Nuestra casa es un gran tesoro y para realzar su belleza podemos realizar algunos cambios. Hay muchas reformas que pueden darle un aspecto moderno, personalizado, y sobre todo, elegante y funcional.

Uno de los espacios más susceptibles a las reformas es el baño y un posible cambio es la instalación de platos de ducha de carga mineral. A continuación, te contamos más sobre el plato de ducha:

Platos de ducha

Una reforma muy común en el baño es la colocación de platos de ducha para sustituir bañeras, con el fin de obtener confort y también ahorrar agua. En la actualidad, hay diversos materiales para elegir.

Las tendencias decorativas apuntan a los platos de carga mineral, ya que disponen de muchas ventajas, además de vistosidad.

La mejor elección: platos de ducha de carga mineral

Si decides reformar tu baño, esta es una de las mejores elecciones que puedes hacer. Estos platos de ducha están compuestos de varios materiales, entre ellos, resina con una carga mineral de dolomita o cuarcita.

Se recomienda que contengan al menos un 60% de mineral para que puedan perdurar con el paso del tiempo y el uso continuo al que está sometida esta parte del baño.

Ventajas

Actualmente, son los platos de ducha de carga mineral son los más buscados para transformar el baño, debido a sus maravillosas ventajas.

  • Dureza del material. Son macizos, rígidos y muy resistentes a los golpes, pueden ser colocados en superficies de gran tamaño, y del mismo modo, se evitan posibles filtraciones porque no hay juntas.
  • Superficie antideslizante. La seguridad es una prioridad a la hora de darse una ducha. Los platos de carga mineral están dotados de gelcoat, un material muy resistente y antideslizante. Además, no permite que se torne amarillento con el tiempo.
  • Medidas de acuerdo a las necesidades. Las dimensiones no serán un inconveniente, ya que las medidas se pueden personalizar de acuerdo a las necesidades y preferencias personales.
  • Otra ventaja a destacar es que son impermeables, debido a la presencia de minerales, por lo que no hay necesidad de colocar elementos extra para impermeabilizar.
  • Excelente espesor. Cuentan con un espesor de alrededor de 3 cm, lo cual es perfecto para la ducha, pues permite que la instalación quede a ras del suelo, sin peligrosos escalones ni detalles visuales que distorsionen la decoración.
  • Diseños modernos. Encontrarás infinidad de diseños modernos y vanguardistas, con diferentes texturas y colores.
  • Higiene y limpieza. Los platos de ducha de carga mineral tienen sellados los poros, por lo que no permiten la proliferación de bacterias. Se pueden limpiar con agua, jabón neutro y una esponja suave. No es recomendable utilizar productos químicos, ya que pueden dañar el material de la superficie.
  • Instalación sencilla. Tanto la instalación del plato como de las mamparas resulta sencilla.

Si deseas realizar la instalación de un plato de ducha de carga mineral, no dudes en consultar con REITEMAN, líderes en reformas en Madrid.

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *