calefacción eléctrica

Una alternativa perfecta para calentar la vivienda o local es la calefacción eléctrica, esta produce calor mediante resistencias eléctricas, se puede decir que es una de las opciones más utilizadas en la actualidad, ya que, emplea energía limpia. Es importante señalar que existen diferentes tipos de calefacción eléctrica, cada una con sus particularidades.

En este artículo te vamos a explicar los tipos de calefacción eléctrica, así como las ventajas e inconvenientes de instalar este tipo de sistema.

Tipos de calefacción eléctrica

Si estás pensando en calentar tu vivienda durante el otoño o el invierno utilizando este tipo de calefacción, te conviene conocer cada una de sus características.

Radiadores eléctricos

Son sistemas de calefacción eléctrica bastante simples, que no requieren de ningún tipo de obra para su uso e instalación. Están compuestos por resistencias que generan calor, y según su funcionamiento, puedes encontrar diferentes tipos, por ejemplo: acumuladores de calor, convectores o radiadores de fluidos. Este tipo de calefacción permite controlar la temperatura de cada habitación donde se ubica.

Suelo o hilo radiante

El suelo radiante es un tipo de calefacción eléctrica instalada bajo el suelo. Es una forma eficiente de calentar una vivienda, el calor emerge bajo tus pies de forma agradable e inmediata en cada espacio de tu casa. Sin embargo, la instalación requiere de una mayor inversión económica, ya que, demanda la colocación de circuitos y cables para su funcionamiento.

Bomba de calor

Es un sistema de calefacción eléctrica que transforma el aire frío del exterior en calor dentro de la vivienda, mediante una válvula inversora. Lo mejor es que funciona a la inversa, por lo que también sirve como aire acondicionado para tu casa en época de calor. Este es uno de los sistemas que menos energía eléctrica consume.

Paneles o placas radiantes

Son sistemas que producen calor por radiación, están diseñadas para ser instaladas en las habitaciones donde vas a permanecer más tiempo, puede funcionar como un sistema de apoyo adicional.

Ventajas e inconvenientes

Los sistemas de calefacción eléctrica al igual que otros métodos para calentar la vivienda, tienen sus ventajas e inconvenientes. Comencemos viendo las ventajas de estos sistemas.

Ventajas

  • La calefacción eléctrica ofrece un tipo de energía limpia que no produce residuos, ni olores por combustión.
  • La mayoría de estos sistemas son de fácil instalación.
  • Estos sistemas no requieren de ningún tipo de leña, pellets o combustible para su funcionamiento.
  • Permite una calefacción continua.

Inconvenientes

  • No se recomienda su uso para espacios muy grandes.
  • Requiere de un consumo elevado de energía eléctrica para su funcionamiento.
  • Los costes de algunos sistemas de calefacción eléctrica pueden resultar elevados.
  • Algunos de estos sistemas se calientan en su superficie por lo que debes tener cuidado al tacto, sobre todo con los más pequeños de la casa.

Con la llegada del frío resulta vital que cuentes con un buen sistema de calefacción en tu vivienda, sin embargo, no todos los sistemas son aptos para todo tipo de casas.

La electricidad es una energía básica presente en todas las viviendas, la instalación de un sistema de calefacción eléctrica debe ir acompañada de un buen aislamiento térmico en la vivienda, en Reiteman te asesoraremos para que le saques un mejor provecho a estos sistemas.

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *