Qué permisos y papeleo se necesita para cambiar la distribución de una casa

La distribución de la casa es una transformación que requiere de una planificación previa de lo que se quiere lograr dentro del hogar. Para ello es necesario evaluar la cantidad de metros con los que contamos para iniciar el proyecto.

Otro punto muy importante son los permisos y papeleos necesarios para poder cambiar la distribución de tu casa, es algo que no debes descuidar. Si no sabes cuáles son, aquí te mostramos una descripción de lo que vas a necesitar.

Cómo cambiar la distribución de tu casa

En primer lugar, cambiar la distribución de tu casa va a generar una transformación en algunos espacios (o en todos) dependiendo de lo que quieras realizar. Es posible que desees una habitación adicional, cambiar la cocina de lugar o simplemente transformar el espacio a un lugar más acogedor y placentero para ti.

La distribución de la casa puede implicar la colocación o demolición de tabiques, paredes y muros (que no comprometan la estructura de la casa por supuesto), cambios en las conexiones de agua y electricidad, entre otros, para lograr el espacio que deseas.

Te recomendamos que te asesores con un arquitecto para concretar la reforma que vas a realizar, así mismo él podrá orientarte sobre los permisos que vas a necesitar.

Permisos requeridos para cambiar la distribución de tu casa

Si cambias la distribución de tu casa vas a necesitar una serie de documentos, así como realizar algunos trámites y papeleos que son de vital importancia. A continuación te indicamos los permisos necesarios:

  1. En primer lugar, debes ir al Ayuntamiento a notificar que vas a realizar una reforma de los espacios de tu casa orientados a una distribución nueva. Alli te indicarán los pagos que debes realizar (de ser necesario) y la documentación que debes presentar. (Trámites para la licencia de obra en el Ayuntamiento de Madrid)
  2. Cuando se realizan cambios en la distribución de una casa se debe obtener una licencia de obra menor.
  3. Del mismo modo, si la distribución nueva de la casa genera escombros se debe tramitar el permiso y cancelar la tasa correspondiente.
  4. La comunidad de vecinos donde habitas juega un papel importante en las reformas, hay permisos que requieren del visto bueno de ellos. En el caso de la distribución de tu casa debes notificarles y esperar la debida respuesta.
  5. Un cambio en la distribución de tu casa genera una modificación en la Cédula de Habitabilidad. Este es un trámite que se realiza cuando finalizas tu obra. Te recomendamos revisar la normativa para no incumplir con lo que establecen en referencia a cambios en la distribución de los espacios de una casa.

Toda reforma que le realices a tu casa por mínima que sea requiere de un papeleo, en algunos casos con el pago de tasas y en otros casos solo bastará con realizar notificaciones, pero el Ayuntamiento siempre debe estar informado.

Te sugerimos que busques asesoría con una empresa de reformas de confianza como Reiteman, aquí te asesoramos en todos los detalles de la distribución de tu casa así como del papeleo y los permisos correspondientes.

¿Hay que pedir permiso a la comunidad para redistribuir tu casa?

Realizar una reforma por pequeña que sea requiere de ciertos permisos o licencias de obras, algunos de ellos son solicitados al Ayuntamiento correspondiente y otros a la comunidad, sobre todo si la vivienda se encuentra en un edificio donde el ruido, manipulación de escombros y otros detalles puedan afectar la convivencia.

Los permisos para realizar cualquier reforma es algo que debe evaluarse muy bien para evitar multas y gastos innecesarios, por lo tanto si te preguntas si ¿hay que pedir permisos a la comunidad para redistribuir los espacios de tu casa? Te invitamos a revisar la siguiente información.

¿Para qué tipo de redistribución de espacios debemos pedir permiso?

Para empezar, cuando hablamos de redistribuir los espacios nos referimos a cambios importantes dentro de nuestra vivienda. Por ejemplo colocar una habitación adicional, cambiar la cocina y el baño de lugar o instalar otro cuarto de baño. Este tipo de obras modifican la distribución de tu casa y para realizarlas es necesario algunos permisos, entre ellos el consentimiento de la comunidad que hace vida en las cercanías de tu hogar.

Del mismo modo, una redistribución de los espacios implica la modificación de la Cédula de Habitabilidad. Es de vital importancia cumplir con la normativa vigente, ya que, pueden surgir inconvenientes para legalizar nuevamente tu casa.

¿Cuándo solicitar permisos a la comunidad?

La comunidad que te rodea debe ser informada cuando vayas a realizar una reforma y esto constituye un permiso al cual ellos le otorgan el visto bueno para la ejecución de la obra sin contratiempos (al menos en este caso).

  • La redistribución de tu casa requiere de la tramitación de una licencia de obra menor en el ayuntamiento y por supuesto que del debido permiso de la comunidad.
  • Si la redistribución implica elementos importantes de la estructura que también forman parte de la comunidad, se debe solicitar el permiso correspondiente a la comunidad.
  • Si vas a cerrar tu terraza un requisito indispensable es la aprobación de la comunidad para realizarla.
  • Si durante la redistribución de tu casa se generan escombros hay que solicitar los permisos oportunos e involucrar a la comunidad, ya que, es posible que ocupe parte de las zonas comunes con esos desechos.
  • Del mismo modo, se requiere el consentimiento de la comunidad para la instalación de conexiones de tuberías que modifiquen el sistema original de la casa.
  • Los permisos a la comunidad también tienen un carácter informativo, sobre todo para las reformas menores como cambios en los azulejos, alicatado, pintura, entre otros.

La comunidad siempre debe estar informada y dar su opinión cuando sea necesario en las reformas que se realicen en su entorno, por menores e insignificantes que puedan ser.

Si quieres redistribuir los espacios de tu casa y buscas la asesoría de profesionales en reformas como Reiteman, te ayudaremos en todo el proceso de transformación de tu casa, no dudes en contactarnos.

Antes de realizar una reforma en tu vivienda, es necesario revisar cada detalle del cambio que deseas ejecutar, sobre todo si incluye transformaciones en la estructura, puntos de agua y luz o redistribución del espacio.

La cocina es una de las estancias que más se reforman. ¿Qué licencia de obras se necesita para reformar este espacio? Resolvemos tus dudas al respecto:

Antes de la reforma

Antes de realizar un cambio en nuestro hogar, es importante consultar con un experto en reformas para aclarar algunos aspectos de interés que están estrechamente ligados a las licencias de obras.

  • ¿Será una obra menor o una reforma integral?
  • ¿Se realizarán modificaciones en tuberías y sistema de electricidad?
  • ¿Necesitaremos retirar escombros?
  • ¿A qué ayuntamiento pertenece nuestra vivienda?
  • ¿La reforma afectará a los vecinos?
  • ¿Es nuestra casa es patrimonio histórico?

Esto nos servirá de guía para entender qué licencias vamos a necesitar antes de iniciar el proceso de reforma.

Licencias de obra menor

Este tipo de licencia engloba las reformas que no afectan la estructura ni los espacios en común con otros propietarios. Se solicita cuando se van a realizar cambios como:

  • Modificaciones en el suelo.
  • Colocación de azulejos.
  • Instalación de nuevo mobiliario.
  • Todo lo relacionado con la pintura y alicatado del espacio.

Las licencias de obra menor conllevan el pago de unas tasas, cuya cantidad total dependerá del ayuntamiento correspondiente.

Licencias de obra mayor

Las licencias de obra mayor, como su propio nombre indica, están destinadas a las reformas integrales que engloban aspectos como:

  • Transformaciones en vigas, columnas o en la pared maestra.
  • Ampliación o reducción del espacio. Este es un aspecto delicado, ya que existe una regulación por parte del Plan General de Ordenación Urbana de cada municipio que indica la cantidad de metros que requiere una construcción.
  • Modificación de la distribución de la vivienda, es decir, cambiar de lugar la cocina.
  • Nuevas ventanas o aumento de las dimensiones de las ya existentes.
  • Asimismo, se requiere este permiso para colocar los escombros en un contenedor en la vía pública.

Todas las reformas estructurales requieren de una aprobación previa, pues podrían conllevar un riesgo para la seguridad de todos.

Del mismo modo, estas modificaciones precisan de la cédula de habitabilidad, y es obligatorio que el proyecto de la reforma sea realizado por un arquitecto o persona especializada en cambios de las estructuras.

Cambios en las instalaciones

Si la reforma incluye modificaciones en los puntos agua, tuberías, instalaciones eléctricas, de gas, o salidas de humos, vas a necesitar otros tipos de permisos. Por ejemplo, el boletín eléctrico expedido por un técnico cualificado para realizar una reforma en el sistema de electricidad.

Estas modificaciones deben ser notificadas al ayuntamiento correspondiente para que este indique los permisos a solicitar. Las licencias de obras para reformar la cocina son esenciales y con ellas evitarás multas, sanciones y gastos innecesarios durante la transformación de tus espacios.

No dudes en consultar con REITEMAN, te asesoramos sobre las licencias de obras y tramitamos todos los permisos por ti.

Si estás pensando en reformar el baño, seguramente te has preguntado si es necesario un permiso de obras. Aunque se trata de una licencia más simple, en comparación con otras reformas, la renovación del baño también requiere una autorización previa. Se trata de la llamada licencia de obras menores. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es una licencia de obras menores?

Al tratarse de un proceso bastante sencillo, en el plano técnico, constructivo y económico, la reforma del baño requiere un permiso de obras menores. Son consideradas proyectos menores, ya que no alteran elementos en el urbanismo o su entorno. Entre las intervenciones más comunes realizadas en el baño, se encuentran la fontanería, falsos techos, reparaciones y sondeos.

Esta licencia es una concesión formal y necesaria, que debe obtenerse antes de comenzar.

Solicitud y entrega del permiso

Para obtener la licencia, es necesario un proceso previo de solicitud, que normalmente resulta rápido y sencillo. Dicha solicitud debe ser entregada por el precursor del proyecto en el ayuntamiento correspondiente.

Dependiendo de cada licencia de obras, se estable un procedimiento. En el caso de obras menores, tanto la documentación requerida y como su gestión son procesos bastante simples. El tiempo estimado para la emisión de cada permiso es de no más de 10 días.

Aspectos a considerar

Existen ciertos factores a tener en cuenta al formalizar la solicitud de esta concesión.

Lo que mucha gente no sabe, es que estas licencias son emitidas con fecha de caducidad. Los profesionales que expiden estas licencias, se encargan de establecer un plazo para comenzar con la reforma.

Por otra parte, no se podrá completar la solicitud sin presentar la documentación requerida, lo que podría retrasar la renovación de tu baño; por lo que te recomendamos empezar a agilizar este papeleo.

Otro aspecto a considerar son las diferencias geográficas. Las normativas pueden variar según el tipo de licencia y dependiendo de la comunidad autónoma. Por ejemplo, en Castilla y León, la ley permite comenzar obras menores sin esperar el mencionado permiso.

Las licencias de obra son imprescindibles a la hora de realizar una reforma, por lo que es recomendable informarse lo antes posible. Si todavía te quedan dudas, contacta con REITEMAN, expertos en reformas en Madrid.

Antes de poner en marcha un plan de renovación para tu local u oficina, es de total relevancia que tengas en cuenta la importancia de los espacios adyacentes a él. 

Cómo pueden afectar a tu negocio, de una forma positiva o negativa, en relación con la reforma; y cuáles son las leyes y normativas previamente estipuladas en materia de urbanismo, las cuales, tienen la finalidad de preservar la armonía en relación a las propiedades colindantes.  Precisarás de un permiso, en este caso una licencia, para permitir la libre construcción en tu espacio.

Certificado de compatibilidad urbanística 

Lo que busca este documento es dejar estipulado que, a ti, como encargado de tu empresa, se te garantiza que la actividad que pretendes realizar en tu negocio está totalmente permitida, según los estándares de tu ubicación. Además, con este escrito, evitarás sorpresas en el futuro. Por ejemplo, que pasado el tiempo, tu negocio no sea adecuado para la zona donde se encuentra.

Este certificado puedes solicitarlo tú mismo en el ayuntamiento correspondiente. Una vez te hayas decantado por la reforma que deseas, acércate al consistorio de tu localidad y solicita este documento.

Licencia de Obra 

La también conocida como Licencia Urbanística o Permiso de Construcción, es un proceso requerido en el momento de realizar una obra. Normalmente, es exigido por la administración local y supone el permiso de parte de la misma para poder realizar cualquier tipo de construcción.

Es imprescindible que no dejes algo tan importante como la solicitud de la Licencia de Obra para el final en tu proyecto de remodelación.

Certificado O.C.A 

El certificado de Organismo de Control Autorizado (O.C.A) es una inspección y certificación para colaborar con la correcta instalación inicial de baja tensión en un local a menudo visitado. Mayoritariamente, es realizado por consultorías externas. Su principal objetivo es que no haya consecuencias para las personas ni los alrededores.

Licencia de Apertura 

Una vez se obtengan los diferentes certificados y permisos para el correcto funcionamiento de tu obra, finalmente se debe adquirir la Licencia de Actividad o Licencia de Apertura.

Esta tiene mucho que ver con las propiedades vecinas, ya que, la zona de la reforma podría ser incompatible con la actividad del negocio. Además, otros de los requisitos para conseguirla son un documento de propiedad y un certificado de sanidad.

Si necesitas saber qué tipo de licencias son importantes a la hora de reformar un local, te invitamos a que leas este artículo.

Actualmente, son tantas las necesidades referentes a negocios y locales, que las empresas aseguradoras apuestan por ofrecer sus servicios sin ningún tipo de distinción, ya sea al propietario o a un interesado que haya adquirido un local alquilado.

Al no ser propietario del local en el que habitas, es casi imposible que salgan a flote algunas incógnitas referentes a qué tareas, como inquilino, te corresponden a ti. Estos son los aspectos que pueden servirte de ayuda para aclarar las preguntas más frecuentes que surgen de este proceso del negocio.

La importancia de un seguro

La importancia varía, según la función y rumbo de tu negocio. Algunos seguros poseen coberturas bastante accesibles y recomendables, siempre dependiendo de a lo que dediques tu local. A veces, puede ser incluso obligatorio; porque así lo exige el Ayuntamiento, por los posibles daños que se pudieran ocasionar a personas adyacentes o a los propios trabajadores de la empresa.

El coste de tu seguro puede variar

Una vez clara la importancia en general, podemos empezar a hablar del coste, que dependerá de varios factores como la ubicación del local, su tamaño, antigüedad, el tipo de comercio y el capital que poseas para la inversión.

¿Qué abarca un seguro para tu local?

Es imprescindible que no haya dudas sobre la función de un seguro y cuáles son las situaciones que este cubre en el hipotético caso de que se llegasen a presentar, como los daños tras una inundación, incendios, reposición de llaves, robos, daños estéticos o daños eléctricos, entre otros.

¿Es necesario o no un seguro para el local?

Al pensar en el hecho de que el local no es de nuestra propiedad, podríamos suponer que esos gastos no correrán de nuestro bolsillo; no obstante, aunque el espacio físico del negocio no sea nuestro, lo que está dentro del local -como el mobiliario y aquellos que están a cargo de tu empresa como lo son tus trabajadores- merece tener un seguro que cubra cualquier eventualidad que pudiese afectar a tu negocio. De hecho, algunas coberturas como la de responsabilidad civil suelen ser obligatorias.

Aunque pueda resultar obvio, hay que añadir que a pesar de que los espacios físicos donde se encuentra tu empresa no sean de tu propiedad y en un futuro pudieses cambiar de local, es importante velar para que todo lo relacionado con la misma se encuentre en perfecto estado y asegurado frente a riesgos y posibles eventualidades que pusiesen en juego tu criterio como jefe.

contrato antes de una reforma integral

Se entiende por contrato un acuerdo, generalmente escrito en el cual dos o más partes establecen normas o condiciones y se comprometen a seguirlas por un fin común. Por otro lado, una reforma se define como la modificación de un espacio determinado con el objetivo de mejorarlo. Teniendo estos dos conceptos definidos ¿Cuál sería la importancia de un contrato a la hora de  realizar una reforma?

Para justificar el por qué de la existencia de estos acuerdos en el momento de tomar la decisión de una renovación de tu inmueble, definiremos algunos motivos para dejar claro cuál es el fin del contrato en este ámbito. 

¿Debemos firmar un contrato antes de hacer una reforma integral?

 Da a conocer datos básicos sobre los involucrados en el trabajo a realizar

 En este tipo de acuerdos se debe comenzar por presentar formalmente a los involucrados, en este caso, en la reforma. Tanto la empresa como el propietario del inmueble a reformar deben aportar la información de contacto básica sin dejar ningún involucrado en el anonimato.

Conceptualiza los pasos a seguir

 Si eres alguien que no posee un conocimiento amplio sobre lo que reformas y renovaciones compete, en un contrato podrás aclarar y echar un vistazo a una idea general sobre los parámetros a seguir durante este proyecto teniendo en cuenta los posibles contratiempos y eventualidades que se pueden presentar a lo largo del mismo.

Brinda rumbo a tu presupuesto

Normalmente, en los contratos casi nunca se establece un precio fijo pues este  tendría que estar sujeto a determinados pasos sin derecho a cambio, y la renovación se trata de cambiar conforme el proyecto avance con el fin de llevarlo a su total mejoría. No obstante, puede brindarte un estimado de cuánto podría ser tu presupuesto basándose en los trabajos ya trazados. En este aspecto también se aclaran puntos esenciales como la forma de pago.

Asegura tu garantía

Otro aspecto imprescindible a la hora de cerrar un contrato es establecer un periodo lógico donde se pueda constatar el buen resultado de la obra, y que si en un caso particular algo fuera de lo planeado llegara a ocurrir, como por ejemplo algún desperfecto en la infraestructura de la misma, esta fuese cubierto por la empresa encargada de la reforma si ocurriera en este determinado tiempo de garantía.

Siempre que te preguntes el por qué de un contrato cuando quieras realizar esa reforma integral que tanto deseas, echa un vistazo a estas definiciones que te impulsarán y ayudarán a estar más seguro en el momento de establecer y firmar tus condiciones.

En Reiteman Madrid contamos con 2 años de garantía en las reformas que realizamos, una garantía que aporta confianza a nuestros clientes.

 

reforma de un local

Reformar un local puede suponer un dolor de cabeza si no cumples con todos los trámites y las obligaciones que se derivan de la obra. Uno de estos aspectos a tener en cuenta son las obligaciones fiscales. Por eso es muy importante que te informes muy bien antes de tomar una decisión apresurada. Pero si estás pensando iniciar una obra y no estás seguro de los trámites fiscales que debes seguir, no te preocupes. En este artículo te contaremos como desgravar la reforma de un local.

¿Todas las obras desgravan fiscalmente en la reforma de un local?

Cualquier obra que quieras realizar a tu local comercial te va a desgravar fiscalmente. Aclarado ese punto, lo primero que debes saber es que el desgravamen y que va a depender directamente del tipo de reforma que quieras llevar a cabo. Esto es muy importante que lo tengas totalmente claro para que puedas evitar posibles sanciones o complicaciones innecesarias con tu reforma.

Por ejemplo si se trata de hacer una reparación al local, el importe que se utilizará se va a considerar un gasto corriente que será declarado como cualquier otro gasto generado durante el ejercicio. Para eso, este gasto se debe restar de los ingresos totales para que puedas establecer si esto representó una ganancia o una perdida en tu actividad.

En el caso que no se realice una reparación sino una reforma integral o se añada una parte nueva a tu local, el tratamiento que se le dará es totalmente diferente. En ese caso al requerirse un aporte mayor, el importe no será considerado como un gasto sino como una inversión. Aquí se utiliza el método de Amortización del Inmovilizado que consiste en no desgravar la inversión en el momento en que ocurre, como se hace con un gasto corriente. El importe se va imputando a razón de un porcentaje cada 12 meses.

Cómo saber qué tipo de reforma se llevará cabo

Es de mucha importancia que tengas muy claro sobre qué acciones representan un gasto y cuales son una inversión. Para esto es necesario apoyarse en el Plan General de Contabilidad. Este instrumento establece si los costes de ampliación, mejora o renovación de los bienes del local se pueden incorporar cómo un valor agregado al inmueble si se determina que la obra ha aumentado la vida útil o la productividad del establecimiento.

Así que si tienes pensado reformar tu local, no dudes en consultar con Reiteman Madrid, contamos con una larga experiencia en la reforma de locales y oficinas y te ayudaremos en todo lo que respecta a licencias, permisos y papeleos.

licencia de obra en Ayuntamiento de Madrid

Para poder llevar a cabo una obra o una reforma de viviendas, locales o edificios  en Madrid, es necesario que se realice una declaración responsable ante el ayuntamiento, tal y como se establece en Ordenanza Municipal de Tramitación de Licencias Urbanísticas (OMTLU). Para lograr la autorización se deben realizar una serie de trámites que te detallaremos a continuación.

¿Qué trámites debemos de gestionar en el Ayuntamiento de Madrid?

Infórmate sobre todos los requisitos en la página web del Ayuntamiento

Ingresa al portal oficial del Ayuntamiento de Madrid. Allí encontrarás un sencillo formulario que te orientará sobre el tipo de licencia que realmente necesitas. Así conocerás también la normativa referente al inmueble que se quiere reformar. Por ejemplo, en caso de que la construcción cuente con alguna protección arquitectónica y todos los requisitos y formularios que se deben presentar.

Si vas a necesitar una licencia de ocupación de vía pública, solicítala

Sea cual sea el tipo de obra que vayas a realizar, seguramente necesitarás de un contenedor o saco de escombros. Evidentemente, en ese caso, se estaría ocupando un espacio público durante el servicio de la obra. Por ello debes solicitar una licencia de ocupación de vía pública. Este tipo de licencia, generalmente es una tasa que se debe pagar por cada día de ocupación de la vía. 

Costes de la licencia de obras

El coste de la licencia estará directamente relacionada con el tipo de obra que se vaya a realizar. Esto puede variar, ya que en algunos casos puede ser una cantidad fija, una cantidad variable o una combinación de ambas. Esta cantidad debe ser abonada al solicitar la licencia. Mientras tanto, el impuesto sobre instalaciones, construcciones y obras (ICIO) se cancela después de que haya sido concedida la licencia.

Estudia la posibilidad de contratar a un técnico especializado

El apoyo de un técnico que pueda gestionar la licencia puede ser de gran ayuda. Esto debido a que estos técnicos conocen de pies a cabeza todo el procedimiento, las formalidades y los formularios. Así tendrás la tranquilidad de que el trámite está siendo realizado por un experto.

En resumen, podemos enumerar los requisitos, que deben presentarse, de la siguiente manera:

  • Impreso normalizado de la Comunicación previa
  • Plano de la calle en la que se encuentra el inmueble
  • Una memoria descriptiva de la reforma. Avalada por el técnico correspondiente
  • Croquis del estado actual de las instalaciones y su vista tras la reforma
  • Presupuestos de las obras e instalaciones
  • Autoliquidación de tasas y tributos
Reforma en un local

¿Cuántas veces has pensado en tener tu propio local comercial? Seguramente han sido muchas. Y es probable que ya lo hayas hecho realidad y tengas tu local comercial. Sin embargo hay aspectos que debes revisar antes de abrir tu negocio. Existen aspectos legales y también de decoración que no puedes pasar por alto y por eso en este post te contaremos qué tipo de licencias y reformas son necesarias para reformar un local.

Licencias necesarias para reformar un local

Lo primero que debes tener en cuenta son las normativas vigentes para locales comerciales. Estas normativas se aplicarán dependiendo de la actividad que quieras desarrollar en tu local. Debes dirigirte al Ayuntamiento o Departamento Urbanístico que te corresponda para que obtengas toda la información necesaria. Entre las principales licencias encontramos:

Licencia de apertura y actividad

Es un tipo de licencia municipal obligatoria que certifica el cumplimiento de las condiciones mínimas exigidas por la ley para poder abrir tu local comercial. Este documento es indispensable para poder ejercer cualquier tipo de actividad comercial.

Licencia de obras

Si tu local comercial requiere una obra o reforma para acondicionarlo, debes cumplir con este requisito de forma obligatoria. El local debe ser inspeccionado por un técnico municipal que expedirá una licencia en la que se especificarán las remodelaciones que se deben realizar y luego debe certificar la culminación de los trabajos. Para los trabajos menores, se otorgará una licencia de apertura provisional.

Además de estas licencias, existen otros aspectos legales que se deben considerar dependiendo del tipo de negocio que tengamos. Por ejemplo si queremos abrir un bar o centro de espectáculos, debemos realizar trabajos de insonorización. Esto con la finalidad de evitar ruidos molestos y la llamada contaminación acústica. Si en tu negocio vas a manipular alimentos deberás cumplir con las medidas higiénicas establecidas por ley. Y sea cual sea el área comercial de tu local, debes cumplir con un plan de prevención de incendios, cumpliendo con todos los pasos y requisitos establecidos para tal fin. 

Tipos de obras de necesarias para reformar tu local

 Ventilación: Es un requisito fundamental para abrir un local comercial. Un espacio sin ventilación no será apto para albergar ningún tipo de actividad pública. Por lo que debes plantearte (si es el caso) realizar una reforma que garantice una buena ventilación en tu local.

Reformas por altura: Dependiendo de la actividad que vayas a llevar a cabo dentro del local, deberá cumplir con una altura determinada. El límite de altura puede variar dependiendo del ayuntamiento, pero no debe medir menos de 2,7 metros.

Obras mayores o derribos: Hay momentos en que se quiere dar un vuelco total a la apariencia del local comercial. Para eso se deben realizar obras de gran envergadura que deben cumplir con los requisitos exigidos por la ley para poder llevarse a cabo.

En resumen, podemos decir, que puedes realizar cualquier tipo de obra dentro de tu local comercial, siempre y cuando cumpla con las regulaciones establecidas. Recuerda que al cumplir con estas regulaciones podrás evitar tramites tediosos e innecesarios además de evitar multas y sanciones.

En Reiteman Madrid estamos especializados en la reforma de locales y oficinas. Por ello, si necesitas un presupuesto, no dudes en contactar con nosotros al 685 126 265