tuberías oxidadas

En la medida en que las tuberías oxidadas de agua, aumenta su nivel de corrosión y desintegración, lo puedes observar cuando abres la llave de tu grifo, y en algunos casos comienza a salir el agua turbia de color marrón. Esto puede ocasionar más adelante una ruptura de las tuberías, lo que generaría grandes costes en reparación y daños en la estética de tus espacios.

Para impedir este tipo de situaciones te recomendamos buscar ayuda preventiva con un fontanero especializado. Así mismo, sigue algunos consejos y métodos para mantener el buen estado de las tuberías.

¿Por qué se oxidan las tuberías de agua?

Las tuberías de agua están elaboradas de diversos materiales que pueden quedar afectadas por la oxidación, por ejemplo, hierro, acero, acero galvanizado, entre otros.

En las tuberías oxidadas ocurre un proceso de corrosión debido al contacto prolongado de los metales con el agua. Durante esta exposición al agua, se realizan enlaces químicos que afectan la integridad del metal, gracias a la presencia de oxígeno y agua.

Así mismo, existen otros factores que contribuyen a que las tuberías se oxiden con mayor rapidez, por ejemplos: los cambios de temperaturas, ya que, el agua caliente tiene efectos más corrosivos que el agua fría. Igualmente, es común que en algunas edificaciones las tuberías de diversos materiales se encuentren en un mismo lugar, afectando y acelerando el desgaste, ocasionado por diversos agentes, como: vibraciones, emisión de calor, corriente eléctrica, entre otros.

¿Qué riesgos existen?

Las tuberías oxidadas no son un elemento determinante para poner en riesgo tu salud, no obstante, lo primero que debes considerar es el tipo de material de cual están hechas las tuberías.

La mayoría de las tuberías de agua están elaboradas con hierro, y el proceso natural de oxidación que ocurre en ellas no representa un problema grave para la salud, más allá de elevar los niveles de hierro en nuestro organismo. Sin embargo, el riesgo está en que las tuberías que se obstruyan o colapsen, causando situaciones que demandarán gastos y trabajos de reparación.

De igual forma, las tuberías oxidadas otorgan un sabor metálico al agua que puede resultar desagradable al gusto, igualmente, el óxido puede dañar tu ropa al utilizar esta agua para el lavado. Así mismo, ese óxido puede manchar algunos de tus elementos del hogar como el lavavajillas, bañera, entre otros.

¿Cómo limpiar las tuberías oxidadas de agua paso a paso?

La limpieza de las tuberías oxidadas dependerá de la magnitud de óxido que posean las mismas, por lo que te recomendamos ampliamente la ayuda de un experto en el área. Es posible que algunas de las tuberías requieran ser sustituidas, pero antes de llegar a este punto te brindaremos una serie de pasos para que inicies su limpieza.

  • Para empezar, ubica un suministro de agua externo a tu casa o edificio, llena algún recipiente y busca residuos de óxidos. Si observas algunas partículas, el problema puede estar en el suministro externo.
  • De ser interno, debes cortar el suministro de agua cerrando la llave principal que alimenta la vivienda.
  • Desenrosca la tubería principal, debes agregar un químico que remueva el óxido. En el mercado existen variedad de ellos, de acuerdo al tipo de tubería.
  • Debes leer atentamente las instrucciones del químico y cumplir los tiempos de espera para que actúe de manera efectiva sin dañarla.
  • Pasado el tiempo, conecta la tubería principal nuevamente, y ábrela con máxima presión. El transito del agua permitirá que el óxido removido salga en su totalidad. Si es posible desmonta las tuberías más afectadas por el óxido y límpialas con un cepillo de cerdas duras para eliminar aún más el óxido.
  • Si parte de la tubería está muy deteriorada u obstruida, es necesaria su sustitución.

Consejos para mantener el estado de las tuberías

La presencia de óxido en las tuberías es indicio de que algo no anda bien, por lo que podemos tomar algunas acciones preventivas para evitar que la situación se agrave. Siguiendo estos consejos:

Personal especializado

En primer lugar, te recomendamos la asesoría de un personal especializado en el área, ya que, por ahorrarte algún dinero puedes agravar la situación.

Atento con el tipo de producto

Así mismo, cuando decides aplicar algún tipo de químico para eliminar el óxido debes estar atento al tipo de producto, ya que, muchas veces se aplican productos de limpieza y destape que dañan aún más las tuberías oxidadas.

Una alternativa distinta: recetas caseras

Algunas personas suelen utilizar recetas caseras para limpiar el óxido, por ejemplo: bicarbonato con limón o vinagre con sal, estas son alternativas muy efectivas cuando está comenzando el proceso de oxidación.

Pintura anticorrosiva

Puedes aplicar pintura anticorrosiva para proteger las tuberías de agentes externos y prolongar su vida útil.

Ánodos galvánicos

Los ánodos galvánicos son un tipo de instalación que se conecta en las tuberías precisamente para protegerlas de la corrosión.

Sin duda que las tuberías oxidadas son una situación que debe llamar tu atención, y más aún cuando las tuberías tienen más de dos décadas funcionando. No obstante, debes tener cuidado de los métodos de mantenimiento y prevención que utilizas.

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *