La decoración de nuestro hogar es un aspecto fundamental donde intervienen diversos factores, y sin duda, en la que la pintura es la protagonista principal de los espacios.

Elegir cuál será la adecuada para cada una de las estancias que integran nuestra casa no es una tarea tan sencilla, ya que existen diversos tipos, como por ejemplo la pintura pétrea y la plástica. Es importante saber en qué se diferencian ambas, para entender el uso que se les debe dar y en qué espacio aplicarse cada una.

Pintura pétrea

En primer lugar, la pintura pétrea está creada a base de agua con excelente resistencia a cambios de temperatura. En la actualidad, está muy bien posicionada para la decoración de exteriores.

Este tipo de pintura es muy resistente, tanto a la lluvia como a las fuertes oleadas de sol. Del mismo modo, se emplea para las fachadas de casas, edificios y en terrazas descubiertas.

La calidad y cobertura que ofrece van a depender de la cantidad de agua con la que son diluidas. Es importante entender, que mientras menos diluida esté la pintura, su mayor y más eficiente será su cobertura.

La pintura pétrea se puede utilizar tanto en superficies lisas, como porosas o rugosas. Mientras que el coste de la misma, no suele ser muy elevado; sin embargo, hay marcas que ofrecen alto rendimiento para exteriores, con una excelente relación calidad-precio.

Pintura plástica

Este tipo de pintura también está elaborada a base de agua, pero incluyen dos variantes: las vinílicas y las acrílicas, dependiendo de la resina que le colocan. Con tres presentaciones mate, satinada y brillante.

La pintura plástica es perfecta para los espacios internos de la vivienda. Se limpia con facilidad, en especial, la satinada y la brillante. Con tan solo un paño húmedo y detergente neutro, pueden dejarse como nuevas.

El olor que emiten no es fuerte y se secan con rapidez, por lo que pueden utilizarse en el área de las habitaciones. Esta pintura brinda una cobertura excelente y como algunas no necesitan ser diluidas, con un par de capas del color escogido, quedará perfecto.

En algunos casos, el coste puede ser elevado, debido al rendimiento y la calidad que ofrecen. Aunque merece la pena invertir en una pintura, que además de brindarnos unas excelentes características, será duradera.

Diferencias entre pintura pétrea y pintura plástica 

Tanto la pintura pétrea como la pintura plástica ofrecen calidad para los diferentes espacios, pero también tienen algunas diferencias relevantes.

  1. La pintura pétrea no es impermeable, como la plástica.
  2. Aunque la resistencia que ofrece la pintura pétrea es muy buena, no puede limpiarse con facilidad si sufre el derrame de alguna sustancia o en el caso de mancharse.
  3. Sin embargo, la pintura plástica ofrece resistencia excelente a la limpieza constante.

En definitiva, es importante tener en cuenta las características, semejanzas, diferencias y usos que tienen la pintura plástica y la pintura pétrea antes de pintar una estancia. Si necesitas asesoría de un experto, no dudes en consultar con REITEMAN, somos especialistas en reformas.

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *