En ocasiones cuando se realiza una instalación o reforma del suelo, se suele olvidar el rodapié. Un accesorio muy importante que protege la pared de golpes y manchas y además permite integrar dos superficies distintas (pared y suelo) de una forma atractiva y elegante.

No hay duda que la parte inferior de la pared es la zona más expuesta, pero con la instalación del rodapié, también se puede ocultar algún detalle que presenten los bordes del suelo, sobre todo aquellos que requieren de juntas de dilatación, es por ello que vamos a ver los diferentes tipos de rodapié que hay en el mercado, así como los distintos precios.

Tipos de rodapié

El rodapié o también conocido con el nombre de zócalo, está hecho con piezas longitudinales de diversos materiales que se fijan fácilmente a la pared apoyándose sobre el suelo. Hay diferentes tipos según material:

Madera maciza

Por lo general, este tipo de rodapié se instala sobre suelos de madera para producir un efecto armónico y continuo. Existe mucha variedad en el mercado, por ejemplo: roble, pino, abedul, entre otras.

Baldosa

De la misma forma, la baldosa que se coloca sobre pavimento puede servir para crear el rodapié del mismo material, aportando una gran protección a la pared, y no necesita mantenimiento alguno.

DM

Es un aglomerado de fibras de madera prensadas de gran fortaleza y resistencia. Así mismo, tienes distintas presentaciones:

  • Laminada: imita perfectamente la madera a un coste accesible.
  • Rechapado: consiste en una lámina de madera natural adherida sobre DM.
  • Crudo: para que lo puedas pintar o lacarlo tú mismo, según tus gustos y necesidades.

PVC

Son una buena opción para el rodapié de la cocina y el baño, ya que, resiste muy bien la humedad, su instalación es sencilla y tiene un bajo coste.

Piedra natural

Suelen ser de mármol o granito, su precio varía según el material, sin embargo, requiere ser instalado por un especialista.

Tipos de rodapié según su instalación

También los rodapiés se diferencian en cuanto a su tipo de instalación:

  • Superpuesto: su instalación es más sencilla y es uno de los más habituales.
  • Integrado: actúa como una prolongación de la misma pared.
  • Rehundido: su instalación es poco común, ya que, requiere de una reforma integral de la pared.

Tipos según su canto:

Del mismo modo, un aspecto importante en relación al rodapié, es el tipo de canto, es decir, una vez instalado como se verá su borde superior.

  • Recto.
  • Redondo.
  • Con moldura.
  • Pecho de paloma.

Precio

Como habrás visto existe una gran variedad de tipos de rodapié, así mismo es necesario considerar el precio por su instalación. Si decides hacerlo tú mismo te recomendamos adquirir un porcentaje (10%) adicional del material que elijas, en caso de que surja algún daño o ruptura durante la colocación.

Por lo general los costes del material se calculan en función de cada 10 mts2 aproximadamente. Por ejemplo:

  • Roble: 50-60 euros.
  • Pino: 20-30 euros.
  • Baldosa: 30-40 euros.
  • DM laminado: 15-30 euros.
  • DM rechapado: 25-40 euros.
  • PVC: 15-30 euros.

Así mismo, hay que sumarle el material de adherencia que utilizarás y cualquier otro elemento necesario para realizar la instalación correcta de acuerdo al material elegido. No debes olvidar los costes por la desinstalación de tu viejo rodapié. 

Por otro lado, conociendo los diferentes tipos de rodapié, esperamos que te descantes por el que más se adapte a tus necesidades, puedes instalarlo de madera, laminados, entre otros, con todo tipo de canto. En REITEMAN, empresa de reformas integrales, estamos dispuestos a asesorarte para que puedas decidirte por la mejor opción.

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *