Mucha ha sido la evolución de la decoración en las vivienda, ya que siempre buscamos que los ambientes luzcan sofisticados, y modernos. De estas tendencias surge la puerta corredera exterior, la cual es un tipo de puerta que ofrece comodidad en zonas pequeñas, y un toque de frescura.

En cuanto a carpintería se trata, la técnica se ha enfocado en innovar, y adaptarse a la modalidad demandada de puertas correderas, ya que estas aportan, además de ahorro en el espacio, un aspecto muy moderno y práctico. Continúa la lectura y entérate de sus tipos y precios. 

Tipos de puerta corredera exterior

Ya hablamos con anterioridad sobre los tipos de puertas correderas interiores y hoy nos centramos en los tipos de puerta corredera exterior.  Una de las finalidades de este tipo de puertas, es poder tener una mejor visión hacia los espacios que están fuera de la casa, como el jardín, la piscina, las montañas, etc. En este sentido este tipo de puertas son excelentes, además de aportar una estética increíble.

Todas las puertas correderas exteriores, cumplen una función deslizante, aquello que facilita abrir y cerrar la misma. También se las puede llamar “balconeras” o puertas “francesas”, debido a su funcionalidad.

Puerta corredera clásica:

Este tipo de puerta corredera exterior clásico, consiste en dos o tres hojas, que se deslizarán a través de rieles, teniendo un carril por hoja, para permitir apilarlas, y que de esta manera ocupen el menor espacio posible.

Dependiendo de la técnica de instalación, una de las hojas puede quedar fija, mientras la otra se desliza, o ambas pueden deslizarse, según cada gusto, y también la necesidad del sitio donde esté dispuesta la puerta.

Puerta corredera plegable o de acordeón:

Como su propio nombre indica, la puerta corredera exterior plegable, o de acordeón, consta de varias hojas, que se pueden plegar, mediante la disposición de bisagras entre ellas, que les permita juntar las hojas, una encima de la otra.

Este tipo de puerta suele ahorrar aún más espacio, si la pila de hojas recae sobre una pared, ya que no ocupará un lugar adicional. Además, aportan un aspecto estético excelente, ya que es un estilo bastante actual, e innovador.

Ventajas e inconvenientes

La puerta corredera exterior, es un modelo de puerta muy llamativa, y además de bonita, te puede proporcionar muchas ventajas, sin embargo, como todo sistema, también puede presentar inconvenientes.

Ventajas

Una de las ventajas principales de este tipo de puertas, es que consiguen ahorrar mucho espacio, y así lograr una mejor distribución de las zonas, es por ello que, es ideal para aquellas casas donde el espacio es reducido.

La estética que aportan estas puertas es maravillosa, ya que cuentan con frescura, claridad, y modernidad al mismo tiempo, además que, por su sistema deslizante aporta un aspecto muy sofisticado.

También por una razón estética, normalmente las viviendas con este tipo de puertas, suele incrementar su valor, al dar el aspecto muy atractivo, y además por el coste que implica, tanto la instalación como los materiales.

Por el lado utilitario aportan una facilidad de uso, comparable a cerrojos, perillas, y otros métodos de las demás puertas tradicionales. De esta forma si la puerta está bien instalada, será sumamente sencillo abrir y cerrar la puerta, aquello que aportará comodidad, y confort.

Otra gran ventaja, es aquella en la que puedes adaptar las puertas, en el momento que lo desees, a la instalación de un motor, con el que realices el proceso de cerrar y abrir, de forma automática, aportándole una comodidad incomparable.

Desventajas

Por otro lado, también presenta desventajas, en las cuales podemos mencionar la posible avería del sistema de motor, así como también el sistema de rieles, al acumular suciedad en los canales, y ocasionar desperfectos a la hora de intentar abrir y cerrar.

En cuanto a costes, suele tener precios elevados en comparación con otros tipos de puertas, e igualmente puede ser un punto negativo, el requerir ser instalado de forma exclusiva por profesionales.  

Precio

Como mencionamos, las puertas correderas exteriores suelen tener un precio más elevado, cuando lo comparamos con otros tipos, sin embargo, en muchas ocasiones vale la pena realizar la inversión ya que los resultados son fantásticos.

Debemos tener en cuenta que, para calcular los costes de adquisición de una puerta corredera exterior, hay que tener presente una serie de aspectos que determinarán el producto final.

Para empezar, debes decidir el tipo de puerta que se desea colocar, ya que las puertas correderas clásicas suelen rondar los 750 €, y el sistema plegable, alrededor de los 1200 €.

Es importante la selección del material con el que será hecho, entre los que podrás elegir la madera, el vidrio, aluminio, PVC, precios que oscilan entre los 370 € a los 470€, aproximadamente.

Otro aspecto de importancia es escoger el tipo de cancela corredera, ya que cuenta con una diversidad de sistemas y materiales, como madera maciza, acero, aluminio, PVC, que cuenta con precios desde los 1000€ hasta 2000€. 

Los precios por instalación, dependen del tipo de puerta, material, sistema de apertura, cancela corredera, entre otros, cuenta con costes alrededor de los 750€, hasta los 1850€, siendo los más costosos, aquellos sistemas más completos y complejos. Estos precios incluyen materiales, instalación, mano de obra, e impuestos.

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *