Para los conocedores y amantes de las remodelaciones, el baño siempre es esa habitación de tu propiedad más propicia a los cambios. Por esta razón, cada cierto tiempo, apetece dar un aire diferente a este espacio. Sin embargo, tan solo pensar en una reforma nos sugiere una gran cantidad de trabajo y una importante inversión de tiempo.

Una de las transformaciones que más tiempo llevan a la hora de reformar el baño, es la eliminación de los antiguos azulejos, para colocar unos nuevos. Con el propósito de cambiar el estilo de la estancia.

Pero, ¿y si te dijésemos que puedes lograr el resultado deseado sin necesidad de pasar por el molesto proceso de quitar azulejos? A continuación, algunas alternativas, teniendo en mente el fabuloso cambio que deseas.

Echa un vistazo al suelo

El suelo, por su alta visibilidad, marca las pautas del estilo decorativo escogido. De hacer que tu baño luzca antiguo y pasado de moda, pasará a mostrar una estancia innovadora y de lujo.

Mármol, granito, suelo laminado, gres porcelánico y piedra natural son tipos de revestimiento, que pueden ser colocados sobre tu suelo actual, sin la necesidad de quitarlo.

Pintura: una nueva cara

La pintura es una opción muy rápida para el llevar a cabo el cambio que deseas en tu baño. Solo tienes que asear la superficie a pintar, colocar el color escogido, y listo, así de rápido puedes obtener la diferencia que buscabas.

Recuerda utilizar pinturas especiales para la humedad del baño. En cuanto al acabado, elige lisos, brillante o mate, dependiendo de tus preferencias.

Cambio de fontanería

Sin necesidad de invertir una gran cantidad de dinero, puedes conseguir los resultados buscados, mediante el cambio de grifos y sanitarios.

En REITEMAN te asesoramos con todo lo relativo a la reforma de tu baño. Consúltanos.

Juega con las dimensiones

Antes de poner en marcha cualquier tipo de obra, por mínima que esta sea, tómate el tiempo necesario para visualizar cuáles son realmente los cambios que quieres aplicar.

A veces, modificaciones sencillas marcan la diferencia. Por ejemplo,cambia de lugar los muebles a tu gusto para ampliar el espacio visual y verás como la habitación se verá completamente diferente.

La iluminación es la clave

Es casi imposible no relacionar la iluminación con novedad. Es por eso, que un juego de luces nuevas podría hacer de tu baño una habitación totalmente diferente.

Descubre el uso de las luces LED, que darán un aspecto elegante y sutil. Además, si sacas provecho a la luz natural, tu baño tendrá un aire fresco y novedoso.

Si buscas realizar una reforma en tu baño sin tener que pasar por el forzoso trabajo de quitar y poner azulejos, no dejes de poner en práctica estas alternativas, que te brindarán ese cambio que deseas sin perder tiempo ni dinero.

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *