Cocinas de obra: Características y Ventajas

En la actualidad, las tendencias modernas y un tanto futuristas han abarcado todo lo relacionado con interiorismo y decoración. Sin embargo, hay quiénes a pesar de los cambios, siguen apostando por el estilo rústico o industrial para sus viviendas. Para esos amantes de lo tradicional, existe una tendencia ideal para ambientar una de las habitaciones más importantes de la vivienda. Se trata de las cocinas de obra, un estilo de cocina de la que queremos hablarte.

Así que continúa leyendo para enterarte de las características y ventajas de tener una cocina de obra en tu vivienda. 

¿Por qué hacer una cocina de obra?

En las cocinas de obras, la mayoría de los elementos están construidos gracias a la reforma de albañilería. En pocas palabras, cocinas construidas a medida en vez de fabricadas. Un estilo procedente de la antigüedad rural, y que hoy sigue siendo tendencia en el inmenso catálogo de diseños para las cocinas actuales. Y es que gracias a su resistencia, diseño, durabilidady demás características que te mencionaremos en el siguiente punto, las cocinas de obra son una de las mejores opciones para agregar a tu vivienda.

Características de una cocina de obra

Al igual que cualquier otro estilo de cocina, las cocinas de obras gozan de algunas características muy peculiares que las diferencian del resto. A continuación te mencionaremos las más destacadas:

Practicidad

En las cocinas de obras, la practicidad suele ser una de sus características más evidentes. Utilizar diseños abiertos y dejar todo “a la vista”, es algo que las convierte en cocinas totalmente prácticas.

Versatilidad

No cabe duda que las cocinas de obra van a la perfección con el estilo rustico, pero no solo con él. Gracias a la facilidad de manejo de sus materiales, pueden tener cualquier forma y adaptarse a otras tendencias como la industrial o minimalista.

Ventajas de hacer una cocina de obra

Además de sus características, que en definitiva lo convierten en un estilo ideal, las cocinas de obra también suponen una gran cantidad de ventajas. En cuanto a materiales, los que más suelen emplearse para su construcción son el micro cemento, el ladrillo y la escayola, aclamados por su durabilidad y sus precios asequibles.

Por otra parte, a diferencia de las cocinas prefabricadas, las cocinas de obras requieren menor tiempo de ejecución. Por último, el diseño elegante y creativo que estas cocinas poseen, añade un valor agregado (y único) al diseño completo de tu vivienda. 

¿Qué elementos tener en cuenta para una cocina de obra? 

Por lo general, empresa de reformas encargada de tu obra son quienes deben estar al tanto de todo lo relacionado con tu cocina. Sin embargo, existen algunos elementos que hay que tener en cuenta para la realización de las cocinas de obras. Aunque se tenga claro que toda la cocina será fabricada a medida, es necesario prestar suma atención a las medidas de los muebles, puesto que se trata de piezas únicas y fundamentales que requieren mucho cuidado.

En cuanto a la decoración, lo ideal es agregar un toque campestre o rural a través de elementos vintage o antiguos, que hagan lucir el espacio como una cocina de obras verdadera. Finalmente, es necesario tener cuidado con el color y los tonos sombríos. Para este estilo, los colores vivos son los más recomendados.

Y tú, ¿ya has pensado cómo hacer tu cocina de obra?

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *