duchas de obra

A diario son más y más las nuevas tendencias de decoración de interiores disponibles en el mercado. En el caso del cuarto de baño, cada vez es más frecuente sustituir la bañera por una ducha, y no cualquier ducha, si no una ducha de obra.

Y es que esta tendencia se ha vuelto una de las mejores y más utilizadas opciones para el baño. Así que, si estás pensando en reformar tu baño, es posible que quieras conocer las ventajas e inconvenientes de las duchas de obra.

Ventajas de hacer duchas de obra

Es probable que ya estés convencido de instalar una ducha y cambiar tu aburrida y demasiada tradicional bañera.  Pero, ¿por qué realizar una obra? ¿Cuáles son los beneficios esta reforma en el baño? A continuación, te dejamos algunas de sus ventajas para terminar de aclarar tus dudas.

Variedad en diseños

Aunque parezca mentira, lo cierto es que los diseños de duchas de obra son ilimitados. Puesto que, gracias a su sistema de construcción personalizable, permite crear un sinfín de alternativas adaptadas a las preferencias de cada uno.

Ahorro del espacio

Al igual que con los diseños, las duchas de obra al ser hechas a medida permiten ajustarse a las necesidades de espacio del usuario. Un punto a favor de este tipo de duchas, en especial, para estancias con baños pequeños.

Versatilidad

La versatilidad que ofrece una ducha de obra permite crear infinidad de posibilidades. Podrás crear escalones, niveles dentro del espacio, muros e incluso, una ducha al ras del suelo.

Inconvenientes

En cuanto a los inconvenientes en la instalación de una ducha de obra hay dos aspectos importantes a tener en cuenta en el momento de realizar la obra.

  • Problemas imprevistos: es normal que las obras puedan suponer ciertos imprevistos. En el caso de las duchas de obra, problemas como la humedad, la mala ejecución y los inconvenientes de estructura pueden acarrear ciertos imprevistos en relación a la obra.
  • Retrasos: es importante tener presente durante la obra que la fecha de finalización de la misma puede variar. Y es que algunos imprevistos como los ya mencionado, pueden comprometer la duración de la obra. Recordar esto te ahorrará algún que otro dolor de cabeza.

Ideas

En definitiva, las duchas de obra son una opción ideal con muchas ventajas y pocos inconvenientes en su instalación. Por tanto, es probable que ya no te quede ninguna duda sobre su instalación en tu cuarto de baño. No obstante, antes de finalizar no podemos irnos sin antes darte unas cuentas ideas para tu ducha de obra.

Ducha de obra minimalista

¿Alguna vez has escuchado la frase “menos es más”? Si la respuesta es sí, seguramente sabrás lo bien que va esta filosofía con el estilo de interiores, en especial, del baño. Al elegir este estilo para tu ducha de obra, solo necesitarás llenar tu espacio de elementos clave para hacer esta zona algo único.

Acompáñate de los materiales más populares de esta tendencia como, la piedra, mármol o azulejos y elige complementos pequeños pero únicos y llamativos como un florero, cuadro o espejo

Duchas de obra vintage

Para este estilo, los accesorios de segunda mano pueden convertirse en tus mejores aliados. Así es, puesto que los elementos “antiguos” pueden aportarte ese toque de estar en otra época que tu baño y ducha tanto necesitan.

Duchas de obra en cabina 

Ahora bien, ya tienes en mente cual podría ser una buena idea para un espacio pequeño con el estilo minimalista y un espacio regular con el estilo vintage. Sin embargo, con un espacio amplio son tantas las ideas que podemos realizar que a veces podemos tardar demasiado en dar con lo indicado.

Una buena idea que puede funcionar es crear tu propia cabina de ducha de obra en medio de tu baño. Siempre y cuando cuentes con el espacio, esta elección quedará increíble y además le dará un toque de protagonismo extra a tu ducha. 

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *