Cuando hablamos de reformas, hacemos referencia a remodelaciones o renovaciones. La palabra integral supone un todo, por consecuencia, “reforma integral” significa que abarca la totalidad de una propiedad. Por otro lado, realizar una reforma por partes es un proceso un tanto distinto.

Ahora bien, ¿cuál sería el mejor camino a elegir a la hora de considerar realizar una reforma? A continuación, comentamos cuál podría ser tu mejor opción, según varios factores a tener en cuenta.

Vista general: reforma integral

Las remodelaciones integrales suelen producirse en espacios en los que se nota, a simple vista, el claro desgaste en la fachada y en la mayor parte de la propiedad. Con el paso de los años, los gustos y necesidades van cambiando. Por eso, cuando pasamos un tiempo considerable sin realizar cambios en nuestra vivienda, esto puede acarrear un peso en nuestra rutina, pues produce un tipo de incomodidad difícil de describir.

Un factor que debe cumplirse para escoger este tipo de reforma, es la necesidad de renovación del sistema interno de la propiedad, como las tuberías o la instalación eléctrica. Estas suelen afectar a todo el espacio ya que, a menudo, están conectadas unas con otras.

Con el concepto de “reforma integral”, nos podemos referir tanto a la renovación de absolutamente toda la vivienda, como a una pequeña parte de ella sin dejar de lado ningún aspecto.

Reforma parcial como mantenimiento

Aunque su parecido con la reforma integral sea confuso, una reforma parcial se relaciona con el mantenimiento de un área, cuya construcción es reciente o se desea preservar tal y como se encuentra.

Es un trabajo realizado por partes, lo cual, puede significar un monto mínimo en comparación con el punto anterior. Sin embargo, tan solo se trata de atender las necesidades de un punto específico de la casa, como el baño o la cocina.

Por otro lado, hay que añadir que este tipo de remodelación se ejecuta con el fin de agregar un toque personal y un aire distinto a las estancias, se trata de cambiar completamente, sino de mejorar a nuestro gusto.

Tomando como referencia esta comparación, te toca elegir qué tipo de reforma es la más conveniente para tu futura obra. La elección adecuada dependerá siempre de las necesidades y preferencias que tengas a la hora de realizar la reforma.

Para resolver las dudas que te queden, no dudes en contactar con REITEMAN, expertos en reformas en Madrid.

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *