tipos de suelos para exterior

La decisión de seleccionar un tipo de suelos para exterior muchas veces puede resultar una tarea un tanto complicada debido a las condiciones y el uso al que será sometido. Siempre esperamos conseguir un tipo de suelo que no sufra desgaste, que perdure en el tiempo, que parezca intacto y nuevo, aunque sea sometido a la intemperie y que además cuente con los mejores diseños y acabados.

Ya hablamos con anterioridad sobre una serie de tipos de suelo para terraza pero esta vez vamos a  concentraremos en algunas características, ventajas y desventajas que debemos tener en cuenta a la hora de seleccionar un suelo para el exterior, ya sea para un patio, terraza tipo jardín, con piscina o porche.

Ventajas y desventajas para los diferentes materiales de los suelos para exterior

La exquisitez de la madera

La madera otorga una sensación de estado natural, es uno de los materiales que más se busca por su belleza estética y es antideslizante, ideal para un jardín con piscina.

Así mismo, permite la combinación con otros materiales sin perder su atractivo y exquisitez. La desventaja de los suelos de madera es que, a pesar de ser un material muy resistente, requiere de un mantenimiento continuo.

El versátil composite

Este suelo imita la madera natural de una forma única. Por supuesto cuenta con diseños versátiles y coloridos adaptados al gusto del consumidor. Ideal para cualquier tipo de espacios exteriores.

Entre las ventajas de este material es que no necesita mantenimiento, no se pudre ni se agrieta, está elaborado a base de resinas sintéticas completamente reciclables. La desventaja de este material es que frente a la ruptura de una pieza por un accidente es difícil su restauración y la estética del suelo se verá comprometida.

La originalidad en piedra

El suelo de piedra es uno de los materiales más imponentes por su belleza, tanto en su estado natural como pulida. Es un material de gran durabilidad el cual no necesita mantenimiento. Se recomienda su uso para jardines que cuentan con abundante vegetación. Una desventaja de este tipo suelo es su coste e instalación.

La tradicional cerámica

Uno de los suelos que más se utiliza para el exterior es la cerámica, debido a su gran variedad de diseños, fácil instalación y gran durabilidad.

La cerámica es por tradición uno de los materiales favoritos en reformas, existen varios tipos de este material como la cerámica de barro la cual presenta un acabado menos refinado dando un aire rustico al espacio. Ideal para exteriores amplios tipo patio con jardines y arbustos.

De igual forma, tenemos el gres porcelánico, una cerámica de fácil instalación y limpieza, de poca porosidad y alta resistencia a golpes y ralladura, su impermeabilidad lo hace inmune a los ácidos y manchas.

El exterior de cemento

Los suelos de cemento u hormigón pulido son de un material muy versátil que sirve tanto para interiores como exteriores. Es de fácil instalación y bajo coste. Una desventaja de este suelo es que no tiene un gran impacto visual por su diseño continuo.

Suelos de gres porcelánico

Se trata de la mejor opción dada su resistencia y dureza para el exterior ante cualquier tipo de inclimencia meteorológicas.

Este suelo cuenta con un 3% de absorción inferior lo que le hace ser el suelo para exterior más recomendable puesto que apenas absorbe agua lo que hace que no peligre el hecho de que se resquebraje.

Hay que tener en cuenta que no es el suelo más barato pero sí es la mejor opción para exterior. No olvidemos que a veces lo barato sale caro, y esta es una de esas ocasiones.

Pero debemos debemos de tener en cuenta que a pesar de no ser el más económico, existe la opción de pavimentos de exterior porcelánicos con pasta roja que son mucho más económicos, al contrario que los de pasta blanca.

Estos son los mejores suelos para exterior, sin embargo, es importante que observes con detenimiento las características de cada uno de ellos y elijas el que más se adapte a tus necesidades e intereses.

Suelo para terrazas más recomendado

Como hemos dicho anteriormente, el suelo de gres porcelánico es la mejor opción y durarán mucho más tiempo.

Además, cumple con otra función, la impermeabilización gracias a su baja absorción y al colocarse con sola porcelánica flexible, habrá otra capa de impermeabilización ente la humedad a diferencia de aquellos suelos que se colocan directamente con mortero.

Si necesitas hacer cualquier tipo de reforma parcial o integral de tu casa (incluyéndo el exterior), contacta con Reiteman, Empresa de Reformas Integrales en Madrid y te haremos un presupuesto personalizado.

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *