falso techo

El falso techo se coloca debajo del techo original de un espacio determinado, y es una de las mejores alternativas para ocultar imperfecciones. Sus ventajas son muchísimas, y a pesar de que existan diferentes tipos, solo es posible escoger uno. Es por eso, que en el siguiente post te ayudaremos a conocer cómo elegir un falso techo y por qué.

Por qué poner un falso techo

Estilo y funcionalidad, dos características que definen a la perfección los falsos techos. Y es que además, de los increíbles diseños y elementos estéticos que proporcionan a un espacio ofrecen numerosas ventajas. Para empezar, gracias a la segunda capa de cubierta que crean, funcionan como excelentes aislantes térmicos y acústicos, además de servir como barrera contra el fuego.

Son resistentes a la humedad y a posibles impactos, al mismo tiempo que pueden repararse con gran facilidad. Por si fuera poco, su instalación también es pan comido y su estética sirve como un elemento decorativo para casi cualquier estilo. 

Cómo elegirlo

Elegir un falso techo que se adapte a tus necesidades no es algo tan complejo; sin embargo, es importante que tengas en cuenta algunas cualidades que no pueden faltar. Por ejemplo, su flexibilidad o en otras palabras, que sea fácil de modificar o desmontar, además de adaptable a cualquier forma. Que cuente con corrección acústica, para mejorar así la calidad de la escucha así como el nivel sonoro en caso de un ambiente ruidoso. Además, el nivel de aislamiento requerido, el tamaño de la superficie y la decoración también son otros aspectos importantes a tener en cuenta.

Si tienes una superficie superior a los 30 metros cuadrados, y requieres un nivel de aislamiento térmico o acústico, el yeso laminado ofrece mayor resistencia a la incorporación de materiales aislantes, así como a los fuertes movimientos estructurales. Mientras que, si buscas un techo mucho más funcional y de fácil acceso los techos desmontables o registrables de diferentes materiales (madera, metal, cartón, escayola, yeso), son la mejor opción. Sin embargo, si lo que buscas es estilo y además, ahorro, la escayola es el material más económico y el más adaptable a diferentes proyectos.

Oficinas, hospitales, locales y una gran cantidad de viviendas particulares ya usan falsos techos. Así que no esperes más, y súmate a esta increíble tendencia de estilo y funcionalidad para tu vivienda. Si necesitas un presupuesto, no dudes en contactar con nosotros sin compromiso, somos una empresa de reformas integrales en Madrid

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *