Extractor de cocina

La presentación de un plato delicado y aromático muchas veces lleva un proceso de cocción no tan agradable donde abundan los olores y el calor, no obstante, el extractor de cocina ofrece una excelente alternativa para disminuir la cantidad de gases y hacer del arte de cocinar una experiencia más placentera.

Del mismo modo, es importante que antes de tomar una decisión apresurada tengas toda la información necesaria que te ayude a elegir el mejor extractor para tu cocina, con el tipo de ventilación adecuada, el uso diario, capacidad de extracción y consumo eléctrico ajustado a tus necesidades.

En la actualidad existe una gran variedad de diseños y estilo para techos y paredes. Veamos las características principales de este fabuloso elemento de nuestra cocina.

Evaluar el funcionamiento del extractor de cocina

Primeramente, los extractores de cocina funcionan extrayendo los vapores y olores que se generan en este espacio, con la finalidad de controlar el exceso de calor y la humedad.

Están compuestos por hojas de acero y aluminio resistentes a los cambios frecuentes de temperatura. Sin una ventilación adecuada la cocina estará llena de humo y un calor excesivo, lo que afectará no solo algunos platos, sino que causará el deterioro constante a todos los muebles e instrumentos que allí se encuentren. 

Tipos de extractor de cocina

Entre los extractores de cocina se destacan dos tipos, los de succión y recirculación:

Extractor de succión: Succiona el humo, olores y otros gases que son enviados a través de un tubo hacia el exterior, la ventaja de este tipo de extractores es que elimina con mayor eficiencia los gases de la cocina.

Extractor de recirculación: Funciona con un sistema de filtrado que extrae el aire purificando el mismo para ser reciclado otra vez en el ambiente de la cocina. La ventaja de este tipo de extractores es que son de fácil instalación y no requieren de ninguna perforación para expulsar el aire. Sin embargo, necesitarán el cambio de filtro para un funcionamiento eficaz.

Otros extractores son los de pared o muro, no solo se usan en cocina sino también en cualquier otro espacio que se quieras ventilar. Su función principal es extraer el aire caliente, para ser dirigido a una zona exterior manteniendo una temperatura adecuada en el interior. También es utilizado en la mayoría de los casos, como complemento de otros extractores en la cocina.

¿Cómo seleccionar el extractor de la cocina?

A parte de valorar el objetivo que querámos conseguir y que hemos mencionado en el punto anterior, hay otro elemento importante a tener en cuenta que son las medidas de nuestra cocina y el largo y ancho de la placa de cocción, ya que, la medida mínima del extractor debe adaptarse a la placa.

Capacidad de extracción

Cuanta más potencia posea el motor mayor será su capacidad de extracción, por lo que también será mayor el consumo eléctrico. Para este caso se recomienda utilizar en función de los alimentos a cocinar, cuando estos producen grasas regular el motor a su máxima potencia. Si se desea extraer los vapores de agua, utilizar a su mínima potencia.

Un extractor de cocina no solo mantiene el espacio con un ambiente adecuado, sin olores, humo o vapor de grasa que tanto ensucia nuestra cocina, sino que también nos brinda la oportunidad de presentar un estilo único en nuestros espacios donde se destacan la limpieza y la pulcritud.

Cada vez más, se tiende a crear cocinas abiertas que aportan una amplitud y estética diferentes, por lo tanto, es muy importante que en estos casos optes por un extractor potente que evite que los olores se mantengan por toda la casa y por esta misma razón, se han vuelto un elemento estético también en tu casa.

Cuéntanos qué tipo de extrator de cocina necesitas. En Reiteman valoraremos lo que buscan y te ofreceremos la mejor opción y que aúna función y estética.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *