Suelo vinílico

Los suelos vinílicos son una opción rápida y sencilla para reformar la casa, es un material cuya instalación no representa ningún tipo de problemas para tu vivienda. No obstante, es vital que conozcas también los problemas del suelo vinílico y sus beneficios para que tomes la decisión más acertada sobre la base de tus necesidades.

Diferencias entre suelo vinílico y suelo laminado

En cualquier obra de reforma la selección del suelo puede generar muchas dudas y problemas, ya que, vas a conseguir una diversidad de materiales muy similares. Por ello, es necesario que valores las diferencias, por ejemplo, entre el suelo vinílico y el suelo laminado.

Composición

Para empezar, el suelo vinílico se compone de policloruro de vinilo (PVC), una resina de plástico cubierta por una capa de caucho. A diferencia del suelo laminado, que está compuesto de fibras de madera comprimida y resina de melamina, material plástico endurecido por el calor, recubierto con una capa de polímero transparente.

Resistencia a la humedad

Dada la composición de cada uno de los materiales, los suelos vinílicos resultan más resistentes a la humedad que los suelos laminados.

Precio

Por lo general, ambos suelos son similares en calidad, sin embargo, el suelo vinílico tiende a tener un coste menor en el mercado, en comparación con el suelo laminado. Del mismo modo, el suelo vinílico lo puedes instalar tu mismo, a diferencia del suelo laminado que requiere de un profesional para su colocación, es por eso que sus costes son diferentes.

Ecológico y renovable

Para los amantes de lo natural, el suelo laminado es un material más ecológico y renovable, a diferencia del suelo vinílico.

Problemas y beneficios del suelo vinílico

Descubre los pros y contras de los suelos vinílicos.

Pros:

  • Fácil de limpiar: el suelo vinílico es un material impermeable de fácil limpieza.
  • Fácil instalación: su instalación se puede realizar sin necesidad de retirar el suelo anterior.
  • Diseños: en el mercado actual existen una gran variedad de diseños, texturas y acabados para el suelo, que imitan sin problemas otros materiales.
  • Resistente al agua: su resistencia a la humedad lo hacen ideal para espacios como la cocina y el baño.
  • Calidez y confort: proporciona un grado de comodidad y calidez mucho más agradable que otros materiales.
  • Higiénicos: su composición impide el crecimiento de hongos y bacterias.
  • No necesita obra: permite cubrir sin ningún tipo de problemas, otras superficies previas, es decir, no requiere de obra para su instalación.

Contras:

Entre los problemas del suelo vinílico nos encontramos:

  • Sensibles al calor: la instalación de este tipo de suelos en espacios exteriores puede traerte muchos problemas, porque son muy sensibles a fuentes inmediatas de calor, sobre todo al sol.
  • Decoloración: algunos materiales pueden tener problemas para conservar su color frente a la exposición a rayos solares.
  • Poca dureza: en comparación con otros materiales, el suelo vinílico puede sufrir daños con objetos punzantes o afilados.

5 consejos para mantener el suelo vinílico

En la actualidad, los suelos vinílicos son muy utilizados en las reformas de casas y construcciones, debido a las propiedades del material. Sin embargo, es necesario que conozcas algunos consejos para su cuidado y mantenimiento.

Limpieza del suelo vinílico

Para la limpieza del suelo vinílico solo utiliza agua y jabón con pH neutro, no debes aplicarle productos abrasivos que puedan dañar o decolorar el material.

Cuidado con las manchas

Limpia eficientemente todo tipo de derrames de líquidos que puedan manchar tu suelo. Aunque es un material impermeable puede mancharse con ciertos productos.

Evita arrastrar los muebles

En ocasiones cuando mueves los muebles de la casa, seguramente los empujas o arrastras, esta practicas debes evitarlas porque ocasionan ralladuras en el material. Te recomendamos que coloques alguna tela gruesa debajo de los objetos antes de moverlo.

Mantener tu suelo limpio

La clave para evitar problemas de limpieza, es impidiendo que se acumule el polvo y la suciedad por mucho tiempo. Realiza una limpieza sencilla en tu suelo, con cierta frecuencia utilizando una escoba o cepillo suave.

No utilices cera

Algunos suelos vinílicos no requieren ningún tipo de cera para brillar, ya que, su composición los hace brillar sin necesidad de estos productos, que pueden dañar su brillo.

A pesar de todo esto, gracias a los avances científicos y tecnológicos los suelos vinílicos han adquirido una mayor resistencia y durabilidad, así como, una mejor capacidad de aislamiento. Hoy en día utilizar los suelos vinílicos no presenta un problema para su cuidado y mantenimiento.

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *