Salón nórdico low cost

Si quieres decorar tu salón con un estilo nórdico y no dispones de un presupuesto amplio para lograrlo, hoy te vamos a mostrar unas ideas fantásticas para que logres un salón nórdico low cost.

Un punto a favor del estilo nórdico es que puedes incorporar elementos que no pasan de moda.

6 tendencias para un salón nórdico low cost

Cortina clara para exaltar la luz

En primer lugar, el estilo nórdico resalta la luz y las cortinas que desees emplear deben ser claras, ligeras y de tela suave que permitan el paso constante de la claridad. Las cortinas son elementos que no generan costes elevados y cambian de manera radical la decoración.

Paredes en tonos claros

El estilo nórdico incorpora las tonalidades claras en muchos de los elementos de decoración y las paredes no escapan de ello. Por ello, el color blanco es el gran protagonista.

Se pueden combinar colores como el blanco, beige y gris para lograr un estilo perfecto así mismo, se puede incorporar el color negro (sin excesos) para dar un toque original y atrevido que exalte este estilo. No te pierdas 5 pasos para elegir colores para pintar.

Detalles en madera

La madera es otro material característico del estilo nórdico, una opción es incorporar mesas de centro, poltronas o algún elemento de madera. Del mismo modo, puedes restaurar algún mueble viejo dándole vida con barniz para lograr una decoración magnifica.

Sin embargo, también puedes incorporar detalles en madera como candelabros, portarretratos con fotografías en blanco y negro u otro elemento en este material. Son detalles que no implican un gasto excesivo y aportan calidez a tu hogar.

Complementos textiles

En la decoración con estilo nórdico no pueden faltar los cojines, alfombras y tapicerías. Estos elementos le dan ese toque mágico que no puede faltar en tu salón. Los materiales más utilizados son la lana, el algodón y el lino. Las texturas naturales gruesas son un símbolo único del estilo nórdico.

Los colores perfectos para estos complementos textiles son azules y grises en todas sus tonalidades. Aunque, los tonos claros son lo más simbólicos para el estilo nórdico.

Mezcla de materiales

En el estilo nórdico puedes incorporar una mezcla de materiales creando un ambiente verdaderamente acogedor y muy original. Un ejemplo de esta mezcla puede ser muebles vintage con elementos industriales y madera.

Sin invertir mucho dinero ni realizar grandes cambios en los objetos que ya tienes en tu salón puedes lograr un estilo nórdico perfecto. Si tienes una mesa con base de madera y estructura de soporte metálica la puedes recuperar e incorporar a tu salón.

Menos, es más

El estilo nórdico se complementa muy bien con el minimalismo. La claridad, la abundancia del color blanco en todos los elementos y la incorporación de la madera con pocos objetos es el sello de distinción de este estilo.

Coloca en tu salón solo los elementos necesarios sin recargar con objetos, así lograrás un estilo nórdico perfecto sin invertir grandes cantidades de dinero. Con estas ideas para un salón nórdico low cost lograrás un espacio único, acogedor y muy cálido.

Donde la sencillez y la sobriedad serán las protagonistas para enaltecer tu salón. Atrévete a cambiar tus espacios con creatividad combinando diferentes elementos y texturas. 

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *