Un plato de ducha de obra es una gran alternativa a la bañera. Si estás pensando en llevar a cabo una pequeña reforma para renovar el diseño de tu baño y además obtener confort, esta puede ser una gran opción.

Te resolvemos las dudas sobre las duchas de obra y su instalación.

¿Es posible instalar un plato de ducha de obra en un piso?

Su instalación suele ser un proceso muy sencillo, que puede ser efectuado en cualquier espacio, siempre y cuando se cumplan los factores necesarios referentes a tuberías y desagües. Será un gran añadido en reformas parciales, baños modernos u obras desde cero.

La instalación de un plato de ducha es muy fácil y solo consiste en 4 fases. Lo primero que hay que hacer es comenzar a escavar el espacio para el plato, debe adecuarse a las dimensiones y el tamaño del mismo. Seguido de esto, es necesario instalar el sistema de vaciado o desagüe antes de seguir con la instalación de la ducha. A continuación, una vez listo el paso anterior podrás instalar tu plato de ducha. Antes de sellar y finalizar, deberás comprobar que el plato este bien nivelado con toda la superficie. Si todo está en orden, puedes fijar tu plato con la ayuda de una masilla adhesiva aplicada con una pistola de silicona. Ten en cuenta que el sellado consiste en la fijación fija del plato, por lo que no podrás dar marcha atrás.

Ventajas

  • Ahorro de espacio: como ya se ha dicho, una de las ventajas de las duchas de obra es el ahorro de espacio en comparación con las bañeras.
  • Fácil instalación: la instalación de este tipo de ducha es realmente sencilla. Al tratarse de un producto de fábrica, su montaje es rápido.
  • Precio: a comparación de las duchas de obra, cuentan con precios mucho más competitivos y una gran variedad en el mercado. Son la solución ideal si no se cuenta con un gran presupuesto para la reformación del baño.
  • Ahorro de agua: gracias al remetra o bordilla que suele haber entre el baño y el plato, el agua está mucho más controlada generando un ahorro de agua considerable.
  • Comodidad: son muy cómodas, tanto para usarlas, como para limpiarlas, y son ideales para ancianos y personas con discapacidades.
  • Sensación de amplitud: no incluyen obstáculos visuales, por lo que dan una increíble sensación de amplitud en el espacio.

Inconvenientes

Debemos de tener en cuenta, que al ser una plato de ducha a medida y personalizable, inevitablemente el presupuesto incrementa así como el tiempo que se emplea en llevar a cabo esta obra.

Y en caso de que la obra sea mal ejecutada, se puede arruinar todo. Es muy importante a la hora de llevar a cabo un plato de ducha de obra, una buena impermeabilización, un desagüe que sea apropiado y nivelar el suelo de forma que se evite humedades y cualquier otro problema. Por ello, es muy importante que sea hecho por profesionales.

Claves para instalar un plato de ducha de obra

  1. El material más utilizado para este tipo de ducha es el gresite, el cual es tratado para evitar resbalones y accidentes. Además de otros materiales como la piedra pulida, el hormigón y la madera.
  2. Impermeabilizar las paredes: Debemos de garantizar la impermeabilización tanto del suelo como la pared. Aunque las paredes estén alicatadas y se piense que la cerámica cumplirá la función de impermeabilizar, este es un error, con el tiempo, a través de grietas y pequeñas fisuras, nos encontraremos con filtraciones y problemas de humedad.
  3. Desagües: Hay dos opciones con las que realizar el drenaje de un plato de ducha de obra. Por un lado hay que colocar un sumidero que hace que el agua caiga hacia ese punto central limitando la utilización de piezas cerámicas de gran formato puesto que en tal caso, habría que llevar a cabo gran cantidad de cortes de este tipo de piezas para conseguir la pendiente. En caso de utilizar drenaje puntual, se tiende a utilizar piezas ceráminas de pequeño formato como gresite o enmallado de piedra así como microcemento y otros acabados que se adapten a cualquier forma. Otra opción es llevar a cabo un drenaje lineal a través de una rejilla longitudinal de forma que la caída hacia esta, en un único plano hacia el drenaje, de forma que es factible colocar piezas cerámicas de gran formato.
  4. Adhesivos y cementos: Debemos de tener claro cuál es el más propicio para cada ocasión. Elegir un cemento de cola depende del tipo y material de soporte donde lo vayamos a utilizar. Debemos de tener en cuenta tanto la porosidad de las piezas cerámicas como la flexibilidad necesaria para que soporte las dilataciones que hayamos previstos. Otra cuestión que debemos de considerar, son los costes que implican la inversión en cemento de cola respecto a los demás materiales que hayamos empleado en la elaboración de la ducha de obra.
  5. Detalles: No hay que olvidarse de los detalles que pueden hacer que arruine el trabajo total. En ello está la diferencia, en la profesionalidad de un trabajo que esté bien hecho y de calidad.

Tips para su instalación

  • Contacta con un profesional.Recuerda que la calidad de los materiales y de los profesionales que realicen la reforma determinará el resultado final de la misma.
  • Antes de empezar, limpia e impermeabilizatodo el espacio con el fin de evitar la proliferación de bacterias alrededor de la ducha.
  • Mejora el sistema de desagüecon una instalación de tuberías a través de la pared.

Esperamos haber aclarado tus dudas con respecto al tema. Recuerda contactar con un profesional y asegurarte de seguir sus recomendaciones en cuanto a materiales, detalles y permisos de obras.

Un plato de ducha de obra es una gran alternativa a la bañera. Si estás pensando en llevar a cabo una pequeña reforma para renovar el diseño de tu baño y además obtener confort, esta puede ser una gran opción.

Te resolvemos las dudas sobre las duchas de obra y su instalación

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *