Tipos de cubreradiadores

Los cubreradiadores son de gran utilidad para cualquier hogar, además de ahorrar espacio y agregarle un toque decorativo al ambiente. Por estas razones, es importante considerar ciertos aspectos que van más allá del precio, antes de tomar una decisión. Por esto, en el siguiente post hemos preparado una pequeña y sencilla guía de compra que te ayudará a conocer los diferentes tipos de cubreradiadores, para saber cuál elegir.

¿Cuál es el mejor cubreradiador del mercado?

Como bien hemos mencionado, más allá del precio, existen diferentes puntos claves que debes tener presente el el momento de comprar tu cubreradiador.

  • Diseño: el objetivo general del cubreradiador es ocultar el radiador de pared, y que a su vez estos pasen desapercibidos y combinen con el resto de la casa. Elige un diseño moderno o clásico, que cubra bien la pared y que también logre ahorrar espacio.
  • Color: en su gran mayoría, estos artículos vienen en diferentes colores. Puedes combinarlo con el resto del mobiliario y nadie notará la existencia de un radiador en tu estancia.
  • Materiales: existen diferentes materiales de fabricación para cubreradiadores, que van desde la madera maciza, el PCV, la melanina, el cristal, el metal hasta tela. Cada uno posee grandes ventajas en cuanto a conducción de calor se refiere.
  • Tamaño: en el mercado es posible encontrar cubreradiadores de diferentes tamaños adaptables a tu radiador. Sin embargo, debes tener en cuenta que haya un espacio por donde pase el aire caliente, además de conservar un modelo que se adapte al tamaño de la casa.

Tipos de cubreradiadores

Ahora bien, ya que sabes cuales son los puntos claves para comprar el cubreradiador ideal, es momento de pasar a los tipos que puedes conseguir en el mercado.

  • Modernos: perfectos para los más atrevidos, y además muy prácticos puesto que algunos funcionan como mesa o estantería. 
  • Blancos: uno de los tipos más clásicos y los que más suelen ser comprados, puesto que el color blanco combina con todo. 
  • Madera: atractivos y agradables a la vista, así son los cubraradiadores de madera que convierten a la habitación en un ambiente rústico.
  • De forja: un tipo poco común a pesar de ser bastante exclusivos, no poseen mucha variedad, pero si dan un aire de clase y buen gusto.
  • Con cajones: instala cajoneras justo encima de los radiadores, y le sumarás mucha más utilidad a tu cubreradiador.

La decisión final va a depender del espacio que dispongas para la instalación del cubreradiador y de la decoración de la habitación. Utiliza esta guía de compra y tips para ayudarte con esta tarea.

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *