Entradas

Si buscas un sistema de climatización eficiente que proporcione una temperatura homogénea, sin interferencias en el aspecto visual de tus espacios, entonces, el suelo radiante es una excelente alternativa. Veamos en qué consiste su instalación.

En este artículo te explicaremos algunas particularidades de este sistema, así como su proceso de instalación, el cual es algo diferente a las clásicas calderas. El suelo radiante consume menos energía, además puedes utilizarlo tanto en invierno como en verano, combinándolo con fuentes de energías renovables como la aerotermia o geotermia.

¿Qué es el suelo radiante?

El suelo radiante es un sistema de climatización de bajo consumo y elevado rendimiento, que ha ido experimentando algunos cambios tecnológicos en los últimos años, su instalación se realiza a través de una red de tuberías plásticas distribuidas uniformemente bajo el pavimento, garantizando un ambiente con una temperatura homogénea y confortable.

Es considerado un sistema novedoso, aunque lleva algunos años en el mercado. Por sus tuberías circula agua caliente o fría produciendo el calentamiento de tu vivienda, o su efecto refrescante en las estaciones cálidas. Teniendo en cuenta su gasto energético, es altamente recomendado y fiable, sin embargo, es vital que conozcas dónde y cómo instalarlo.

¿Dónde instalarlo?

La instalación del suelo radiante está recomendada para una serie de estructuras debido a su alta inercia térmica, entre ellas destacan:

  • Casas: individuales y colectivas.
  • Edificaciones: hospitales, oficinas, fabricas, iglesias, hangares, etc.
  • Centros educativos: escuelas, colegios, guarderías, etc.
  • Complejos deportivos: gimnasios, cubiertas de piscinas, canchas, polideportivos, etc.
  • Espacios al aire libre: estacionamientos, zonas peatonales, etc.

Cabe destacar que no se recomienda su instalación en casas o locales de baja ocupación, ya que, es un sistema de alto rendimiento. 

¿Cómo es la instalación del suelo radiante?

La instalación del suelo radiante es totalmente invisible, ya que, se realiza bajo el pavimento, resulta conveniente aprovechar una reforma del suelo para su colocación, porque la misma requiere la ejecución de determinadas tareas, por ejemplo:

1.    Preparación de la superficie:

En primer lugar, se debe preparar el terreno para conseguir una óptima instalación, este debe estar limpio y nivelado. Para evitar posibles filtraciones o humedades es imprescindible colocar un film o material aislante. De la misma manera, hay que instalar una banda perimetral de plástico para aminorar las tensiones producto de la dilatación y contracción del suelo.

2.    Instalación del equipo de distribución

El equipo de distribución se suele colocar ocultos en armarios empotrados, allí se realizan los puntos de conexión entre el sistema y la bomba de calor o caldera.

3.    Instalación de panel aislante

Los paneles aislantes servirán de guías para colocar las tuberías, es una instalación sencilla gracias al sistema de machihembrado.

4.    Colocación de las tuberías

Los tubos se colocan sobre las placas de aislamiento, generalmente con la ayuda de dos personas, uno que sostiene la bobina y otro que va acoplando el tubo, algunos paneles ya vienen con pestañas para que la tubería encaje perfectamente. Si los paneles tienen una superficie lisa se utilizan grapas para su fijación.

5.    Prueba de presión

Es vital comprobar el funcionamiento del sistema, la norma exige que las tuberías sean probadas con una presión de 6 bares en un tiempo de 24 horas. 

6.    Vierte el mortero y solado

Es recomendable utilizar un mortero autonivelante que facilite la instalación, su espesor debe ser de al menos unos 5 cm aproximadamente, tras pasar unos días se procede a la colocación del solado.

7.    Equilibrado hidráulico

Este procedimiento se realiza para verificar que la temperatura se mantenga uniforme en los distintos puntos del sistema.

Por otro lado, cuando se habla de suelo radiante, también existe una segunda opción a través de una malla eléctrica (suelo radiante eléctrico), pero este sistema supone un alto consumo de energía eléctrica.

Precio de instalación de un suelo radiante

El precio de instalación de un suelo radiante es un poco más elevado que otros sistemas, sin embargo, representa una inversión económica que visualizarás en tu consumo energético.

Su precio medio está alrededor de los 60-70 euros por metro cuadrado, es decir un suelo de 100 m2 costaría aproximadamente entre 6000 y 7000 euros. También debes considerar los costes por la instalación del pavimento, por ello es recomendable aprovechar una reforma de suelo.

En Reiteman Madrid, empresa de reformas integrales situada en Madrid, sabemos que la instalación de un suelo radiante garantiza un ahorro entre un 20 y 30%, sobre otros sistemas tradicionales y puede alcanzar un 80% cuando se combina con otras técnicas de energías renovables (geotermia y aerotermia), además su versatilidad, rendimiento y cero impactos visuales lo catapultan como una de las soluciones actuales más eficientes.

Si estás leyendo esto, es probable que estés pensando en reformar tu vivienda y que tu primera opción para revestir los suelos sea el parquet. Cada vez más viviendas se animan a instalar este tipo de suelo por razones evidentemente estéticas, además de la calidez y comodidad que ofrece este material, y por supuesto, su excelente precio. De ser así, es de suponer que estés en la búsqueda de un presupuesto no solo del material, sino para saber el precio de colocar parquet por m2. Por suerte, has llegado al lugar indicado, pues en este artículo te contaremos todo lo que necesitas saber sobre el coste de poner parquet para la reforma de tus espacios. ¡Comencemos!

Tipos de parquet

Para empezar, antes de comenzar a hablar de números, es importante que tomes una decisión en cuanto al tipo de parquet que escogerás para tus diferentes estancias. Por ello, a continuación te hablaremos un poco sobre los dos principales tipos de parquet: parquet de madera y parquet sintético.

Parquet de madera

También conocido como parquet tradicional, son fabricados en su mayoría con madera natural previamente seleccionada. Por lo general, estos suelos cuentan con un grosor aproximado de 3 cm. Dentro de este tipo de parquet, también es posible encontrar otros subtipos.

  • Parquet multicapa: su presentación es similar a la de los suelos laminados. Sin embargo, su capa exterior suele ser de mejor calidad y fabricada con madera real. Posee una buena estabilidad y excelente acabado, siendo una muy buena opción a la hora de buscar alternativas a suelos de madera. También es un suelo que no está clavado al suelo por lo que su instalación es mucho más sencilla.
  • Parquet de madera maciza: se trata de un tipo de parquet hecho de pura madera maciza, muy duradero y resistente. Es un suelo que ofrece un confort único al tacto y una calidez insuperable, además gracias a su acabado combina muy bien con cualquier estilo clásico o moderno.

Parquet sintético

Al contrario del parquet de madera, este es fabricado a partir de láminas sintéticas. Por esa razón, también se le conoce como suelo laminado y es la combinación de varias capas de materiales superpuestas y prensadas. Normalmente, incorpora una capa de fibras de gran resistencia a humedades y reformas, incluso mucho más que la misma madera natural.

Es un tipo de parquet mucho más económico que requiere de un mantenimiento más sencillo. Eso sí, a diferencia de la madera, los suelos sintéticos no pueden repararse. Por lo que en caso de que exista una deformación, será necesario cambiar por completo el suelo.

En función del tipo de instalación

Cuando se habla en función de los diferentes tipos de parquet también es vital considerar el tipo de instalación, ya que, esta influye en el precio del presupuesto.

  • Encolado: es un tipo de parquet que va pegado al suelo, es uno de los más costosos, sin embargo, ofrece una pisada más silenciosa y nivelada.
  • Flotante: es uno de los métodos de instalación más sencillo y rápido, por ende, más económico. Sus piezas se acoplan como un rompecabezas sobre una base de espuma.
  • Entarimado: es clavado sobre una base de listones de madera que están ligeramente separadas entre sí, este es un tipo de instalación que debe ser realizado por especialistas en el área.

Precio por m2 de colocar el parquet

Como ya has podido observar, existen muchas opciones en cuanto al parquet en suelos, así mismo, es un revestimiento que no pasa de moda, gracias a los avances tecnológicos y las propiedades de estos materiales, se puede instalar en estancias donde antes estaba vetado, como los baños. 

De igual forma, el tipo de parquet más costoso es el de madera natural. Sus precios pueden variar entre los 30 euros y 80 euros/m2. Generalmente, se le considera a este tipo mucho más atractivo, además que concede la posibilidad de ser acuchillado para que quede como nuevo.

Por otro lado, el parque sintético se posiciona como la alternativa más económica de todas. Sus precios pueden variar entre los 10 euros y 30 euros/m2. Sin embargo, debido a su desventaja de no poder reparase, pueden terminar saliendo mucho más costoso.

En Reiteman Madrid, empresa de reformas integrales, nuestros expertos podrán asesorarte con el presupuesto e instalación de tu parquet, además si no cuentas con el tiempo para su colocación y quieres un acabado profesional, nosotros te garantizamos los mejores resultados. 

Hablamos sobre los suelos de madera y sus precios, al igual que lo hicimos anteriormente sobre suelo de gres imitación a madera, una opción más económica.

Para nadie es un secreto que la madera es una de las opciones más populares cuando de suelos se trata. Y, es que su practicidad, resistencia y confort ha convertido este material en el favorito de muchos.

Todo esto, sin mencionar su gran cantidad de acabados, que incluso puede hacer que te lleve mucho tiempo tomar una buena decisión. Es por eso que si también eres un fanático de este material y estás pensando en reformar, quizás debas conocer los distintos tipos de madera para suelo y cómo elegir el mejor.

Tipos de suelos de madera

Si no puedes negarte a los encantos de la madera, y ya lo has elegido como tu material predilecto para tus suelos, es momento de decidirte por qué tipo escoger. A continuación, te contamos los diferentes tipos de madera para suelos que existe.

Suelo laminado

Parece extraño, pero la principal característica del suelo laminado es que no es madera. Si, has leído bien, no es madera; sin embargo, imita a la perfección el aspecto superficial de la madera.

Pero entonces, ¿Qué es realmente el laminado? Sencillo, se trata de un sistema compuesto de distintas láminas de varios materiales. Generalmente, se forma de una capa superior transparente y otras más de melaninas prensadas.

Madera multicapa

Al igual que el laminado, este tipo de suelo también está compuesto por capas, pero esta vez la madera si está implícita. En lugar de tener una última capa de vinilo o resina como el laminado, el suelo multicapa cuenta con una capa de madera.

Este tipo de suelo puede venir pretratada o bien tratarse in situ. El primer caso suele ser el más común de ambos, gracias a que al ser aplicado de manera industrializada es mucho más resistente.

Maciza natural

Es una sola pieza de madera de un espesor total noble. Cuenta con una excelente calidad que lo caracteriza, lo que aumenta en gran manera su valor. Así que si estás pensando en hacer una inversión a largo plazo, no dudes en elegir esta opción.

Los suelos de madera maciza natural van bien con cualquier época del año, pero en especial, con el invierno. Combinado con un suelo radiante, esta opción es ideal.

Precios

Elegir un suelo para tu estancia no es solo cuestión de gustos y preferencias, sino también de presupuesto. Conoce a continuación, los diferentes precios de los tipos de suelos de madera.

  • Laminado: alrededor de 17€/m2.
  • Multicapa: alrededor de 20€/m2.
  • Maciza natural: alrededor de 25€/m2.

¿Cuál escoger?

Ahora bien, seguramente ya estés más cerca de tomar tu decisión definitiva. Sin embargo, es probable que aun tengas ciertas dudas al respecto. Una recomendación, y quizá la más importante, es escoger el tipo de material que más se adapte a tu gusto y presupuesto.

Mientras tanto, también es aconsejable prestar atención al tipo de estancia donde va a estar tu suelo. Por ejemplo, para usos intensivos es recomendable utilizar una calidad como la del suelo laminado o bien multicapa para usos comerciales.

Sea cual sea tu decisión, en Reiteman Madrid, empresa de reformas integrales, podremos ayudarte con tu presupuesto e instalación del suelo.

Con la inmensa receptividad que han obtenido las tarimas flotantes en los últimos años, ya es de suponerse cuál será la próxima opción para tu suelo. Pero, ¿elegir entre los colores de tarima flotante es tan sencillo como parece? La respuesta es no, pues para escoger el tono ideal de tu tarima, es necesario tener un par de detalles en cuenta.

Ya hablamos anteriormente del precio de poner tarima flotante, pero hoy veremos cómo escoger el color ideal para tu tarima flotante sin morir en el intento. Así que no te puedes perder este post.

Colores de tarima flotante

Hoy en día, existe un enorme catálogo de colores de tarima flotante totalmente diferentes para darle vida a tu tarima flotante. Desde tonos grises, marrones, y negros hasta los más llamativos blancos, rojizos y azules.

A causa de tanta variedad, tomar una sola opción puede volverse realmente complicado. Para ayudarte, en las siguientes líneas de mostraremos algunos de los mejores colores de tarimas flotantes divididos en tonos claros y oscuros.

Tonos claros

Para nadie es un secreto que el estilo nórdico cada día se apodera del interiorismo de más y más viviendas. Por esta razón, también es cada vez más común ver tarimas flotantes en tonalidades claras que van a la perfección con este estilo.

Los colores como el gris, marrón claro y blanco, son considerados tonos claros capaces de dar una excelente sensación de amplitud y luminosidad como ya hablamos en el post sobre cómo elegir los colores. Eso sí, debes tener en cuenta que los colores claros también pueden provocar la sensación de frialdad en el ambiente. Por lo que se recomienda contrarrestar esta característica con el resto del espacio en muebles y paredes, por ejemplo.

Tonos oscuros

Si tu estancia es bastante grande y el tamaño no es problema, es probable que necesites la ayuda de tonos oscuros en tu tarima para aportar un poco de calidez. Los tonos como el marrón oscuro o negro, son ideales para aportar dicha sensación.

Sin embargo, al contrario de los tonos claros, estos pueden reducir la luz en el ambiente. Para reducir este efecto, es aconsejable decorar el espacio con unos cuantos detalles en color para recobrar los puntos de luz perdidos.

¿Cuál es más limpio? 

Al tratarse del suelo, es probable que la limpieza sea un factor preocupante en el momento de hablar de la decoración de tu tarima flotante. Generalmente, los tonos claros como el blanco pastel o el azul celeste, son considerados colores relacionados a la limpieza y pulcritud.

Sin embargo, y aunque parezca contradictorio, también son los tonos más fáciles de ensuciar. Así que si tu estancia es de uso frecuente, lo mejor es que trates de considerar los tonos oscuros como una opción mucho más probable.

¿Qué tener en cuenta al elegir entre colores de tarima flotante?      

¿Aún no estás seguro sobre qué color elegir para tu tarima flotante? Tranquil@, unos cuantos consejos quizá te vengan bien. Aquí te dejamos un par de detalles que debes considerar en el momento de tomar una decisión final.

Espacio de la estancia

Uno de los principales detalles que no puedes dejar pasar por alto al escoger un color para tu tarima flotante. Como ya hemos dicho, si tu espacio es reducido, los tonos claros serán ideales para ampliar visualmente la estancia. Mientras tanto, los tonos oscuros permiten que tu habitación amplia se vea más acogedora.

¿Mucha o poca iluminación?

Otro detalle fundamental, es el tipo de iluminación que tenga tu habitación. Si la habitación es escaza de luz, son recomendables las tonalidades claras para luchar contra la falta de luminosidad. Como es de esperarse, los suelos más oscuros son ideales para habitaciones bien iluminadas.

Color en los muebles y paredes

Ni todo en claro, ni todo en oscuro queda bien. Por tanto, no es nada favorable estéticamente hablando que al igual que tus muebles y paredes, tu piso también sea claro u oscuro. El contraste debe estar presente en tu habitación, por lo que es necesario jugar con las combinaciones hasta conseguir la armonía deseada.

Escoger el color para tu tarima flotante puede parecer difícil, pero una vez tomada la decisión tu espacio te lo agradecerá. De cualquier forma, en Reiteman Madrid, empresa de reformas integrales situada en Madrid, estaremos encantados de asesorarte y valorar contigo cuál es la mejor opción.

Como ya hablamos con los suelos de madera, cada tipo de madera cuenta con características inigualables, aunque hoy día existen materiales que imitan muy bien su apariencia, no hay nada mejor que su aroma o su calidez al tacto, así como otros aspectos beneficiosos de la madera, de forma que  sigue siendo uno de los materiales más empleados en la vivienda a la hora de llevar a cabo una reforma en general.

Es tan amplio el abanico de opciones que aporta madera, que se puede construir una casa y decorarla solo usando este material, también por esta razón, surgen dudas en relación a cuáles son los tipos de madera más convenientes para realizar una reforma.

Tipos de madera

Para empezar, es vital que conozcas las características de la madera para que sepas seleccionar la mejor opción entre los distintos tipos que encontrarás en el mercado. La madera se diferencia por medio de una clasificación basada en su propio peso y dureza, según sean duras o blandas.

Maderas duras:

Son maderas que provienen de árboles que han desarrollado un crecimiento lento a lo largo del tiempo, por lo tanto suele ser más costosas, sin embargo, poseen mejores propiedades mecánicas y estéticas. Por lo general, son de un color más oscuro que las maderas blandas.

Debido a su firmeza, ofrecen una mejor resistencia ante la humedad, por lo que se emplean tanto para reformas exteriores como interiores, son más difíciles de trabajar y requieren de una maquinaria adecuada. Entre los tipos de madera duras se encuentran: olmo, caoba, nogal, roble, cerezo, olivo, entre otras.

Maderas blandas:

Las maderas blandas son más accesibles y su crecimiento natural es más rápido y tiene propiedades aislantes más efectivas. Son de colores claros y más ligeras que las maderas duras, por lo tanto, son más maleables para trabajarla. Entre las maderas blandas destacan, abeto, pino, cedro, entre otras.

Clases de madera

Veamos cuáles son las principales características de las diferentes clases de madera.

Caoba

Es una madera tropical de color rojizo oscuro de gran resistencia, que se utiliza para la elaboración de muebles, revestimientos de suelos, puertas, entre otras.

Olmo:

Se caracteriza por su tono marrón claro, es una madera resistente a la humedad, es muy utilizada en la fabricación de barcos, muebles, artículos decorativos y esculturas.

Roble:

Se utiliza para el revestimiento de suelos y paredes, así como la fabricación de muebles de lujo. Es una madera algo más cara pero de gran resistencia y durabilidad.

Cerezo:

Entre los diferentes tipos de madera, el cerezo no pasa desapercibido, tiene un color café rojizo brillante muy llamativo, aunque con el tiempo se oscurece un poco, con ella se fabrican muebles, sillas y revestimientos.

Nogal:

Es perfecta para la fabricación de muebles, armarios, puertas y elementos torneados. El nogal resiste muy bien los golpes y grietas, ya que, es muy compacta, su color es marrón oscuro con venas.

Olivo:

Es muy fácil de reconocer debido a sus vetas irregulares que le dan un toque atractivo, se usa en la elaboración de muebles y revestimientos.

Abeto:

Es un tipo madera blanda, muy ligera que posee buena resistencia y elasticidad. Se utiliza en revestimientos de paredes y techos.

Pino:

Es una madera de bajo coste en relación a otras maderas blandas, es muy utilizada en la industria de la construcción. Posee una textura uniforme de un color miel claro, también se usa para la fabricación de muebles rústicos.

Cedro:

Entre los diversos tipos de madera blandas, el cedro posee propiedades resistentes a la putrefacción y descomposición, tiene un aspecto rojizo, es ideal para la elaboración de muebles y revestimientos de techos.

Para seleccionar el tipo de madera adecuada es bueno que conozcas las características descritas, y, sobre todo, que tengas en cuenta el uso que tendrá.

Para realizar una reforma en tu vivienda, debes pensar bien y no dejarte llevar solo por lo estético, es vital que consideres otros aspectos, en Reiteman te asesoraremos sobre la mejor opción en base a tus objetivos, incluso la posibilidad de combinar varias clases de madera para obtener un acabado único e impactante.

El suelo laminado es un tipo de suelo de madera y una excelente alternativa para reformar tu suelo, con él podrás darles un nuevo aspecto a tus estancias en poco tiempo, ya que, su sistema de instalación es rápido y sencillo. Además, este tipo de pavimento puedes instalarlo directamente sobre tu desgastado suelo.

No debemos confundir el suelo de tarima con el suelo laminado, aunque  el suelo laminado se integra muy bien con cualquier estilo decorativo, cuenta con una relación calidad-precio muy atractiva, presentando una amplia gama de diseños, colores y modelos tanto para interiores como exteriores. Existen diversos acabados que imitan de forma realista la madera u otros materiales, veamos más sobre ellos.

Tipos de suelo laminado

Un suelo laminado está compuesto por varias capas de diferentes materiales, generalmente derivadas de la madera, que otorgan características únicas para poder resistir el tráfico constante. La siguiente clasificación explica el grado de resistencia a la abrasión:

·      Suelo laminado de uso doméstico moderado: uso residencial, ideales para habitaciones y dormitorios.

·      Suelo laminado de uso doméstico general: para suelos de uso medio, como salones y salas de estar.

·      Suelo laminado de uso doméstico intenso: de mayor resistencia, para salones y pasillos.

·      Suelo laminado de uso comercial general: su uso es intermedio, es ideal para oficinas, boutiques y tiendas comerciales.

·      Suelo laminado de uso comercial intenso: es perfecto para áreas de alto tráfico, por ejemplo: escuelas, almacenes, supermercados, entre otros.

De igual forma, según su proceso de fabricación se pueden distinguir dos grandes tipos de suelos laminados:

·      De presión directa: está compuesto por 4 capas, que aportan una gran resistencia y durabilidad. Se pueden instalar en vivienda y comercios con tránsito intermedio.

  • De alta presión: fabricados con 7 capas, para instalarse en lugares públicos de alto tránsito.

Ventajas y desventajas:

El suelo laminado se caracteriza por imitar de manera excelente la madera, no obstante, te recomendamos que consideres las ventajas y desventajas que ofrece este tipo de pavimento antes de decantarte por una opción.

Ventajas

  • Su instalación es rápida y sencilla.
  • Se puede instalar sobre otros pavimentos sin necesidad de retirar el anterior.
  • Tiene un precio accesible en comparación a otros revestimientos.
  • Posee una belleza estética, con diversidad de colores y acabados.
  • Es fácil de limpiar y mantener, solo no debes aplicar ningún tipo de producto abrasivo.
  • Evita la proliferación de bacterias y hongos.
  • Tiene una gran resistencia y durabilidad, tiene en consideración el tipo y la calidad del suelo.

Desventajas

  • Algunos tipos de suelos laminados de baja calidad, pueden producir una descarga electrostática, ya que, no fueron tratados antiestáticamente.
  • Cuando se daña no puedes lijarlo o rellenarlo para renovar o reparar su aspecto.

Sin duda, el suelo laminado se ha convertido en una opción inmejorable ante el tradicional suelo de madera, debido principalmente a sus precios competitivos y el mantenimiento sencillo, no obstante, recomendamos que su instalación sea realizada por profesionales en área para que no corras el riesgo de sufrir algún tipo de inconvenientes en sus juntas o bordes. 

Así mismo, en Reiteman contamos con un equipo de especialistas dispuestos a asesorarte y aclarar cualquier duda, sobre el tipo de suelo laminado que mejor se adapta a tus espacios.

El suelo de cualquier vivienda o negocio tiene que ser elegido de una forma correcta. Para ello, es necesario evaluar ciertas características, por ejemplo: resistencia, durabilidad, mantenimiento, entre otros aspectos, así como su belleza estética. Conocer las ventajas y desventajas, en este caso, de los suelos porcelánicos, al igual que ya hablamos de otros tipos de suelos como el suelo de madera. será favorable a la hora de seleccionar cualquier tipo de suelo.

Los suelos porcelánicos son un material que se caracteriza por su gran resistencia y elegancia, además son suelos que se actualizan constantemente con nuevos diseños adaptados a cualquier estilo sea este clásico o vanguardista.

¿Qué son los suelos porcelánicos?

Los suelos porcelánicos los has visto en una infinidad de lugares, desde interiores hasta exteriores, incluso, algunos lo utilizan en las fachadas de sus viviendas como revestimiento en las paredes. Los suelos porcelánicos están elaborados de cerámica prensada compacta y dura de mínima porosidad, lo que confiere una alta resistencia a la humedad, a los golpes y también a las temperaturas extremas. La cocción del material se realiza a altas temperaturas que superan los 1000 °C, derivando una pieza impermeable con una capa de vitrificación no porosa.

Ventajas y desventajas del suelo porcelánico

Si tienes alguna duda sobre este tipo de suelo, aquí te dejamos las ventajas y desventajas,. Comencemos entonces conociendo todas las ventajas que ofrecen los suelos porcelánicos.

Ventajas

1.Ideal para cualquier espacio

Una gran ventaja de este material es su versatilidad, son ideales para cualquier espacio de tu casa o negocio, puedes instalarlo en la cocina, baño, salón, pasillos, suelo exterior, entre otros, sin ningún tipo de temor de su exposición a la humedad o al calor.

2. Fácil mantenimiento

Es un material de mantenimiento sencillo, no hace falta aplicarle productos especiales para su cuidado, además su baja absorción a los líquidos evitará que tu suelo se manche si se derrama algún producto, sencillamente con agua y jabón neutro podrás retirar cualquier sustancia o suciedad.

3.Durabilidad extrema

Independientemente de las condiciones climatológicas, los suelos porcelánicos se mantienen inalterables en el tiempo conservando así su estado original, el proceso de elaboración les otorga una gran resistencia a los cambios de temperaturas. Por lo tanto, son suelos ideales tanto para interiores como exteriores, así como, para áreas muy transitadas.

4.Suelos que imitan otros materiales

Actualmente existen en el mercado suelos porcelánicos que imitan muy bien otros materiales, por ejemplo, la madera en diversos tipos y tonalidades sin tener que preocuparte por su cuidado. De igual forma, puedes encontrar distintos diseños como la piedra y el mármol, pero en porcelánico.

5.Fácil instalación

Su fácil instalación hace que los suelos porcelánicos sean utilizados en algunas ocasiones para crear diseños decorativos que proporcionen ese toque personal a tu estancia. Es un material que se adhiere muy bien al cemento y otros tipos de pegamentos que se utilizan para su colocación.

Ahora que conoces la versatilidad, resistencia y otras cualidades de los suelos porcelánicos, también es vital que tengas presentes algunas desventajas que puede tener este material.

Desventajas

1.Difícil instalación

La resistencia de los suelos porcelánicos, también puede ser una desventaja, ya que, en ocasiones los ángulos de las habitaciones no son los más idóneos para su instalación, puede resultar difícil realizar algún tipo de corte para encajar el material y más aún cuando no se cuenta con una mano de obra especializada que realice la instalación.

2.Calidez de material

Los suelos porcelánicos son un material frio al tacto lo que puede ser una desventaja si quieres andar descalzo y sentir calidez en tus pies.

3.Su precio

Es un material que suele ser más costoso que otros tipos de cerámicas o baldosas. Incluso la instalación puede resultar con un coste elevado.

Sin embargo, las ventajas que ofrecen los suelos porcelánicos son magníficas en comparación con otros materiales. Es fundamental que, antes de decidirte por un material consultes a una empresa de reformas integrales, como Reiteman, que trabaja en toda la Comunidad de Madrid, que te ayude a elegir el mejor según tus espacios y te aporte la asesoría necesaria. Sin embargo, lo más importante es que escojas un suelo que se adapte a las condiciones a las que va a ser expuestos, y por supuestos, a tus gustos.

La resina epoxi es un tipo de suelo de resina, que en el pasado era muy utilizado para el recubrimiento de pavimentos de origen comercial e industrial, no obstante, sus propiedades y versatilidad han hecho que se integren con éxito en las viviendas, la resistencia y estabilidad del material, junto a un acabado diferente y bonito crean un suelo irresistible para la estética de cualquier estancia.

Los suelos de resina epoxi son muy fáciles de limpiar, se trata de un pavimento autonivelante con un acabado liso y continuo, que no poseen juntas impidiendo el crecimiento de hongos y bacterias, así como la acumulación de partículas de polvo. Aquí te dejamos las ventajas y los posibles inconvenientes que puede presentar este material, para que puedas tomar la decisión más acertada a la hora de renovar tu suelo.

¿Qué es la resina epoxi?

La resina epoxi es un polímero termoestable que pasa de estado líquido a sólido mediante la aplicación de un catalizador, ofreciendo una alta resistencia y un aspecto estético impresionante. Este polímero que se vierte en la superficie del suelo resulta de la mezcla de Bisfenol A y epiclohidrina. Las características y prestaciones de este pavimento lo hacen un material muy versátil para el revestimiento de los suelos.

Es un material impermeable y antideslizante muy utilizando en locales comerciales y zonas industriales, así como en lugares donde la higiene es primordial, por ejemplo: hospitales, centros médicos y laboratorios, sin embargo, sus características y cualidades han permitido que su instalación sea aplicable a cualquier tipo de vivienda.

Ventajas e inconvenientes

Los pavimentos de resina epoxi aportan grandes ventajas y beneficios, además de ofrecer un óptimo desempeño, aunque hay que tener en cuenta algunos pequeños inconvenientes que puede tener este material, para que evalúes de forma correcta si es el tipo de suelo que estás buscando, adaptándose a tus gustos y necesidades.

Ventajas

1.    Resistencia

Los suelos de resina epoxi ofrecen una gran resistencia a la corrosión, así como una exposición prolongada a agentes químicos, con una superficie antimanchas, además es un suelo que tiene una gran capacidad de soporte, sin sufrir ningún tipo de daño, por lo que puede servir, por ejemplo: para estacionamientos de vehículos y maquinarias pesadas, locales con estructura de almacenamiento, laboratorios químicos, entre otros.

2.    Aplicable sobre suelos existentes

Una gran ventaja que lo hace un potencial pavimento para cualquier reforma de vivienda o negocio, es que se puede aplicar sobre diversos materiales ya existentes, es decir, no es necesario sustituir el suelo anterior, puede colocarse sobre cerámica, hormigón, madera, entre otros. Esto permite aminorar los costes por la instalación del suelo, al mismo tiempo su colocación resulta más rápida y sencilla.

3.    Versatilidad

De igual manera, su gran resistencia a la humedad y altas temperaturas lo hacen adecuado para los espacios de la cocina y el baño. Ahora bien, su belleza, brillo y versatilidad también permite colocarlo en cualquier estancia de la vivienda funcionando perfectamente en interiores como exteriores.

4.    Variedad de colores y acabados

Si te gustan los colores llamativos con un acabado brillante esta es una excelente alternativa, siendo ideal para espacio con un estilo moderno. Del mismo modo, puedes decidirte por una textura mate en un color clásico. También puedes seleccionar un diseño más personalizado con un estilo vitrificado. Gracias a las nuevas tecnologías es posible aplicar un diseño en 3D como paisajes o cualquier escenario de ensueño.

5.    Fácil mantenimiento

Se trata de un material que requiere solamente de un paño húmedo y algún detergente sencillo para su cuidado y mantenimiento. Igualmente, al ser una superficie lisa y continua sin ningún tipo de juntas la resina epoxi evita el crecimiento de bacterias y hongos.

6.    Autonivelantes

Con la instalación de este suelo lograrás un acabado continuo y liso sin mucho esfuerzo, permitiendo ser un revestimiento eficiente para maximizar visualmente los espacios pequeños.

7.    Tiempo de secado corto

El tiempo de secado es de aproximadamente 8 horas, se podrá transitar sin problema alguno después de haber transcurrido tan solo 24 horas.

8.    No contiene disolventes

Lo que facilita su aplicación, ya que, no desprende olores fuertes durante su instalación.

Inconvenientes

Ahora echemos un vistazo a esos inconvenientes que puede presentar este material.

1.    Mano de obra especializada

Aunque la instalación de la resina epoxi es rápida y sencilla, exige una mano de obra especializada que garantice sus propiedades.

2.    Difícil de cambiar

Es un material que puede ser difícil de cambiar, por lo que si en un futuro decides realizar una reforma para renovarlo, es un factor que hay que considerar.

3.    Puede mostrar imperfecciones

Según la base sobre la cual apliques la resina epoxi, se pueden mostrar algunas imperfecciones o daños del suelo anterior, siendo indispensable que este se encuentre bien trabajado para garantizar una terminación de calidad.

Con el suelo de resina epoxi es más sencillo renovar y transformar tus espacios, darle ese cambio que necesita a tu vivienda de una forma fácil y rápida, ponemos a tu disposición productos fabricados con la más alta tecnología en polímeros, contáctanos si deseas un pavimento perfecto con acabado profesional.

Ya hemos hablado con anterioridad de diferentes tipos de suelos. Hoy le toca el turno a los suelos de resina, perfectos para cambiar por completo el aspecto de la vivienda o negocio, poseen características que lo hacen ideales tanto para interiores como exteriores, y además, tienen muchas ventajas que lo colocan como uno de los favoritos en la actualidad.

La resina proporciona un acabado liso y continuo, con una amplia variedad de colores, además resulta una elección accesible económicamente y de fácil instalación. En un principio era común ver este tipo de suelo en zonas industriales y comerciales, sin embargo, hoy día es muy recomendado por especialistas en la decoración de interiores de cualquier vivienda.

¿Qué son los suelos de resina?

Los suelos de resina se obtienen a partir de una mezcla de polímeros y materias primas. La resina es un polímero que modifica su estructura (se endurece) cuando es mezclada con un catalizador. Esta mezcla puede variarse otorgando distintas propiedades para su aplicación, por ejemplo, si quieres un suelo menos liso y antideslizante para la zona del baño puedes conseguirlo modificando los componentes.

Así mismo, este material logra un pavimento continuo y liso que no requiere de juntas, evitando la acumulación de residuos y bacterias, además en caso de una reforma, no necesitas retirar el suelo existente para su instalación. Es un suelo duradero, impermeable y de gran resistencia a las abrasiones.

Ventajas de colocar el suelo de resina

Realmente los suelos de resina tienen un gran número de cualidades que lo colocan entre los primeros de la lista a la hora de reformar un espacio. Veamos algunas de las ventajas que ofrece este tipo de pavimento.

  • Autonivelantes: esto significa que al instalarse en su estado líquido se distribuye y nivela adecuadamente sobre toda la superficie.
  • Variedad de colores: se encuentra disponible en una gran cantidad de colores, incluso puedes personalizar tu suelo a través de un diseño vitrificado.
  • Distintos acabados: puedes tener unos acabados mates, satinados o brillantes.
  • Fácil instalación: su instalación es muy fácil y rápida, además se puede colocar sobre un suelo ya existente.
  • Económicos: es un pavimento bastante accesible en comparación con otros materiales que ofrecen las mismas ventajas.
  • Mantenimiento sencillo: son fáciles de limpiar y no permiten la acumulación de hongos y bacterias.
  • Versatilidad: es un pavimento impermeable, resistente y duradero que se adaptan a cualquier estancia de tu vivienda o negocio, tanto en interiores como exteriores. Se puede combinar perfectamente con el estilo y diseño de tu vivienda.
  • Aislamiento térmico: logran mejorar el aislamiento térmico de la estancia.

Precio del suelo de resina

Los suelos de resina tienen una excelente relación calidad-precio. Al igual que otros pavimentos su precio puede variar dependiendo de múltiples factores, por ejemplo:

  • Efecto deseado: cuando se habla de un suelo personalizado, su precio varía dependiendo del diseño y la complejidad.
  • Tamaño de la superficie: por lo general se establece un coste por cada metro cuadrado.
  • Mano de obra: dependerá del tipo de instalación.
  • Tiempos de secado.

Teniendo en cuenta los elementos anteriores, el precio de un suelo de resina básico podría oscilar entre los 25 y 30 euros por m2 aproximadamente. Así mismo, un suelo personalizado lo puedes encontrar entre los 30 y 40 euros por m2, y un suelo de resina más complejo, entre los 40 y 70 euros por m2.

Los suelos de resina son una excelente opción para tu vivienda o local. De igual forma es importante que su instalación sea realizada por personal especializado, en Reiteman, empresa de reformas integrales, puedes solicitar nuestra asesoría para seleccionar el suelo de resina más acorde con tus necesidades y gustos. 

En ocasiones, elegir el sistema de calefacción adecuado puede volverse algo realmente complicado. Por ello, hoy vamos a hablar de la opción del suelo radiante y su precio.

Tipos de suelo radiante

Al igual que, con los sistemas de calefacción, no existe un único tipo de suelo radiante. Existen dos tipos de suelo radiante: suelo radiante por agua caliente o suelo radiante hidrónico, y suelo radiante eléctrico o hilo radiante.

Escoger entre estas dos opciones puede volverse una decisión un tanto difícil, es por eso que te ayudaremos un poco contándote acerca de cada sistema para que tomes la mejor decisión.

Suelo radiante eléctrico o hilo radiante

Este tipo de suelo radiante se instala bajo el revestimiento, y su única fuente de alimentación es la energía eléctrica. Cuenta con una estructura serpenteante que al calentarse, logra traspasar el calor al suelo. Una de sus más importantes ventajas, es que no requiere caldera para funcionar.

Sin embargo, esta ventaja viene con un inconveniente, pues al estar conectado a la red eléctrica el ahorro energético no es tan significativo. Pero, su eficiencia, además de su fácil y económica instalación lo compensa a la perfección.

Suelo radiante por agua o hidrónico

Uno de los principales y más ventajosos aspectos de este tipo de suelo,  es su increíble nivel de eficiencia. Y es que en comparación con el suelo radiante eléctrico, este tipo proporciona un mayor ahorro energético y menor tiempo de amortización.

Alcanza una temperatura ambiente de entre 180°C y 22°C, debido al calentamiento del agua con una altura máxima de 46°C. Dicha agua se calienta a través de una caldera, suponiendo un sistema de ahorro de hasta 30% menos en costes en la factura energética.

Ventajas

La instalación de un suelo radiante requiere de una inversión considerable, así como cierta cantidad de tiempo y energía. No obstante, sus ventajas la convierten en una alternativa ideal a otros sistemas de calefacción.

  • Gracias a su instalación, se logra mejorar tanto el aislamiento acústico como el aislamiento térmico en el espacio.
  • No producen corrientes de aire, por lo que es mucho más saludable al evitar la aparición de ácaros.
  • Distribuye el calor de forma uniforme.
  • Son versátiles ya que permiten pasar desapercibido bajo el suelo, o incluso, en el techo.

¿Qué tener en cuenta antes de instalar suelo radiante?

Con toda la información que tienes, es posible que ya quieras instalar tu propio suelo radiante. Pero también es importante que conozcas algunos otros puntos importantes antes de instalar tu suelo radiante.

  • Tipo de suelo: es importante tener en cuenta que no todos los suelos funcionan correctamente con este sistema de calefacción. Una recomendación es utilizar suelos no aislantes para que el calor pueda transmitirse mucho mejor. Los suelos cerámicos o pétreos son la mejor elección, mientras que la madera así como otros materiales aislantes no suelen aconsejarse.
  • Regulación de temperatura: instalar únicamente el sistema no es suficiente; además hay que incluir dispositivos para regular la temperatura. En la actualidad, es posible encontrar distintos dispositivos desde termostatos hasta aplicaciones móviles para esta función.
  • Tipos de sistema: como ya hemos mencionado, los suelos radiantes pueden funcionar debido al suministro de agua caliente o a la electricidad. Pero además, puede funcionar con otros sistemas como por ejemplo, los paneles solares.
  • Mantenimiento: este sistema de calefacción, en especial el suelo radiante hidrónico, requiere de un mantenimiento continuo para poder evitar averías.

Precio del suelo radiante

El coste de una instalación de este tipo de suelo variará según diferentes aspectos como el espacio, el tipo de sistema que se instalará (hidrónico o eléctrico) y los materiales a emplear. No obstante, el rango de precio de instalación es entre 30 €/m2 y 80 €/m2.

Si estas pensando en instalar tu suelo radiante, no dudes en pedirnos presupuesto sin compromiso en el 685 126 265. Somos una empresa de reformas en general que trabaja en toda la Comunidad de Madrid.

Items de portfolio