Una desgravación no es más que una deducción parcial o total del impuesto sobre ciertas cosas. A la hora de realizar una reforma, una de las primeras dudas que surgen es si es posible proceder a desgravar la misma en la declaración de la renta. De ser esto posible, ¿cómo hacerlo?

Ya te contamos cómo desgravar la reforma de tu local. A continuación, cuatro tipos de reformas en tu casa, con las que puedes desgravarte en la declaración de la renta. 

Fines ecológicos

Algunas obras pueden beneficiar al medio ambiente, la eficiencia energética y contribuir al uso de energías renovables. Este tipo de trabajos son vulnerables a las desgravaciones en la declaración de la renta, como por ejemplo: la instalación de paneles solares, envolvente térmica para edificios o las dobles ventanas.

Las mejoras que no tengan nada que ver con algún tipo de ayuda ecológica, sino que sean simplemente decorativas, no serán candidatas a desgravar.

Seguridad y estructura 

Para puntos específicos donde la reforma sea realmente necesaria, vuelve a escena esta rebaja, pues se trata de una ayuda al fortalecimiento de áreas en la construcción que pueden llegar a ser nocivas para la seguridad de las personas. Cimientos, muros y pilares son esos lugares delicados en las construcciones; así como las instalaciones eléctricas, de agua y de gas, que también cuentan como factores que permiten la habitabilidad.

Accesibilidad

Otro aspecto que cuenta con ventajas fiscales, son todas aquellas obras con el propósito de mejorar la accesibilidad a la vivienda -de quienes tengan alguna discapacidad, o que por su avanzada edad les sea difícil acceder a ella-. Las rampas, ascensores o dispositivos especiales para la mejora de la accesibilidad dentro o fuera de la vivienda, se pueden desgravar, siempre y cuando sea con un propósito válido.

Comunicaciones

Por último, otra opción a desgravar son todas aquellas instalaciones que tienen que ver con el área de las telecomunicaciones, principalmente el acceso a Internet. Supone un factor primordial en las reformas.

Aunque, si bien es cierto que las desgravaciones no cubren todos nuestros gastos y no aligeran totalmente el peso del presupuesto de una reforma, suponen un gasto total menor. Así que, si tienes alguna duda sobre desgravaciones en lo que a la declaración de la renta se refiere, te invitamos a informarte un poco más a fondo y elegir convenientemente el presupuesto que mas se adapte a ti, con beneficios fiscales.

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *