Antes de realizar una reforma en tu vivienda, es necesario revisar cada detalle del cambio que deseas ejecutar, sobre todo si incluye transformaciones en la estructura, puntos de agua y luz o redistribución del espacio.

La cocina es una de las estancias que más se reforman. ¿Qué licencia de obras se necesita para reformar este espacio? Resolvemos tus dudas al respecto:

Antes de la reforma

Antes de realizar un cambio en nuestro hogar, es importante consultar con un experto en reformas para aclarar algunos aspectos de interés que están estrechamente ligados a las licencias de obras.

  • ¿Será una obra menor o una reforma integral?
  • ¿Se realizarán modificaciones en tuberías y sistema de electricidad?
  • ¿Necesitaremos retirar escombros?
  • ¿A qué ayuntamiento pertenece nuestra vivienda?
  • ¿La reforma afectará a los vecinos?
  • ¿Es nuestra casa es patrimonio histórico?

Esto nos servirá de guía para entender qué licencias vamos a necesitar antes de iniciar el proceso de reforma.

Licencias de obra menor

Este tipo de licencia engloba las reformas que no afectan la estructura ni los espacios en común con otros propietarios. Se solicita cuando se van a realizar cambios como:

  • Modificaciones en el suelo.
  • Colocación de azulejos.
  • Instalación de nuevo mobiliario.
  • Todo lo relacionado con la pintura y alicatado del espacio.

Las licencias de obra menor conllevan el pago de unas tasas, cuya cantidad total dependerá del ayuntamiento correspondiente.

Licencias de obra mayor

Las licencias de obra mayor, como su propio nombre indica, están destinadas a las reformas integrales que engloban aspectos como:

  • Transformaciones en vigas, columnas o en la pared maestra.
  • Ampliación o reducción del espacio. Este es un aspecto delicado, ya que existe una regulación por parte del Plan General de Ordenación Urbana de cada municipio que indica la cantidad de metros que requiere una construcción.
  • Modificación de la distribución de la vivienda, es decir, cambiar de lugar la cocina.
  • Nuevas ventanas o aumento de las dimensiones de las ya existentes.
  • Asimismo, se requiere este permiso para colocar los escombros en un contenedor en la vía pública.

Todas las reformas estructurales requieren de una aprobación previa, pues podrían conllevar un riesgo para la seguridad de todos.

Del mismo modo, estas modificaciones precisan de la cédula de habitabilidad, y es obligatorio que el proyecto de la reforma sea realizado por un arquitecto o persona especializada en cambios de las estructuras.

Cambios en las instalaciones

Si la reforma incluye modificaciones en los puntos agua, tuberías, instalaciones eléctricas, de gas, o salidas de humos, vas a necesitar otros tipos de permisos. Por ejemplo, el boletín eléctrico expedido por un técnico cualificado para realizar una reforma en el sistema de electricidad.

Estas modificaciones deben ser notificadas al ayuntamiento correspondiente para que este indique los permisos a solicitar. Las licencias de obras para reformar la cocina son esenciales y con ellas evitarás multas, sanciones y gastos innecesarios durante la transformación de tus espacios.

No dudes en consultar con REITEMAN, te asesoramos sobre las licencias de obras y tramitamos todos los permisos por ti.

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *