Pasos para purgar radiadores antiguos

Los radiadores de calefacción son artefactos que vemos en nuestros hogares y emiten calor al ambiente donde se encuentran. Existen diversos tipos de radiadores elaborados con hierro, aluminio y acero. En este post nos concentraremos en conocer ¿Cómo purgar radiadores antiguos? al igual que ya hablamos anteriormente de los diferentes tipos de cubreradiadores.

Estos radiadores antiguos están elaborados con hierro fundido y comenzaron a utilizarse en España entre los años 70 y 80, una ventaja es que mantienen el calor incluso después de apagarlos.

Funcionamiento de los radiadores antiguos

El funcionamiento de los radiadores es muy sencillo, a través de ellos circula agua caliente proveniente de un generador, caldera o bomba de calor, emitiendo calor a la habitación por radiación.

En ciertas épocas del año es imprescindible su uso debido a las bajas temperaturas, por lo que, los radiadores deben estar en óptimas condiciones, sin embargo, es bastante común que tengan aire acumulado en su interior afectando su funcionamiento.

¿Cómo saber si hay aire en su interior?

Esta es una pregunta muy frecuente. Para conocer si hay aire en su interior, basta con tocar el radiador con cuidado, se debe tocar en la parte superior de cada cámara, si se siente caliente en algunos lugares y en otros fríos, significa que probablemente haya aire en su interior.

También es posible oír en ocasiones un goteo en su interior cada vez que se enciende la calefacción, siendo necesario purgar los radiadores.

¿Cómo afecta esto en su funcionamiento?

Cuando no se purga un radiador o se hace incorrectamente, no funcionará al 100%, y el mismo va a requerir un mayor consumo de energía, así mismo, dependiendo de la cantidad de aire en su interior puede quedar inutilizado.

Pasos para purgar radiadores antiguos

Paso 1:

El proceso de purgar un radiador antiguo es muy similar en los modernos, sin embargo, primero debes conocer si se cuenta con un purgador. Este suele ser un aparato o válvula ubicada en la parte superior de radiador. Para ello necesitarás un destornillador o una llave que puedes encontrar en cualquier ferretería.

Paso 2:

Para purgar el radiador la calefacción central debe estar apagada, ya que, esto puede ocasionar que entre más aire al sistema o algún tipo de quemadura por un manejo incorrecto.

Paso 3:

Debes abrir todas las válvulas que se encuentran en la parte inferior del radiador, las cuales suministran agua al mismo. Después abrir el tornillo de purga en sentido contrario a las agujas del reloj con la llave para purgar.

Paso 4:

Deja escapar el aire en su interior, tan pronto comience a salir agua por el tornillo vuelve a colocarlo teniendo cuidado de no dejar ninguna fuga. Así mismo, debes tomar previsiones teniendo algún trapo para limpiar el agua que pueda expulsar el radiador, aunque la misma no debería tener presión. Tal vez sea necesario revisar la caldera y volver a llenarla con agua.

También es importante tener en cuenta ciertos factores, por ejemplo, si el radiador no tiene purgador se recomienda la solicitud de un profesional, ya que, requiere desconectar algunas conexiones, que por su antigüedad pueden dañarse con facilidad. Igualmente, debes conocer el sistema de calefacción de tu hogar, ya que, muchos edificios antiguos tienen un sistema central, donde los radiadores no suelen tener purgadores o se encuentra instalado en los últimos pisos.

Si necesitas asesoramiento o quieres cambiar toda la instalación de calefacción por ser esta muy antigua, en Reiteman Madrid contamos con un equipo altamente cualificado que podrá ayudarte. Pide presupuesto sin compromiso en el 685 126 265.

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *