En la reforma del baño hay muchos aspectos a estudiar en lo que se refiere al diseño y la decoración. Los modelos de las piezas de baño, la ducha… pero, ¿te has preguntado qué tipo de azulejo vas a utilizar para el revestimiento?

Si estás evaluando la opción del gresite, aclarar que es un gran material para usar en este espacio, ofrece muchas ventajas, y en decoración resulta excelente gracias a la variedad de diseños disponibles.

¿Qué es el gresite?

Tal vez el gresite te recuerde a la piscina, pero también lo podemos encontrar en lugares como el baño o la cocina.

El gresite es un material versátil con infinidad de ventajas, puede ser colocado tanto en el suelo como en las paredes y hay una gran variedad de modelos: lisos, tipo niebla, en varios colores y también antideslizantes.

¿De qué material está elaborado el gresite?

El gresite está elaborado con materiales vítreos que se funden a altas temperaturas produciendo un azulejo de excelente calidad e impermeable. Su nombre proviene del azulejo de gres, pero presentado en un pequeño formato.

El tamaño de cada azulejo es de alrededor de 2 x 2 cm, por lo que son pegados en mallas o teselas para obtener un tamaño estándar de 30 x 30 cm. Sin embargo, para lugares de grandes dimensiones como la piscina también se puede encontrar el formato 40 x 40 cm.

¿Por qué el gresite es un gran material para el baño?

  1. Es muy resistente, no solo al agua, sino también a los cambios de temperatura y al uso de químicos.
  2. Repele la humedad de los espacios, por eso es ideal para el baño.
  3. Se logra una decoración elegante y con mucho estilo. El gresite permite hacer combinaciones originales para lograr espacios modernos e innovadores.
  4. Es totalmente seguro. Todas las terminaciones del gresite son redondeadas, lo que lo hace muy seguro tanto para el profesional que los instala, como para las personas que hagan uso de la estancia.
  5. Puede instalarse sobre una superficie alicatada sin la necesidad de quitarla, lo cual permite un ahorro de dinero, tiempo y esfuerzo.
  6. Su mantenimiento sencillo y la limpieza se realiza con facilidad.
  7. El gresite es la solución perfecta para un baño pequeño, ya que logra ampliar visualmente el espacio.
  8. El modelo antideslizante es perfecto para la ducha.

¿Cómo se realiza la instalación?

El gresite es un material sin complicaciones en su instalación. Sin embargo, la dificultad se presenta en lograr que las líneas se mantengan rectas y no se distorsionen a medida que se instala. También es necesario tener en cuenta que la superficie debe estar totalmente plana y nivelada.

Se recomienda que lo realice un experto, que puede asesorarte en el caso concreto de tu baño y te ofrezca las mejores opciones de acuerdo a tus necesidades. En REITEMAN te ayudamos a conseguir un espacio moderno, elegante y original mediante la instalación de gresite en tu cuarto de baño.

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *