de la pintura de nuestros espacios es, sin duda alguna, el que da la vida y el ritmo que necesitamos a cada rincón de la casa. Existen muchos factores a tener en cuenta a la hora elegir colores para pintar, como las tendencias, costes y preferencias, los cuales varían con el tiempo y hacen que periódicamente realizamos cambios en la pintura de nuestro hogar.

Con el paso del tiempo, es probable que la pintura que decora tus paredes se encuentre en mal estado, o tal vez ya no sea de tu gusto e incluso puede que esté pasado de moda.

Es el momento de volver a tomar la decisión de pintar. Para ello, debes encontrar el color ideal. Para ayudarte en esta tarea, a continuación de traemos 5 pasos para seleccionar el color ideal:

1.Analiza tu alrededor

Ten presente que el tono escogido debe estar en armonía con las dimensiones, el tamaño, el mobiliario y los objetos decorativos. No todos los colores quedan bien en habitaciones grandes o muy pequeñas; procura que tu elección produzca un contraste entre el mobiliario y demás objetos, sin crear una combinación forzada.

Recuerda que el estado de tus paredes también podría determinar la tonalidad a usar, ya sea uno para disimular detalles e imperfecciones, u otro que resalte la calidad de las mismas.

2.Ten en cuenta las tendencias 

Actualmente, los colores de moda en diseño de interiores son los tonos derivados del naranja, llamativos como el amarillo y sencillos como el ocre. Puedes escoger entre tonos brillantes, oscuros o mates, con el propósito de jugar con el color y sus diferentes estilos.

3.Aplica la psicología del color 

Si eres de los que ven afectados sus sentimientos o estados de ánimo debido a los colores que te rodean, ten en cuenta la famosa psicología del color. Según la misma, algunos tonos transmiten felicidad, energía, empoderamiento…, mientras que otros producen un efecto de tranquilidad y armonía. Consulta la teoría con expertos en decoración y trata de aplicarla a tu espacio.

4.No olvides la luz y el contraste

La iluminación es un factor importante a la hora de elegir la pintura. Si tu espacio cuenta con abundante luz natural, la mejor elección serán colores oscuros que ocasionen contraste. Si, por el contrario, se trata de una estancia con poca luz, es mejor que uses tonos claros y suaves que reflejen los rayos de sol y produzcan una mayor iluminación.

5.Realiza pruebas 

Quédate al menos con tres opciones para la habitación que deseas pintar. A modo de prueba, aplica el que más te guste para comprobar que se cumplen todos los aspectos mencionados con anterioridad. Si no te convence, repite la acción con los otros dos tonos, para encontrar el color ideal para pintar tu espacio.

Siguiendo estos pasos, darás con el color que mejor se adapte a tu personalidad y tus preferencias.

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *