En el cuarto de baño se pueden realizar grandes cambios que se adapten a las tendencias decorativas, y del mismo modo, con grandes beneficios prácticos y funcionales para toda la familia.

Llegar a casa tras un agotador día de trabajo y poder sumergirte en tu bañera para aliviar las tensiones del día no tiene precio. Un plan perfecto que podemos hacer realidad instalando una bañera de hidromasaje para un baño ideal.

Aunque pueda parecer un lujo, tu baño quedará espectacular al incluir este elemento, además de las bondades que ofrece para la salud y bienestar.

Hidromasaje

En primer lugar, una de las razones por la que debes decantarte por la instalación de una bañera es lo beneficioso que puede resultar el hidromasaje.

Como su propio nombre indica, se trata de un masaje con agua a una presión moderada en diversas zonas del cuerpo, como por ejemplo, la espalda y los pies. El contacto de los chorros de agua a presión con nuestros músculos, permite su relajación, así como estimular la circulación.

El hidromasaje es un aliado perfecto que puede contribuir de manera favorable a aliviar molestias físicas, evitar lesiones futuras y reducir los niveles de estrés y ansiedad.

Beneficios de las bañeras de hidromasaje 

La instalación de una bañera de hidromasaje en tu baño vendrá con un enorme pack de beneficios.

 Disminuye el dolor

Di adiós a esos molestos dolores musculares, de vientre y los ocasionados por afecciones como artritis. La combinación de agua caliente con presión es ideal para aliviar la tensión de los músculos.

Conciliar el sueño

La sensación de bienestar y relajación que se sienten al darse un baño, ayuda a regular la temperatura corporal, lo cual contribuye favorablemente en la conciliación del sueño.

Mejora la circulación sanguínea

La presión que ejerce el agua sobre nuestro cuerpo mejora la circulación sanguínea, por lo tanto, los problemas de varices pueden corregirse. Del mismo modo, los niveles de glucosa también inician un proceso de equilibrio gracias a la buena circulación.

La piel se ve favorecida

Gracias a la acción de la presión y el agua caliente que abren los poros, arrastrando la suciedad, toxinas y grasas acumuladas, estimulando la producción de colágeno y elastina, obtenemos una piel rejuvenecida, limpia y muy suave.

Reduce el estrés y la ansiedad

Sumergirse en una bañera de hidromasaje puede reducir considerablemente el estrés y la ansiedad, un efecto terapéutico maravilloso.

¿De qué material se hacen?

En el mercado podemos encontrar infinidad de modelos de bañeras de hidromasaje, sean estas redondas, rectangulares u ovaladas.

Si apuestas por las acrílicas, son resistentes, fáciles de limpiar y se adaptan a cualquier espacio. También las hay en fibra de vidrio esmaltado, un material muy resistente y ligero. Y por último, las encontramos en poliestireno expandido con un peso perfecto, muy fuerte, y sobre todo, rígido.

¿Cómo instalar una bañera de hidromasaje?

Déjate asesorar por un experto que te indique los pasos a seguir, y sin duda, realice la instalación correcta de la bañera de hidromasaje.

Es fundamental la toma de agua fría y caliente, la conexión eléctrica para el sistema de hidromasaje, y por supuesto, el espacio destinado a la colocación de la bañera.

Transforma tu baño instalando una bañera de hidromasaje, tu cuerpo y tu mente lo agradecerán.

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *