Cómo tapizar una silla paso a paso

Hablamos de cómo tapizar una silla paso a paso, una gran opción para ahorrar dinero y aprovechar sillas antiguas que ya tengas. Además, se trata de una gran idea para cambiar las sillas de tu salón sin preocuparte de su coste.

Materiales

Para tapizar tus sillas, antes es necesario recopilar una serie de materiales para conseguir los resultados esperados. A continuación, vemos los materiales para tapizar una silla.

  • Tijeras o cuchillo
  • Tela para tapizar
  • Relleno de espuma para la silla
  • Tachuelas
  • Martillo y clavos o grapadora especial
  • Pegamento para madera

Paso a paso para saber cómo tapizar sillas paso a paso

Tapizar una silla es tan sencillo como quitar la tela vieja, cambiar el relleno de la silla y colocar una tela nueva. Pero, como no queremos que te equivoques, a continuación, te lo explicaremos paso a paso de forma mucho más detallada.

Remueve la tela vieja

Antes de tapizar la silla con una tela nueva, es necesario cambiar el relleno de ser necesario y por supuesto, quitar la tela desgastada. Para esto, puede ayudarte unas tijeras o un cuchillo bien afilado. Intenta quitar tanta tela como puedas, para garantizar un resultado más ordenado y óptimo.

Cambia el relleno

Si tu silla es demasiado vieja, es probable que necesite un cambio de relleno urgente. Para esto, es necesario una pieza de espuma del tamaño del asiento de la silla para que la tela quede acolchada. En caso de que el respaldo de la silla también requiera un cambio, necesitarás dos piezas de espuma a medida.

Para pegar el rellano tanto al asiento como al respaldo, bastará un poco de pegamento de madera. Coloca el pegamento en la superficie y luego coloca ambas piezas de espuma, y espera que seque. Procura que no sobre nada de relleno por ningún lado de la silla.

Coloca la tela nueva

Como es de esperar, antes de este paso primero deberás elegir la tela de tu preferencia para tapizar la silla. Es recomendable que la tela que escojas se amolde al resto de la decoración de tu ambiente. Si cuentas con una decoración retro, las telas gruesas como el terciopelo pueden ir muy bien con tu estilo. Por otro lado, si tu estilo es moderno o minimalistas, las telas livianas en colores claros y uniformes van a la perfección.

Una vez hayas elegido la tela nueva, coloca la tela en el área a cubrir y fija el perímetro con la ayuda de clavos pequeños o con una grapadora. A continuación, elimina la cantidad de tela sobrante dejando al menos 5 cm para los bordes. Luego, dobla la tela hacia abajo, de forma que quede escondida por el asiento o el respaldo. Para finalizar, clava todo el borde por debajo con tachuelas.

Y listo, en pocos minutos tendrás una silla completamente nueva sin gastar mucho dinero y te dejamos este post sobre algunas ideas para la decoración del salón que seguro que te interesan.

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *