Si estamos construyendo o reformando el baño de nuestra casa es importante tener en cuenta ciertos aspectos. Desde los más generales como por ejemplo el flujo del agua hasta algo más a detalle como el coste de la instalación, la conductividad térmica y la resistencia al tiempo. Existen dos tipos de materiales de fabricación de las tuberías: de plástico y de metal los cuales se dividen en sub-categorías dependiendo de sus diferentes usos; sin embargo, resaltaremos las más comunes a la hora de elegirlas para tu vivienda.

Tuberías de plástico

Si estás buscando que tu tubería sea fácil y ligera de transportar para instalarla, las tuberías hechas de plástico son las indicadas para ti. Ya que además son bastante flexibles, poseen una gran durabilidad y resistencia al contacto con químicos fuertes que puedan alterar el material. Poseen menor nivel de conductividad térmica que las de metal pero de igual forma tienen un significativo poder aislante.

Las sub-categorías de este material se clasifican según sus diversos fines.

PCV son especiales para transportar agua a alta presión en lugar de agua caliente, esto podría traer consecuencias ya que es un material inflamable.

CPCV sirve para el transporte de agua fría y caliente.

PEX son capaces de resistir temperaturas bastante elevadas.

Polipipe especial para edificios, es capaz de transportar agua a una muy alta presión.

Tuberías de metal   

Existen cuatro metales empleados en la fabricación de este metal los cuales de igual forma se dividen de acuerdo a su determinada tarea

Cobre se podría considerar el preferido de las casas y al mismo tiempo de su baño ya que, requiere poco mantenimiento, es flexible y fácil de instalar.

Acero  es pesado y poco duradero, especial para el suministro de gas.

Acero inoxidable es la más costosa entre todas gracias a su poderosa resistencia a la sal, es perfecta para las construcciones cercanas a este mineral.

Acero Galvanizado especiales para construcciones industriales pero que también puedes encontrar en viviendas.

Recuerda consultar a un profesional si necesitas más ayuda aparte de estos conceptos y características básicas y mantente siempre alerta con las señales de posibles peligros alrededor de tus tuberías. Sea cual sea tu decisión, a la hora de elegir la tubería para tu baño ten en cuenta esta guía práctica para saber diferenciar y poder tomar la mejor opción, por su precio, calidad y fin.

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *