Entradas

Hoy hablaremos en nuestro blog sobre los paneles acústicos. La tranquilidad en un espacio es uno de los factores más preciados, ya sea en nuestra vivienda, o en la oficina. En muchas ocasiones la contaminación sónica que ingresa es inevitable, o el ruido por parte de la gran cantidad de personas y aparatos que pueda existir en nuestro sitio de trabajo.

Ya hemos hablado de aislamiento acústico en paredes y de ventanas con aislamiento acústico y hoy le toca otra opción para el aislamiento acústico que son los paneles.

¿Qué son los paneles acústicos?

Los paneles acústicos o también llamados placas acústicas, son una serie de estructuras que se colocan de manera estratégica en un espacio determinado, como nuestra vivienda u oficina, con la intención de servir como aislantes de sonidos perturbadores que puedan afectar nuestra concentración.

De la misma manera, estos paneles ayudan a disminuir la reverberación del sonido, y logran una mejor acústica en el sitio, consiguiendo matizar y atenuar sonidos molestos o muy fuertes, impidiendo al mismo tiempo que estos penetren desde el exterior, o viceversa. 

Regularmente estos paneles suelen ser utilizados en estudios musicales, el sector industrial, también en el mundo cinematográfico o en campos donde se lleven a cabo procedimientos quirúrgicos.

Existen varios tipos de paneles acústicos, como los de techo, los de pared, o los decorativos. Estos modelos dependerán de la necesidad de aislamiento sonoro que se requiera, así como también, la afluencia de personas en el sitio, o la ubicación estratégica de aparatos o maquinaria.

Además, los paneles acústicos pueden estar elaborados de cristal, acero, hormigón, elastómeros, terrazo o cámaras de aire. El material será determinado según el tipo de panel acústico, que desees instalar, además de la estética que quieras conseguir con el mismo.

¿Para qué sirven los paneles acústicos?

La función principal de un panel acústico es impedir que los sonidos viajen de un lugar a otro, es decir, que de una habitación externa puedan entrar, o que los sonidos dentro del lugar donde estás, no puedan salir al exterior, asimismo son usados para atenuar los sonidos interiores, y evitar la perturbación sonora en la estancia.

Estas placas son fonoabsorbentes y mediante su porosidad logran la absorción de los distintos sonidos evitando que estos se propaguen, o puedan interrumpir nuestra concentración.  Por lo que son muy usados en la industria musical para producir contenido con mayor calidad de sonido, nitidez y limpieza acústica. Al mismo tiempo, son ideales para ser utilizados en espacios como auditorios, teatros, salas de conciertos, sitios de trabajo donde se realicen constantemente reuniones, entre muchos más.

De esta manera si estás pensando en realizar una reforma que incluya paneles acústicos, que te ayuden a disminuir la contaminación sónica, te ofrecemos una alta gama de servicios profesionales, que van desde el asesoramiento en cuanto al tipo de panel acústico, y materiales apropiados, hasta el trabajo de instalación de los elementos correspondientes para lograr una buena acústica en sus espacios.

Para nadie es un secreto que la calidad del aislamiento acústico de tus ventanas es de gran importancia para lograr total confort en tu vivienda. Y, es que el nivel inadecuado de aislamiento acústico puede ocasionar consecuencias en la convivencia y descanso en tu hogar.

Ya hemos hablado con anterioridad sobre el aislamiento acústico en paredes y ahora es momento de prestarle especial atención a las ventanas.  Es necesario prestar suma atención a ciertos detalles para tomar la decisión correcta. Por suerte, en este post te veremos los factores a tener en cuenta en el momento de elegir ventanas de aislamiento acústico.

¿Qué factores tener en cuenta al escoger ventanas de aislamiento acústico?

Para conseguir el confort que buscas en tu ventana con la ayuda de tus ventanas, es necesario que tengas en cuenta una serie de características para obtener el mejor aislamiento acústico posible según el tipo de ventana.

Tipo de material

Como es de suponer, no todos los materiales cuentan con la misma barrera anti ondas sonoras. El PVC por ejemplo, funciona como amortiguador natural para ondas sonoras, lo que lo convierte en el material ideal para aumentar el nivel de atenuación acústica en cualquier hogar.

Elección del vidrio

El grosor del vidrio, también marca una pauta realmente importante en tu aislamiento acústico. Es aconsejable que el vidrio cuente con un espesor de al menos 6 mm para garantizar un aislamiento acústico de calidad. Pero, si lo que necesitas es que no se escuche ni el más mínimo sonido, los vidrios laminados son los mejores en esto.

Forma de apertura

¿Te enfrentas a problemas relacionados al ruido a diario en tu vivienda? Te recomendamos optar por sistemas de ventanas abatibles. A diferencia de los sistemas de corredera, estas ventanas cuentan con un cierre de doble junta que impide las filtraciones de ondas sonoras.

Buena elección del perfil

Generalmente, para que una ventana cumpla con su función de buen aislador acústico debe ser impermeable al aire, puesto que este es el principal conductor de ondas sonoras. Del mismo modo, la permeabilidad de las ventanas depende en gran manera de la calidad de su sistema de perfiles.

No te olvides de las persianas

Quizás no lo sepas, pero sin importar la calidad de tu ventana, una mala persiana es capaz de arruinarlo todo. Es por eso que en el momento de elegir las tuyas, no puedes tomar esta decisión a la ligera. Las persianas son puntos sensibles al ruido en la vivienda, por lo que normalmente no solo se convierten en coladeros de aire, sino también, de ruido.

¿Cómo escoger la mejor opción?      

Normalmente, el tipo de ventana que escojas debe depender de tus necesidades de aislamiento acústico y tus preferencias. Sin embargo, sea cual sea tu opción, es posible consultar la calidad de la misma si se verifican ciertos parámetros.

En la etiqueta de marcado, aparecen las diferentes prestaciones de las ventanas. Allí, podrás consultar si tu elección cumple con un parámetro “R” adecuado, el cual mide la reducción acústica y se calcula con decibelios (dB). Los valores a partir de 32dB, son los más recomendados para problemas de ruido extremos.

En Reiteman Madrid, empresa de reformas integrales, contamos con los mejores expertos en la instalación para tus ventanas de aislamiento acústico. No dudes en contactarnos, y pedir presupuesto.

Un aislante térmico es un material muy utilizado en la construcción, para reducir o poner resistencia al paso de calor. Si crees que proteger tu vivienda o local de la transferencia de energía, te invitamos a conocer un poco más acerca de los diferentes tipos de aislantes presentes en el mercado y cuál escoger.

Así mismo, el aislamiento térmico representa una inversión que no solo revaloriza tus espacios, sino que la verás recuperada por medio del ahorro energético, ya que garantiza un mejor funcionamiento y duración de tus diferentes equipos de climatización y refrigeración, sin mencionar el confort que conlleva su instalación.

¿Qué es y cuál es la función de un aislante térmico?

El aislante térmico es un producto que se caracteriza por crear una barrera térmica sobre la estructura donde se instala. La diversidad de formatos y materiales que cumplen una función aislante son muy variadas, siendo necesario conocer sus características y prestaciones.

La función de un aislante térmico está encaminada a aportar una defensa al paso del calor, evitando que se igualen las temperaturas, como ocurriría de forma natural. Imagínate la temperatura interna de una nevera, la cual mantiene un clima más bajo que su entorno, para impedir que estas se igualen con el exterior el refrigerador cuenta con un aislante térmico.

Tipos

Existe una gran variedad de productos que funcionan como aislante térmico, que pueden ser utilizados para revestir tus espacios. Además, diversas clasificaciones relacionadas con el tipo de material o formato, por ejemplo, sintéticos, minerales o ecológicos.

Poliestireno Expandido

Es un material muy versátil de origen sintético muy utilizado en la construcción por su baja conductividad térmica, también es conocido por su uso en el embalaje de diversos productos.

Espuma de poliuretano

Presenta una rigidez estructural con gran poder de adherencia sobre distintas superficies, está compuesto principalmente de petróleo y azúcar. Se caracteriza por su baja absorción a la humedad.

Poliestireno Extruido

Es similar a poliestireno expandido, sin embargo, con algunas propiedades distintas, como resistencia mecánica. Se suele colocar en cubiertas, ya que, también presenta una gran resistencia al hielo.

Lana de roca

Son paneles minerales que se obtienen fundiendo roca de origen volcánico, son lanas no inflamables que aportan también un aislamiento acústico, sin embargo, son necesarias ciertas medidas de protección para su instalación. 

Lana de vidrio

Es un material compuesto por filamentos de vidrio que aporta un aislamiento térmico ignífugo, se encuentra en formatos de paneles o mantas.

Paneles de sándwich

Existen modelos tanto para interiores como exteriores, lo cuales tienen un acabado que facilita su instalación. Los paneles de saándwich funcionan también como cerramiento y muy utilizado actualmente en el sector industrial, pero sus características lo hacen ideal para revestir cualquier tipo de espacio.

Rollos reflexivos

Se utilizan en zonas climáticas suaves, es decir, sin inviernos muy fuertes o veranos muy calurosos, ya que, su aislamiento se basa en una cámara de aire.

Corcho

Es un material reciclable con diferentes formatos, muy popular por su uso en las botellas de vino.

¿Cuál es la mejor opción?

Sin duda, son muchas las alternativas en cuanto a materiales que funcionan como aislante térmico, para determinar la mejor opción es necesario evaluar los requerimientos de cada proyecto, ya que, si necesitas hacer un cerramiento de fachada puedes optar por paneles de sándwich.

No obstante, si deseas aislar térmica y acústicamente una habitación puedes optar por lanas de origen mineral. Todo depende de tus necesidades.

El aislamiento térmico es el primer paso hacia la toma de conciencia del ahorro energético, los materiales aislantes se han convertido en un elemento indispensable tanto en obras nuevas como en reformas estructurales, en Reiteman te brindamos la mejor asesoría para aislar térmicamente tu casa o inmueble.

Al insonorizar el techo de tu casa o negocio evitarás que los ruidos provenientes de los pisos superiores perturben tu paz y tranquilidad. Si deseas ponerle fin a esos sonidos constantes y molestos que pueden llegar a afectar tu salud física y mental, queremos mostrarte como insonorizar el techo paso a paso, así como algunos trucos para realizar esta tarea, al igual que ya hicimos cuando hablamos de cómo insonorizar las paredes paso a paso.

¿Por qué insonorizar el techo?

En primer lugar, la mayoría de las personas deciden insonorizar el techo porque desean tener una mejor calidad de vida, ya que, esto impide que el ruido de los vecinos ubicados en los pisos superiores penetre con facilidad los espacios. Los sonidos más comunes que ocasionan molestias pueden ser: conversaciones, alarmas, pisadas, movimientos de muebles, niños jugando, mascotas, entre otras, alterando tu silencio y confort.

De igual manera, la mejor forma de disfrutar de un aislamiento acústico, ya sea para contar con una sala de cine, o sencillamente, para disponer de una mejor acústica en la habitación es insonorizar el techo.

Guía para insonorizar el techo paso a paso

Antes de iniciar con la labor de insonorizar el techo, es necesario que conozcas qué necesitas para llevar a cabo esta tarea al igual estar al tanto de algunos trucos que puedes utilizar para llevar a cabo esta reforma.

¿Qué necesitamos para insonorizar el techo?

Por lo general, para insonorizar un techo puedes aplicar la técnica del falso techo utilizando placas de yeso o de pladur, también puedes aplicar un material fonoabsorbente como: Isofloc y Copopren, los cuales reducirán notablemente los ruidos provenientes de los pisos superiores.

Trucos para insonorizar el techo

Ahora bien, es importante que en el momento de insonorizar el techo te familiarices con algunos trucos que te permitan obtener los mejores resultados, entre ellos están:

  • Conocer los materiales acústicos: existen en el mercado actual diferentes materiales para insonorizar el techo y antes de decantarte por uno de ellos, es necesario que conozcas sus características, ya que, algunos funcionan como aislantes de ruido, otros como absorbentes y también como reductores de vibraciones, así que, dependiendo de tus necesidades, varía el tipo de material.
  • Contrata una empresa de reforma: busca profesionales con experiencia en el área y que tenga conocimientos con el material que deseas utilizar para insonorizar el techo.
  • Solicita varios presupuestos: al menos tres presupuestos, donde se especifique el tipo de material a emplear, costes específicos y tiempo de ejecución de la obra.
  • Evalúa el grosor y la densidad del material: cuanto mayor es la densidad del material mayor es su aislamiento, no obstante, toma en consideración el espacio que le restará al techo que decidas insonorizar.

Paso a paso

El proceso de instalación no es una tarea compleja, pero la misma requiere de algunos conocimientos específicos en el área, de igual forma te facilitamos los pasos para realizar la insonorizar del techo.

Paso 1: Localiza las vigas

En primer lugar, es imprescindible que localices las vigas donde se fijarán las varillas que soportarán el material acústico.

Paso 2: Colocación del material acústico

Una vez tengas conocimiento de la ubicación de las vigas, empieza con la colocación de las placas de pladur o yeso para facilitar su instalación. Te recomendamos comenzar en dirección a la mayor longitud del techo, de igual forma, las placas de pladur u otro material deben ir solapadas entre sí, para evitar la transmisión del ruido.

Paso 3: Montaje de los amortiguadores y anclajes

Instala las varillas roscadas mediante tacos metálicos, estas sostendrán el montaje de amortiguadores y anclajes de la estructura.

Paso 4: Colocación de lana de roca

Este paso no supone ningún problema, se trata simplemente de apoyar la lana de roca sobre la estructura, pero debes estar atento en no dejar ningún espacio entre ellas.

Paso 5: Montaje de la primera lamina

Para el montaje de la primera lamina es recomendable seguir la dirección de los perfiles, de nuevo es vital que prestes mucha atención, porque no pueden quedar espacios entre las láminas.

Paso 6: Instalación de la membrana bituminosa

Para una perfecta instalación de la membrana bituminosa te recomendamos partir de una esquina del techo en dirección al tramo más extenso, solapa algunos centímetros la membrana utilizando algún tipo de cola (preferiblemente) o grapadora.

Paso 7: Instala la segunda lámina y remate final

Coloca la segunda lámina de forma similar a la primera, pero con un planteamiento distinto, con el fin de romper el esquema de las mismas juntas en relación a la primera, logrando maximizar la transferencia del ruido.

Finalmente, corta los fragmentos sobrantes de las láminas para luego sellar el perímetro con alguna masilla que evite la transmisión de ruido.

De esta manera, esperamos que la descripción de los pasos para insonorizar del techo sea de utilidad, adicionalmente ponemos a tu disposición la asesoría y personal capacitado de Reiteman para llevar a cabo esta tarea, evitando la propagación del ruido de una manera efectiva y sin preocuparte por dejar algún cabo suelto.

Cada vez es más popular aislar acústicamente una casa, con ello se busca tener tranquilidad alejándose del ruido. Del mismo modo, las construcciones actuales están elaboradas con materiales de baja calidad donde el ruido penetra con facilidad, siendo necesario conocer ¿cómo mejorar el aislamiento acústico de las paredes?

Para mejorar el aislamiento acústico de las paredes, es necesario que tengas en cuenta las necesidades de aislamiento, así como el tipo de material a utilizar, ya que, son muchas las variables y alternativas disponibles hoy día en el mercado.

¿Por qué necesitas un aislamiento acústico?

El aislamiento acústico se puede instalar en las paredes tanto interna como externamente para evitar que el ruido penetre en una habitación o espacio, ya sea que intentas bloquear el sonido exterior o estas tratando de tener una mejor calidad de sonido, por ejemplo, un estudio de grabación o una sala de cine.

Son varias las razones para realizar un aislamiento acústico entre las más comunes, se destacan.

  • Vecinos ruidosos.
  • Materiales de construcción de baja calidad.
  • Viviendas cercanas a calles ruidosas o fábricas.
  • Estudio de grabación o sala de cine.
  • En el mismo piso se encuentran personas con horarios e intereses distintos que te ocasionan molestias.

Tipos de materiales para el aislamiento

Los materiales para el aislamiento absorben el sonido evitando que el ruido rebote dentro y fuera de una habitación. También, es importante conocer si el aislamiento se llevará a cabo después de la construcción.

1.    Corcho

Uno de los materiales más conocido para el aislamiento acústico es el corcho, es totalmente ecológico y de fácil colocación que se adapta a cualquier superficie, aunque no está recomendado para colocarlos en el techo. Destaca por su capacidad de aislamiento a un precio accesible.

2.    Multicapa de algodón y otros componentes

Es un material ecológico y bastante liviano que se comercializa como rollos o planchas textiles de algodón u otros componentes. Para conseguir los mejores resultados de aislamiento acústico con este material es necesario que realices una obra, pudiéndose colocar entre tabiques.

3.    Fibra de vidrio

En la actualidad es uno de los aislantes más utilizados por sus propiedades no solo de aislamiento acústico, sino de aislamiento térmico. Es un material de bajo coste que requiere de una obra, pues no puede quedar expuesto en la superficie.

4.    Basalto triturado

Este es otro material con altas propiedades de aislamiento que se presenta en forma de placas, así mismo, es ideal para estudios de grabación, sala de cines, entre otras.

5.    Yeso o pladur

El pladur es un material de fácil instalación, con distintas densidades y grosor. Con él podemos aumentar el espesor de las paredes, actuando de una forma efectiva contra el aislamiento acústico.

6.    Una alternativa de aislamiento casera

Una alternativa casera que absorbe las vibraciones y evita la propagación del sonido son las cajas de huevos, no es un recurso muy eficaz, pero, si contribuye de alguna manera a minimizar los ruidos.

¿Qué tipo de material debo elegir?

A la hora de seleccionar un material notamos que existe una gran variedad en el mercado. Por lo que debemos conocer una serie de factores que influyen para su selección como:

  • Procedencia de los ruidos.
  • Necesidad de aislamiento del suelo o techo.
  • Grosor de las paredes.
  • Condiciones acústicas y térmicas.
  • Calidad del sonido interno.
  • Métodos de instalación.

Si buscas una empresa de reformas en Madrid para llevar a cabo la labor de aislamiento acústico, pídenos presupuesto sin ningún compromiso al 685 126 265.