Ya hemos hablado con anterioridad de diferentes tipos de suelos. Hoy le toca el turno a los suelos de resina, perfectos para cambiar por completo el aspecto de la vivienda o negocio, poseen características que lo hacen ideales tanto para interiores como exteriores, y además, tienen muchas ventajas que lo colocan como uno de los favoritos en la actualidad.

La resina proporciona un acabado liso y continuo, con una amplia variedad de colores, además resulta una elección accesible económicamente y de fácil instalación. En un principio era común ver este tipo de suelo en zonas industriales y comerciales, sin embargo, hoy día es muy recomendado por especialistas en la decoración de interiores de cualquier vivienda.

¿Qué son los suelos de resina?

Los suelos de resina se obtienen a partir de una mezcla de polímeros y materias primas. La resina es un polímero que modifica su estructura (se endurece) cuando es mezclada con un catalizador. Esta mezcla puede variarse otorgando distintas propiedades para su aplicación, por ejemplo, si quieres un suelo menos liso y antideslizante para la zona del baño puedes conseguirlo modificando los componentes.

Así mismo, este material logra un pavimento continuo y liso que no requiere de juntas, evitando la acumulación de residuos y bacterias, además en caso de una reforma, no necesitas retirar el suelo existente para su instalación. Es un suelo duradero, impermeable y de gran resistencia a las abrasiones.

Ventajas de colocar el suelo de resina

Realmente los suelos de resina tienen un gran número de cualidades que lo colocan entre los primeros de la lista a la hora de reformar un espacio. Veamos algunas de las ventajas que ofrece este tipo de pavimento.

  • Autonivelantes: esto significa que al instalarse en su estado líquido se distribuye y nivela adecuadamente sobre toda la superficie.
  • Variedad de colores: se encuentra disponible en una gran cantidad de colores, incluso puedes personalizar tu suelo a través de un diseño vitrificado.
  • Distintos acabados: puedes tener unos acabados mates, satinados o brillantes.
  • Fácil instalación: su instalación es muy fácil y rápida, además se puede colocar sobre un suelo ya existente.
  • Económicos: es un pavimento bastante accesible en comparación con otros materiales que ofrecen las mismas ventajas.
  • Mantenimiento sencillo: son fáciles de limpiar y no permiten la acumulación de hongos y bacterias.
  • Versatilidad: es un pavimento impermeable, resistente y duradero que se adaptan a cualquier estancia de tu vivienda o negocio, tanto en interiores como exteriores. Se puede combinar perfectamente con el estilo y diseño de tu vivienda.
  • Aislamiento térmico: logran mejorar el aislamiento térmico de la estancia.

Precio del suelo de resina

Los suelos de resina tienen una excelente relación calidad-precio. Al igual que otros pavimentos su precio puede variar dependiendo de múltiples factores, por ejemplo:

  • Efecto deseado: cuando se habla de un suelo personalizado, su precio varía dependiendo del diseño y la complejidad.
  • Tamaño de la superficie: por lo general se establece un coste por cada metro cuadrado.
  • Mano de obra: dependerá del tipo de instalación.
  • Tiempos de secado.

Teniendo en cuenta los elementos anteriores, el precio de un suelo de resina básico podría oscilar entre los 25 y 30 euros por m2 aproximadamente. Así mismo, un suelo personalizado lo puedes encontrar entre los 30 y 40 euros por m2, y un suelo de resina más complejo, entre los 40 y 70 euros por m2.

Los suelos de resina son una excelente opción para tu vivienda o local. De igual forma es importante que su instalación sea realizada por personal especializado, en Reiteman, empresa de reformas integrales, puedes solicitar nuestra asesoría para seleccionar el suelo de resina más acorde con tus necesidades y gustos. 

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *