Con el paso del tiempo es común que el metal comience a oxidarse presentando manchas de color marrón y verde. Esto ocurre cuando se encuentran expuestos a elementos climáticos, ya sea porque abandonaste el objeto en el jardín al aire libre o producto de la humedad constante presente en el ambiente. Por ello, hoy vamos a ver trucos para saber cómo quitar el óxido.

¿Cómo quitar el óxido de hierro?

Para empezar, es importante determinar el grado de oxidación que tiene el objeto, ya que, si el mismo se rompe o desintegra con facilidad quizás sea muy tarde para intentar recuperarlo. Es por ello, que debemos cuidar los objetos metálicos del óxido, para conservar así su vida útil.

Existen diversas formas de cómo quitar el óxido, así mismo, para frenar la oxidación, entre ellas te presentamos 5 trucos caseros de fácil aplicación.

vinagre

Una de las formas más utilizada para quitar el óxido de hierro es aplicando vinagre blanco, la composición química de este líquido permite reaccionar frente al óxido y removerlo de inmediato. Este procedimiento resulta ideal para objetos pequeños que puedas sumergir en esta sustancia. Para ello, debes seguir las siguientes instrucciones:

  • Llena un recipiente con vinagre blanco y sumerge el objeto oxidado.
  • Deja reposar durante la noche (puedes dejar varios días para una mejor efectividad).
  • Frótalo con alguna esponja abrasiva o cepillo de celdas gruesas y duras pero sin rayar los objetos.
  • Limpia con abundante agua y seca con un paño.

Para objetos grandes puedes aplicar el vinagre directamente sobre la superficie oxidada con ayuda de un rociador.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es un material fácil de encontrar y de bajo coste que te servirá para renovar esos objetos oxidados.

  • Mezcla en un envase el bicarbonato de sodio con un poco de agua, hasta obtener una mezcla espesa.
  • Aplica esta mezcla sobre la superficie oxidada y deja reposar hasta que este seco.
  • Remueve los retos con un cepillo o esponja.

Zumo de limón y sal

El jugo de limón al igual que el vinagre tiene ácidos que ayudan a quitar el óxido de hierro en los objetos metálicos. Esta alternativa también es recomendada para manchas de óxido que puedas tener en alguna prenda de vestir.

  • Realiza una mezcla homogénea con el jugo de varios limones y la sal.
  • Aplica sobre el objeto oxidado y déjalo reposar, luego frota con un cepillo.

Para quitar una mancha sobre una prenda de vestir, añade la mezcla sobre la mancha y viértela en un envase con agua caliente. Déjala reposar y al cabo de una hora enjuaga con abundante agua y jabón.

Con papel aluminio

El papel aluminio ofrece la ventaja de acceder a grietas o hendiduras presentes en los objetos. Para limpiar con papel aluminio debes recortar varias tiras de unos 5 centímetros aproximadamente y humedecerlas en agua, para luego frotar inmediatamente el metal oxidado y verás como el óxido va desapareciendo.

Coca-Cola

Otra alternativa que ha ganado mucha popularidad en los últimos años de cómo quitar el óxido, es usando Coca-cola, el proceso es similar a los que te hemos explicado anteriormente.

Si se trata de objetos pequeños sumerge los mismos en esta bebida y déjalo reposar hasta que los ácidos fosfóricos presentes en el refresco reaccionen sobre el óxido.

Sin duda, existen diversas formas que te permitirán recobrar ese brillo natural de tus objetos, pero lo más importante es detener el proceso de oxidación que no solo puede terminar con la pérdida de objeto, sino que también puede comprometer tu salud.

Si quieres llevar a cabo una reforma en tu vivienda o local, en Reiteman, empresa de reformas integrales que trabaja en toda la Comunidad de Madrid, contamos con grandes profesionales que te ayudarán y asesorarán a transformar tu vivienda/local según tus necesidades. ¡Contáctanos!

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *