Se entiende por contrato un acuerdo, generalmente escrito en el cual dos o más partes establecen normas o condiciones y se comprometen a seguirlas por un fin común. Por otro lado, una reforma se define como la modificación de un espacio determinado con el objetivo de mejorarlo. Teniendo estos dos conceptos definidos ¿Cuál sería la importancia de un contrato a la hora de  realizar una reforma?

Para justificar el por qué de la existencia de estos acuerdos en el momento de tomar la decisión de una renovación de tu inmueble, definiremos algunos motivos para dejar claro cuál es el fin del contrato en este ámbito. 

¿Debemos firmar un contrato antes de hacer una reforma integral?

 Da a conocer datos básicos sobre los involucrados en el trabajo a realizar

 En este tipo de acuerdos se debe comenzar por presentar formalmente a los involucrados, en este caso, en la reforma. Tanto la empresa como el propietario del inmueble a reformar deben aportar la información de contacto básica sin dejar ningún involucrado en el anonimato.

Conceptualiza los pasos a seguir

 Si eres alguien que no posee un conocimiento amplio sobre lo que reformas y renovaciones compete, en un contrato podrás aclarar y echar un vistazo a una idea general sobre los parámetros a seguir durante este proyecto teniendo en cuenta los posibles contratiempos y eventualidades que se pueden presentar a lo largo del mismo.

Brinda rumbo a tu presupuesto

Normalmente, en los contratos casi nunca se establece un precio fijo pues este  tendría que estar sujeto a determinados pasos sin derecho a cambio, y la renovación se trata de cambiar conforme el proyecto avance con el fin de llevarlo a su total mejoría. No obstante, puede brindarte un estimado de cuánto podría ser tu presupuesto basándose en los trabajos ya trazados. En este aspecto también se aclaran puntos esenciales como la forma de pago.

Asegura tu garantía

Otro aspecto imprescindible a la hora de cerrar un contrato es establecer un periodo lógico donde se pueda constatar el buen resultado de la obra, y que si en un caso particular algo fuera de lo planeado llegara a ocurrir, como por ejemplo algún desperfecto en la infraestructura de la misma, esta fuese cubierto por la empresa encargada de la reforma si ocurriera en este determinado tiempo de garantía.

Siempre que te preguntes el por qué de un contrato cuando quieras realizar esa reforma integral que tanto deseas, echa un vistazo a estas definiciones que te impulsarán y ayudarán a estar más seguro en el momento de establecer y firmar tus condiciones.

En Reiteman Madrid contamos con 2 años de garantía en las reformas que realizamos, una garantía que aporta confianza a nuestros clientes.

 

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *