Antiguamente la grifería negra no era algo muy habitual, pero en la actualidad ha mostrado un crecimiento acelerado, diciendo adiós a los acabados metalizados y cromados. Su contraste con colores claros aporta un efecto visual muy atractivo, aunque también combina a la perfección con colores intensos.

La grifería negra es la protagonista principal en tus estancias, ofreciendo una decoración diferente, original y muy elegante, así mismo, presenta ese toque entre lo clásico y lo moderno. Si estás pensando realizar algún tipo de reforma en tu baño o cocina, la tonalidad negra puede ser una excelente opción. Aquí te veremos algunas razones por las cuales debes escogerla, logrando así una transformación muy original en tus espacios.

¿Por qué escogerla?

Una pieza de grifería negra, además de cumplir con su función para la cual fue diseñada, también juega un papel fundamental en la decoración, aportándote muchas razones para su elección, aquí te presentamos algunas de ellas:

Perfecta para un estilo minimalista

Las paredes blancas y una grifería negra en acabado mate, es una excelente opción para los amantes de un estilo minimalista o escandinavo.

Contraste único

Su estilo ampliamente estético, permite incluir contrastes maravillosos de gran dinamismo, empleando colores claros o fuertes. Por ejemplo, atrévete y acompaña tu grifería negra con la instalación de mosaicos en color blanco y negro con líneas y estampados geométricos, los cuales resultan muy atractivos.

Fácil mantenimiento

La grifería negra facilita una limpieza sencilla durante los trabajos de mantenimiento. Eso sí, lo recomendamos para zonas donde el agua no tenga mucha cal, como es el caso de Madrid.

Un sello de elegancia

Sin duda, una grifería negra transmite un sello de elegancia y distinción, es vital comprender que desde el punto de vista estético en ocasiones el lujo está en los detalles.

Fácil de combinar

El color negro se integra fácilmente a cualquier estilo decorativo, igualmente, se puede combinar con algún objeto o mueble del mismo color para lograr un efecto visual muy interesante.

Tipos de grifería negra

Existen nuevas piezas en grifería de color negro que te sorprenderán, casi todos los modelos con acabados tradicionales. Por ello, dividimos entre dos grandes tipos de grifería, con referencia a la estancia donde se ubican.

Grifería negra para el baño

Es más habitual encontrar una grifería de color negro para el baño, más que cualquier otro espacio de la casa, dándote la oportunidad de mezclar diversos accesorios de una forma exitosa.

De ahí que puedas optar por un bonito grifo monomando para el lavabo o un grifo mezclador color negro mate en acero inoxidable, acompañado de una clásica llave bimando para tu ducha o bañera. Te recomendamos incluir en la decoración unos azulejos de un tono turquesa brillante para conseguir un efecto encantador.

Grifería negra para la cocina

El efecto visual de una grifería negra es tan poderoso que cada vez aumenta más el número de clientes que optan por esta alternativa en la cocina. Para esta estancia puedes encontrar grifos monomando, bimando, de caño alto, extraíble, entre otros. Su estética permite una limpieza más sencilla, abriendo también la posibilidad de incluir algún mobiliario que combine con cada una de estas piezas.

Nunca subestimes el poder de un grifo negro, logra un espacio completamente diferente abriendo la posibilidad de ir realizando reformas o modificaciones que se adapten a tus gustos y espacios.  

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *