¿Qué tarima escoger para cocina y baño?

Si decides cambiar el suelo de tu cocina y de tu baño encontrarás diversas opciones en el mercado, si tienes duda entre qué tarima escoger, hoy te explicaremos cómo escoger la mejor tarima para cocina y baño.

Es importante que tengas en cuenta que la tarima que escojas debe cumplir unos requerimientos específicos, ya que, tanto la cocina como el baño, tienen características muy particulares y no todas las tarimas son ideales para estos espacios.

Características de las tarimas para cocina y baño

Para empezar, la tarima que escojas debe tener algunas características esenciales, sobre todo, para la cocina y el baño. Entre ellas te mencionamos:

  1. Resistentes a la humedad y el tránsito constante.
  2. Para el caso de la cocina que resista los cambios de temperatura sin dañarse.
  3. Que sean anti deslizante e impermeables.
  4. Y para los baños es recomendable que la tarima tenga protección anti bacteriana.

¿Qué tarima escoger?

Tarima vinílica

La tarima vinílica es ideal tanto para el baño como para la cocina, resisten muy bien la humedad, los impactos o choques, la limpieza con agentes químicos y los cambios de temperatura.

Este tipo de tarima es duradera y sus diseños son fantásticos para decorar tus espacios con las tendencias actuales. La instalación es sencilla, no requiere de obras mayores y su mantenimiento es accesible. Además, son anti deslizante y no permiten la acumulación de bacterias.

Tarima de madera 

La tarima de cocina en madera real es verdaderamente bonita, decorativa y funcional para cualquier espacio (excepto el baño). Podrás conseguir diversos modelos y texturas, acabados brillantes y mate. Lo recomendable para la cocina es un acabado brillante.

Este tipo de tarima exige algunos cuidados y la instalación y el mantenimiento son costosos. Pero, son ideales para lograr un espacio acogedor, original y con personalidad.

Tarima de parquet multicapa

La presentación del parquet multicapa es una versión intermedia entre la madera maciza y los listones. Es un material perfecto, ya que, no sufre ningún tipo de cambios, soporta muy bien la calefacción, la humedad y los impactos. Puede utilizarse para la cocina y el baño. Y no podemos desestimar que es una alternativa ecológica.

Tarimas fenólicas

Si quieres un suelo ligero, muy resistente, duradero y versátil, las tarimas fenólicas son tu opción ideal. El material que compone este tipo de tarima es la resina sintética, que no se daña con la humedad ni con el tránsito constante propio de la cocina. Además, va muy bien con la calefacción y son agradables al tacto. La instalación no requiere de obras y su coste es bastante accesible.

Tarimas flotantes

Las tarimas flotantes son perfectas para el baño y la cocina. Del mismo modo, aportan elegancia, calidez y lo mejor de todo es que no requieren de mantenimiento constante. Las láminas vienen con un sistema de clic que facilita su instalación. En el mercado encontrarás diversos diseños, por ejemplo: piedra natural, nogal o roble.

Si vas a escoger tarima para cocina y baño evalúa muy bien las características de tu espacio y elige la que más se adapte a ti. Recuerda que la comodidad, armonía y equilibrio de tus espacios es lo más importante y la tarima debe aportarte estos aspectos.

 

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *