Antes de realizar una reforma en el hogar se deben tener en cuenta ciertas consideraciones de gran importancia para lograr el mejor resultado posible. Además de saber qué espacio de la vivienda se quiere modificar y cuál es el resultado final que se desea con la reforma, también debemos tener claro el presupuesto del que vamos a disponer y algo no menos importante es el tiempo de duración que tomará la reforma, por lo que debe quedar escrito en el contrato, junto a las penalizaciones que se impondrán de no respetarse el mismo.

Tiempo de duración de una reforma

En el momento de realizar este tipo de obras nuestros clientes se hacen muchas preguntas, una de las más frecuentes es el tiempo de duración. Los expertos indican, que las obras serán culminadas dependiendo del tipo de reforma a realizar.

Reforma parcial: implica cambios en ciertos espacios del hogar como cocina, baños y pisos. El tiempo exacto de la duración es muy difícil de establecer debido a los diversos factores que pueden estar presentes, como por ejemplo, el tamaño de la superficie, las condiciones de cómo se encuentre ese espacio, si los cambios son por una filtración de agua, entre otras cosas. No obstante los expertos indican que el promedio de tiempo de duración de este tipo de reformas es de aproximadamente un mes.

Reformas integrales: la reforma integral como su nombre indica es la que abarca toda la vivienda o al menos la gran mayoría de esta. Predecir el tiempo de duración de una reforma integral es todavía más difícil de lograr que en una reforma parcial ya que son más los factores que pueden variar este tiempo. Pero hablando en términos generales, de una obra “común”, en un piso de unos 60 a 120 mts2, los tiempos oscilan entre 3 y 8 meses.

Penalizaciones que pueden existir si no se cumplen los tiempos previstos

Cuando contratamos una empresa para que lleve a cabo una reforma en nuestra vivienda, lo hacemos porque se supone que son personas con los conocimientos y experiencias necesarios en el área. Por este motivo, una vez se les plantea el tipo de reforma a realizar y que ellos hayan realizado sus estudios previos, se debe dejar muy claro la fecha tope para la entrega de la obra, la cual es de mutuo acuerdo entre las partes.

Una compañía experta en la materia debe presentar su proyecto e indicar el tiempo de duración para que en el momento de firmar el contrato esta cláusula se plasme allí, con sanciones bien definidas en caso de irrespetarse ese previo acuerdo.

De acuerdo al artículos 1.100 y 1.124 del Código Civil al darse la demora del constructor (excluyendo circunstancias fortuitas), este se hace responsable de cualquier daño o perjuicio causado, intereses moratorios, transmisión de riesgos, entre otros. Normalmente al incumplir la fecha límite para la entrega de la obra, se reduce del pago total un porcentaje por cada semana que pase. Esto debe estar bien definido en el contrato inicial.

Por último, es importante mencionar que el contratante no tiene la obligación de demostrar ante las autoridades el por qué del retraso de la empresa contratada, basta con mostrar el contrato en donde exista la cláusula de fecha límite para entrega de la reforma.

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *