Reformas Integrales y Parciales.
Llámenos al 685 126 265 ó déjenos su teléfono y le llamamos. Solicite HOY su descuento.
Errores comunes a evitar en una reforma integral

Errores comunes que debes evitar en tu proyecto de reforma integral en Madrid

Cometer errores en la reforma integral de una casa puede ser una de las experiencias más complicadas a las que enfrentarnos. La toma de decisiones constante, la aparición de inconvenientes que no estaban previstos, conseguir un buen entendimiento con el encargado del proyecto…

Todos estos factores suponen un estrés añadido a la propia reforma, que requiere un trabajo previo meticuloso y organizado. Y aun así es muy común cometer errores. No obstante, con una buena planificación es posible evitar problemas posteriores.

En Reiteman somos especialistas en reformas integrales en Madrid, así que en este post vamos a hablar de algunos errores comunes en proyectos de reformas y cómo prevenirlos.

6 errores comunes en la reforma integral de una vivienda

1. No trabajar bien el presupuesto previamente 

El primer error que pueden cometer las personas que se enfrentan a una reforma o renovación es no presupuestar.

Los presupuestos inexactos, cuando se incurre en la falta de precisión en la estimación de los costes, puede resultar en gastos imprevistos y desviaciones significativas del presupuesto considerado inicialmente.

Hay que calcular cuánto se puede gastar, desglosar el presupuesto por partidas, solicitar presupuestos a diferentes expertos y elegir la opción que más se ajuste a nuestras necesidades.

A la hora de solicitar varios presupuestos antes de decantarnos por uno para llevar a cabo nuestra reforma integral, es importante guiarnos por referencias y trabajos previos, aunque el aspecto económico también influya en la decisión final.

2. No trabajar sobre un diseño y no establecer objetivos

La mejor forma de visualizar los resultados de una reforma integral es mediante un diseño. Un error muy común es no comprobar el resultado final en el plano. Y no solo a la hora de modificar la distribución, también al valorar la disposición de los muebles, el tamaño de cada estancia, los espacios libres, etc.

En esta línea, es fundamental, en función del presupuesto del que dispongamos, definir y establecer los objetivos que se quieren alcanzar con el proyecto de reforma. Por ejemplo, hay quienes quieren reformar una vivienda para posteriormente venderla, pero también hay quienes quieren reformar la casa para hacerla a su gusto y poder vivir cómodamente en ella. Por tanto, debemos tener claro qué queremos antes de empezar.

Diseño y plano de una reforma integral para evitar cometer errores

3. No considerar imprevistos o contingencias

La falta de planificación para contingencias también es un error en una reforma integral. Para evitarlo, es importante reservar un margen en el presupuesto y en el calendario del proyecto.

Puede ocurrir que aparezcan problemas estructurales, que surja la necesidad de cambiar el diseño o que nos hayamos equivocado en algún punto. Este tipo de imprevistos son muy comunes en las reformas, y pueden aumentar los costes y retrasar el calendario si no se gestionan adecuadamente.

Es aconsejable que, al considerar los cambios, detallemos la cuantía económica para ese tipo de gastos inesperados.

4. Priorizar la estética sobre la funcionalidad

Otro de los errores más comunes en las reformas es dejarse llevar por la estética de los acabados que vemos en revistas o páginas web de decoración y no pensar en su practicidad. Es verdad que algunos pueden resultar bonitos y elegantes, pero ¿son prácticos para nuestra vida diaria?

A la hora de planificar la reforma tenemos que ser conscientes de las necesidades que tenemos en nuestra casa. Por ejemplo, puede que a nivel estético nos guste una cocina con isla, pero eso hace que perdamos metros en el salón, que es la estancia más utilizada por la familia.

Es por este motivo por lo que se debe priorizar la practicidad frente a la belleza. Para ello bastaría con hacer un pequeño análisis de cómo es nuestra vida y hábitos dentro del hogar y cómo queremos que sea en los próximos años, y basándonos en eso tomar decisiones que conviertan nuestro hogar en el espacio ideal para el día a día.

5. No estar dispuesto a aceptar cambios durante el proceso de la reforma

Cuando nos metemos en el proceso de realizar una reforma integral hay dos cosas que hay que tener siempre en cuenta: que no todo va a ser exactamente como habíamos planeado y que es muy probable que existan variaciones en el presupuesto y en el calendario, como ya hemos comentado.

En estos casos debemos dejarnos aconsejar por los profesionales, ya que son expertos que han trabajado en multitud de reformas, mientras que seguramente para nosotros sea la primera. Por eso debemos ser flexibles y comprender que lo acordado inicialmente puede ser orientativo en algunas circunstancias.

Aquí la comunicación efectiva es esencial para el éxito de cualquier proyecto de reforma integral. Solo así evitaremos malentendidos, errores y retrasos en la ejecución.

Proceso de una reforma integral

6. No seleccionar los materiales adecuados

Como se puede apreciar, una reforma conlleva un gran trabajo y un proceso largo, y se hace con la idea de que se mantenga mucho tiempo. No queremos hacer la obra y tener que cambiar los materiales dentro de unos pocos años, lo cual supondría uno de los mayores errores en una reforma integral.

Cada casa es diferente, así que, en función de sus características, se deben elegir específicamente los materiales más ajustados a nuestras necesidades y que encajen mejor en cada habitación.

Por ejemplo, para los suelos es conveniente utilizar materiales duraderos que permanezcan en buen estado durante un largo periodo de tiempo, para la cocina es mejor optar por materiales resistentes y que se limpien fácilmente, y así con cada estancia del hogar.

¿Cómo evitar los errores más comunes al hacer una reforma integral?

  • Establecer un presupuesto realista que tenga en cuenta todos los costes potenciales, incluidos los materiales, la mano de obra y cualquier imprevisto que pueda surgir.
  • Realizar una investigación exhaustiva y planificar todos los detalles del proyecto de reforma.
  • Contratar a profesionales calificados y de confianza, revisar su historial de trabajo y solicitar referencias de clientes anteriores.
  • Trabajar en una comunicación clara con todos los involucrados y mantener a todas las partes informadas sobre el progreso del proyecto.
  • Realizar inspecciones y un seguimiento regular durante el proceso de reforma para garantizar que todo avance según lo planeado.

En Reiteman tenemos más de 30 años de experiencia realizando reformas integrales, y somos conscientes de la inversión tanto de dinero como de esfuerzo que supone involucrarse en un proyecto así. Por eso te ofrecemos la posibilidad de solicitar presupuesto de manera gratuita y sin ningún compromiso.

Comentarios

Contacto