Cuando el calor agobia, lo primero que deseamos tener en casa es una piscina, y hoy vamos a hablar de la piscina de poliéster como ya lo hicimos de piscinas de obra. Una excelente opción para incluir en nuestra casa y poder no sólo mitigar el calor, si no también, disfrutar con amigos y familia.

Beneficios de piscina de poliéster

Las piscinas de poliéster, también llamadas monobloc, están elaboradas como su propio nombre indica en resina de poliéster, y se trata de un vaso, que es enterrado dejando su borde a nivel exterior.

  • Cuenta con una gran diversidad de formatos, que van desde los más sencillos y tradicionales, hasta impresiones de formas llamativas, que darán un aspecto asombroso.
  • Su instalación es fácil y rápida, en comparación con las piscinas comunes de obra, ya que no se necesita hacer la piscina, simplemente se debe acondicionar el suelo para su colocación, adecuación de tubos, y bordes, por lo que su instalación puede ser tan solo en 7 días.
  • Sus costes son reducidos, cotejándolo con la elaboración de una piscina tradicional. Ya que gastará menos material, por ser más sencillo el proceso de acondicionamiento, instalación del vaso, tuberías, y realización de bordes.
  • No requiere de mantenimientos especiales. Por su material, las piscinas de poliéster requieren menos mantenimiento para controlar el PH, y este suele hacerse de manera más fácil.
  • No hay fugas, ni filtraciones de agua, ya que son monocasco, esto impide que pueda existir algún quiebre aunque su reparación se puede realizar con el mismo material.
  • Estas piscinas de poliéster son de fácil desmontaje, ya sea que, requieras cambiarla de posición por alguna necesidad específica, si vas a realizar alguna reforma, o si vas a mudarte de casa, es ideal, ya que puedes trasladar también la piscina.
  • La adaptabilidad a los espacios, es una de las mejores características de este tipo de piscinas, ya que se pueden ajustar a espacios pequeños como azoteas, o bien a jardines grandes, escogiendo el tamaño adecuado e ideal.

¿En qué consiste su instalación?

En comparación con una piscina de obra tradicional, la instalación de una piscina de poliéster es muchísimo más sencilla, rápida y por ende más económica. Sus tiempos de instalación son muy llamativos, ya que en apenas 7 días aproximadamente, puedes disfrutar de tu piscina nueva.

Excavación

Para empezar, se llevará a cabo el proceso de excavación, según la profundidad, el largo y el ancho que se haya seleccionado para el terreno. Asegurándonos dejar el espacio suficiente para la tubería. Es común, en pleno procedimiento ir humedeciendo la tierra, para que esta se vaya adaptando a las paredes de la piscina.

Instalación del vaso

Tras tener acondicionado el terreno, y el espacio suficiente según las proporciones, se procede a alojar la piscina de poliéster, asegurándose de que ninguna pared, quede presionada por cúmulos de tierra que puedan deformarlas, o que la piscina pueda apretar la tubería.

Tubería de depuración

Asegurar un espacio para instalar el cuarto de depuración, es decir, el lugar donde estarán todos los controles de las tuberías provenientes del desagüe de la piscina, y de su regulación para el mantenimiento. Se debe proceder a la instalación de tuberías, y su correcto funcionamiento.

Aplicación de bordes

Una vez verificada la adecuada instalación del vaso, así como, el funcionamiento de las tuberías, se procede a aplicar los bordes de la piscina. Estos pueden contar con una serie de formatos y accesorios, complementados por las posibles escaleras que pueda traer el vaso, según sus gustos.

Algunas recomendaciones

Las piscinas de poliéster son una maravillosa opción, ya que te ayuda a ahorrar tiempo y dinero, para disfrutar de una excelente distracción, y con muy buena calidad. Además de sus magníficas características, podrás tener en cuenta las siguientes recomendaciones.

En aquellos momentos donde la piscina no vaya a ser usada, es aconsejable colocarle una cubierta, o toldo, que la protegerá de los rayos del sol, y evitará que el material pueda sufrir algún desgaste o descoloramiento.

No es recomendable mantenerla vacía durante más de 24 horas, ya que, durante ese tiempo, las paredes pueden sufrir cambios debido a la presión de la tierra al no contar con el soporte que genera el agua.

Es ideal aplicar mantenimiento a los bordes de la piscina con cera, para alargar su vida útil. Para ello no es necesario vaciar por completo, solo desocupar unos centímetros y proceder a realizarlo, cada 5 meses aproximadamente.

A pesar de lo rápido y sencillo que puede ser la instalación de una piscina de poliéster, es recomendable realizar todo el proceso de verificación de espacio, o terreno, selección de vaso e instalación, acompañado por profesionales en el área, para asegurar el correcto funcionamiento de la misma.

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *