¿Cuándo pedir una licencia de obra?

Todo sobre obras en casa sin licencia

En algún momento todos nos decidimos por hacer algún cambio en nuestra vivienda y en los casos más osados, nos decantamos por una reforma integral. Sin embargo, generalmente no estamos seguros de cuando necesitamos permisos o licencias de obra para llevar a cabo estos trabajos en nuestro hogar. Pero como la idea no es que tengas que pasar por la molesta situación que supondría el pago de una multa administrativa, en este artículo te explicamos qué tipos de obras no requieren licencia.

Reformas sin licencia: cómo, cuándo y dónde se puede hacer

Existen algunas reformas que se pueden realizar sin solicitar licencias, lo cual nos ahorraría el gasto que supone el pago del coste de las tasas que esto generaría. También debemos tener claro, que cada ayuntamiento (según la ciudad) establece qué remodelaciones deben ser notificadas o no y obviamente cuando solicitar una licencia de obra.

Lamentablemente los arreglos en nuestro hogar que podemos realizar sin ningún trámite ante los ayuntamientos o instancias pertinentes, son realmente pocos, pero eso si, el hecho de que no tengamos que solicitar una licencia de obra no quiere decir que no debamos solicitar algún tipo de permiso o informar a la administración correspondiente sobre la ejecución de estos trabajos. Esto debe ser informado mediante una comunicación previa de obras menores, la cual en algunas ciudades como Madrid o Bilbao se puede hacer vía online, pagando las tasas establecidas y presentando la documentación que avale el trabajo que se va a realizar.

¿Cuáles son las reformas que requieren de estas licencias de obra?

Para empezar, te podemos decir que entre los arreglos que suelen estar sujetas a una comunicación previa de obras menores tenemos: la fontanería, las reparaciones o cambios en los sistemas de calefacción, los cambios de ventanas, entre otros. Sin embargo todo esto va a estar sujeto a los criterios propios de los ayuntamientos de cada ciudad, por ejemplo en Madrid no es necesario cumplir con este procedimiento para trabajos de pintura en el hogar, es decir, esto se puede llevar a cabo sin comunicarlo o sin ningún tipo de permiso, mientras que en Zaragoza el ayuntamiento establece que para pintar tu hogar, si es necesario cumplir con este trámite.

Como ya hemos mencionado, las obras que no requieren licencia son muy reducidas y entre ellas podemos encontrar: la sustitución de soldaduras, el lijado de suelos de parquet, sustitución de la red eléctrica interna, pintura en el interior del hogar, sustitución de alicatados, sustitución o reparaciones de conexiones de suministro interno de agua, siempre que no afecten al edificio, ya que en este caso habría que tener la aprobación de los vecinos para poderlo realizar.

Sin embargo, en el caso de una reforma integral pero en la que no tocamos elementos de la estructura como puede ser un muro de carga, hace falta presentar en el Ayuntamiento el modelo de la comunicación previa junto  a lo que sería el pago de las tasas y el impuesto de construcciones y obras. Con posterioridad,  deberás depositar una fianza por la correcta gestión de los residuos que se devuelve en caso de que estos hayan sido enviados a vertederos que estén autorizados.

Por todo ello, si vas a llevar a cabo una reforma en tu casa de cualquier índole, lo mejor es que te acerques a tu ayuntamiento donde te informarán del papeleo y tasas que sean necesarias.

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *