Entradas

Cuando se quiere realizar algún tipo de obra en una vivienda, es necesario informarse al detalle sobre las normativas que rigen este proceso. La Ley de Propiedad Horizontal (LPH), publicada en el «BOE» núm. 176, de 23/07/1960, es una de las reglas más importantes a cumplir en la realización de obras, en especial, si se trata de una comunidad compartida. Hoy, hablaremos sobre qué es y en qué consiste esta normativa.

Ya hablamos de los permisos a pedir a la comunidad en otras ocasiones y esta ley forma parte de esta secuencia de reformas que pueden estar relacionadas con la comunidad de vecinos.

¿Qué es la ley de propiedad horizontal?

A casi 60 años de haber entrado en vigencia, la Ley de Propiedad Horizontal ha servido para regular ciertas normas sobre propiedades como pisos, locales, comunidades, zonas comunes, etc. Básicamente,  se trata de una ley que regula las comunidades de propietarios que además, establece las normas del correcto funcionamiento dentro del entorno compartido.

Esta ley con los años, ha sido foco de una gran cantidad de modificaciones que han logrado que para algunos, sea difícil definir sobre de qué se trata.

¿En qué consiste?   

La Ley de Propiedad de obras, establece que el propietario de un piso o local puede modificar su arquitectura, instalaciones o servicios, mientras que no suponga ningún riesgo en la seguridad del edificio o comunidad. Esto, con el propósito de preservar su estructura general, configuración, exteriores, o los derechos de otro propietario. De este modo, el encargado de la comunidad debe ser el primero al que debe notificársele cualquier obra. Así, como cada propietario individual también deberá conocer sobre las reparaciones u obras que puede realizar y cuáles son sus límites con respecto a la comunidad.

Por otro lado, restringe a los propietarios la posibilidad de realizar todo tipo de obras que sean contrarias a las reglas de la comunidad, ya sean actividades peligrosas, nocivas, ilícitas, insalubres o molestas para el resto. Dejando a salvo, las reparaciones urgentes que deban realizarse de forma individual o en áreas comunes. Este último, requiere de un acuerdo previo de la junta de propietarios, tras informar al administrador sobre las posibles obras. En definitiva, el objetivo de la Ley de Propiedad Horizontal de obras, es preservar el buen funcionamiento de la convivencia dentro de una comunidad.

Conocer sobre las reglas que regulan las obras de tu propiedad o comunidad, es importante para llevar a cabo estos procedimientos adecuadamente, evitando cualquier tipo de contratiempo. Contacta con nuestra empresa de reformas integrales, y consulta sobre cualquier duda e inquietud.

Desde el año 2013, entró en vigor una regulación que obliga a que las viviendas y edificios con más de 250 metros cuadrados de superficie, cuenten con un Certificado de Eficiencia Energética. Si estás interesado en saber de qué se trata, no puedes perderte este post. Aquí te contaremos qué es y cuales son los trámites para obtener este Certificado de Eficiencia Energética en Madrid.

¿Qué es el Certificado de Eficiencia Energética?

La legislación de la Unión Europea define el Certificado de Eficiencia Energética como “certificado reconocido por un Estado miembro, o por una persona jurídica designada por este, en el que se indica la eficiencia energética de un edificio o unidad de este, calculada con arreglo a una metodología determinada”. Este certificado deber ser emitido y avalado por un técnico especializado en la materia para que tenga validez.

Una vez que el certificado es emitido por parte del profesional facultado para hacerlo, le corresponde al propietario del inmueble presentarlo ante el órgano de la Comunidad Autónoma correspondiente para realizar el registro de la certificación. Por supuesto, para llevar esto a cabo, es necesario que cumplas con ciertos requisitos que te detallaremos a continuación.

Trámites para conseguir el Certificado de Eficiencia Energética en Madrid

Como ya hemos mencionado, para conseguir el Certificado de Eficiencia Energética en Madrid, debes cumplir con los siguientes requisitos:

  • Identificación del edificio o vivienda que se va a certificar.
  • Se debe indicar el procedimiento para obtener la certificación, de acuerdo al tipo de inmueble a certificar.
  • También es necesario indicar la normativa que se aplicó en el momento de construir el inmueble. Esta normativa va a variar, dependiendo del año de construcción.
  • Identificación del técnico o profesional que ha emitido el certificado, con todos los detalles exigidos en la planilla correspondiente.
  • Posteriormente, al reunir toda la información necesaria, se debe subir telemáticamente en el portal oficial de la Comunidad de Madrid, en el formulario establecido para tal fin.
  • Además, el certificado emitido por el técnico, debe contener todos los detalles energéticos del inmueble, como ubicación, los planos, fotos del edificio o la vivienda y la superficie habitable expresada en m2.

¿Quién está excluido?

Si bien es cierto que existe una regulación que exige el cumplimiento de esta normativa, también hay algunas edificaciones que están exentas de esta certificación. Entre ellas podemos encontrar:

  • Edificaciones protegidas de manera oficial por considerarse patrimonio arquitectónico o histórico.
  • Inmuebles o parte de los mismos que se usen exclusivamente como sitios de culto o actividades religiosas, como iglesias, organizaciones religiosas, mezquitas, entre otras.
  • Construcciones realizadas provisionalmente y que tienen previsto utilizarse en un período de dos años o menos.
  • Edificaciones con actividades industriales, de la defensa o agrícolas.
  • Edificios aislados que posean una superficie útil de 50 metros cuadrados o menos.
  • Edificios que hayan sido adquiridos para someterlos a grandes reformas o demoliciones.
  • Edificios o viviendas que sean utilizadas menos de cuatro meses al año o en un período de tiempo en el que el consumo sea menor al 25% de los que sería el consumo anual.

Si posees un edificio en Madrid y necesitas realizar esta certificación, entonces no esperes más para obtenerla. En Reiteman, Empresa de Reformas Integrales en Madrid, esperamos haberte ayudado con estos sencillos, pero útiles tips.

 Las obras en zonas comunes requieren de ciertos permisos y licencias para ser ejecutadas y sobre todo, del consentimiento de la comunidad. Un ejemplo muy común lo observamos en edificaciones antiguas donde las tuberías de agua empiezan a deteriorarse y necesitan un cambio. Hay algunos aspectos que son muy importantes y que debes tener en cuenta sobre la comunidad de vecinos al realizar obras en zonas comunes. Veamos a continuación una descripción de esos aspectos.

5 cosas a tener en cuenta al realizar obras en zonas comunes

Permisos y licencias

En primer lugar, antes de ejecutar la obra es muy importante que agilices todos los permisos y licencias que vas a necesitar. Es por ello que, debes dirigirte al Ayuntamiento y solicitar toda la información, además, plantear la reforma que requieres para que ellos te indiquen los aspectos adicionales.

Los permisos dependerán de la magnitud y del alcance de la reforma, ya que, si vas a realizar obras en zonas comunes, toda la comunidad de vecinos que tiene relación con ese espacio debe estar informada y en algunos casos aprobar dicha reforma.

Informar a la comunidad

Algo que debes tener en cuenta es la comunidad de vecinos, entender que cualquier obra que se realice genera molestias e incomodidades, ya sea por el ruido, los escombros, impedimentos en el tránsito, entre otros.

Lo mejor que puedes hacer es informar a la comunidad de vecinos, sobre todo los que puedan verse más afectados por las obras en zonas comunes. Del mismo modo, puedes colocar un cartel informativo que indique la reforma que vas a hacer.

Respeta los horarios

Las molestias que genera una obra pueden ocasionarte serios problemas con la comunidad de vecinos, por lo tanto, es muy importante que tengas en cuenta los horarios de trabajo y que los respetes.

Las reformas pueden iniciarse desde las 8:00am y la hora de culminación se ajusta con el Ayuntamiento y la comunidad de vecinos. Sin embargo, la mayoría de las obras en zonas comunes se ejecutan desde las 9:00am y culminan en un máximo de las 18:00 y los viernes a las 14:00. Todo esto para evitar lo menos posible perturbar a los vecinos.

Controlar el ruido

Otro aspecto que no puedes descuidar es el ruido que va a generarse durante las obras en zonas comunes. La ley establece que durante el día el ruido no debe exceder los 35dB y durante la noche jamás sobrepasar los 30dB.

Suciedad y escombros

Las obras en zonas comunes generan muchas molestias y una de ellas es la suciedad de los espacios y los escombros. Te recomendamos tener en cuenta cada uno de los lugares que se verán afectados durante la reforma.

Es importante cubrir los espacios con cartones u otro material para evitar salpicaduras, abolladuras y manchas. Tener en cuenta el ascensor (si es tu caso) y no abusar en el traslado de escombros, despejar las zonas de tránsito, recoger todos los residuos que genere la obra y depositarlos en los contenedores correctos.

La ley establece dónde depositar los escombros, así mismo es importante avisar a la comunidad de vecinos el día que se realizará la recolección de escombros para que sean previsores cerrando puertas y ventanas.

¿Qué empresa elegir para realizar las obras en zonas comunes?

Las obras en zonas comunes deben ser ejecutadas por profesionales capacitados, que realicen las modificaciones necesarias sin causar tantas alteraciones durante el tiempo estipulado para la reforma.

Este es un aspecto de vital importancia que debes tener en cuenta. Si la empresa que contratas es reconocida por la calidad de sus trabajos y por su experiencia vas a generar confianza en la comunidad de vecinos.

Si requieres una obra en zonas comunes no dudes en consultarnos, en Reiteman Madrid trabajamos en toda la Comunidad de Madrid y contamos con una amplia trayectoria abalada por nuestros proyectos.

Dividir un piso grande en dos apartamentos es una de las opciones cuando se quieren generar ingresos extra, vendiendo o alquilando. Además, es muy útil para, por ejemplo, crear una casa independiente para los hijos o para la separación de bienes de dos conyugues. Sin embargo, existen algunos trámites necesarios para dividir un piso en dos apartamentos y en este post te lo contamos todo. Así que no puedes dejar de leerlo para obtener más información.

5 trámites necesarios para dividir la vivienda en dos

Solicitud de autorización administrativa

Previo a realizar cualquier reforma a una vivienda, hay que tener en cuenta cuál es la normativa estatal. En este caso en particular, las normas de urbanismo de comunidad autónoma, la Ley de suelo y la Ley de Propiedad Horizontal, son las que rigen este tipo de obras. Estas normativas exigen una autorización administrativa que nos permita dividir la vivienda. Por lo general, dicha autorización es concedida por el órgano que corresponde al ayuntamiento o a la comunidad autónoma donde se encuentre situada la vivienda.

Solicitar permiso de la comunidad de vecinos

Al dividir un piso en dos apartamentos, es necesario contar con el consentimiento de la comunidad de vecinos del edifico. De esta forma, la Ley de Propiedad Horizontal estipula que para la aprobación de la división de un piso se requiere que al menos el 3/5 de los propietarios estén de acuerdo con el proceso.

Proyecto de obra y Licencia de Obra Mayor

Las nuevas viviendas independientes deben contar con una superficie mínima y el aislamiento térmico y acústico que estas requieren. Para esto se necesita la realización previa de un proyecto de obra por parte de un arquitecto. Que además, contemple la normativa vigente del Código Técnico de la Edificación. La reforma a realizar para separar un piso también requiere de una Licencia de Obra Mayor.

Registro de la Propiedad

Ambas viviendas independientes deben contar con una hoja registral propia, acreditada por el Registro de la Propiedad. Esta se obtiene, dejando constancia de la separación en escritura pública según el art.50 del Reglamento Hipotecario y art.3 de la Ley Hipotecaria. Al no contar con esta inscripción, no se pueden inscribir las viviendas ahora independientes en el Registro de la Propiedad, dejando a ambos propietarios totalmente desprotegidos.

Licencia de Primera Ocupación

Importante, tanto si se trata de una venta, alquiler o traspaso por herencia. La Licencia de Primera Ocupación, se encarga de autorizar que cada vivienda cuente con su propio e independiente suministro de agua, luz y gas.

Para dividir un piso en dos apartamentos, es importante que conozcas todos los trámites necesarios antes de cometer cualquier error que pueda retrasar la ejecución de tu obra.

De cualquier forma, puedes contactar con Reiteman Madrid y te asesoraremos de las licencias y permisos necesarios en la Comunidad de Madrid para dividir un piso en dos apartamentos. Seguramente también te interse 7 pasos antes de comenzar una reforma integral en tu casa.

Una desgravación no es más que una deducción parcial o total del impuesto sobre ciertas cosas. A la hora de realizar una reforma, una de las primeras dudas que surgen es si es posible proceder a desgravar la misma en la declaración de la renta. De ser esto posible, ¿cómo hacerlo?

Ya te contamos cómo desgravar la reforma de tu local. A continuación, cuatro tipos de reformas en tu casa, con las que puedes desgravarte en la declaración de la renta. 

Fines ecológicos

Algunas obras pueden beneficiar al medio ambiente, la eficiencia energética y contribuir al uso de energías renovables. Este tipo de trabajos son vulnerables a las desgravaciones en la declaración de la renta, como por ejemplo: la instalación de paneles solares, envolvente térmica para edificios o las dobles ventanas.

Las mejoras que no tengan nada que ver con algún tipo de ayuda ecológica, sino que sean simplemente decorativas, no serán candidatas a desgravar.

Seguridad y estructura 

Para puntos específicos donde la reforma sea realmente necesaria, vuelve a escena esta rebaja, pues se trata de una ayuda al fortalecimiento de áreas en la construcción que pueden llegar a ser nocivas para la seguridad de las personas. Cimientos, muros y pilares son esos lugares delicados en las construcciones; así como las instalaciones eléctricas, de agua y de gas, que también cuentan como factores que permiten la habitabilidad.

Accesibilidad

Otro aspecto que cuenta con ventajas fiscales, son todas aquellas obras con el propósito de mejorar la accesibilidad a la vivienda -de quienes tengan alguna discapacidad, o que por su avanzada edad les sea difícil acceder a ella-. Las rampas, ascensores o dispositivos especiales para la mejora de la accesibilidad dentro o fuera de la vivienda, se pueden desgravar, siempre y cuando sea con un propósito válido.

Comunicaciones

Por último, otra opción a desgravar son todas aquellas instalaciones que tienen que ver con el área de las telecomunicaciones, principalmente el acceso a Internet. Supone un factor primordial en las reformas.

Aunque, si bien es cierto que las desgravaciones no cubren todos nuestros gastos y no aligeran totalmente el peso del presupuesto de una reforma, suponen un gasto total menor. Así que, si tienes alguna duda sobre desgravaciones en lo que a la declaración de la renta se refiere, te invitamos a informarte un poco más a fondo y elegir convenientemente el presupuesto que mas se adapte a ti, con beneficios fiscales.