Hoy nos ocupamos de los tubos de cobre y sus precios, pero antes de instalar o reemplazar las tuberías de tu casa o negocio, es recomendable que te informes y conozcas los diferentes tipos de tubos y sus medidas, que existen en el mercado, para que puedas escoger las más adecuadas a tus necesidades.

Ya hablamos anteriormente sobre los tubos de cobre y multicapa y en este artículo ahondaremos sobre los tubos de cobre que permiten el transporte de una variedad de líquidos y gases con variaciones de temperatura, sin embargo, estos presentan ciertas diferencias para usos particulares.

Tipos de tuberías de cobre

Los tubos de cobre se presentan en tiras y rollos con una variedad de diámetro y espesores. Existen cinco principales tipos: M, L, K, DWV y ACR. Sus usos son diversos, pero cualquier producto elaborado con este material, cuenta con las propiedades necesarias para un óptimo rendimiento.

Los tubos de cobre son muy versátiles, además de ofrecer alta resistencia a la corrosión, funcionan muy bien para el transporte de líquidos y gases en condiciones de presión muy alta, usos generales en plomería, conducción de agua fría y agua caliente, sistemas de calefacción y refrigeración, entre otros.

Medidas de los tubos de cobre:

Los tubos de cobre por lo general vienen en presentaciones de pulgadas y unidades métricas, haciendo referencia al diámetro del mismo. Por ejemplo, las medidas de los tubos tipo M son: ½” x 1m; ½” x 3m; ½” x 6m; 3/4” x 6m; 1” x 3m; 1” x 6m.

 ¿Para qué sirven y dónde utilizarlo?

Los tubos de cobre tienen características importantes como, maleabilidad, ductilidad, resistencia al fuego y a los rayos solares, colocándolos entre los primeros de la lista en el uso de diversas aplicaciones e instalaciones, por ejemplo:

  • Tipo M: los tubos de cobre tipo M, son unos de los más populares en el mercado debido a sus competitivos precios, estos se utilizan en las instalaciones de agua fría y caliente para uso residencial y en aparatos de compresión.
  • Tipo L: son más gruesos que los tubos de cobre tipo M, suelen usarse en instalaciones de gases medicinales, gas natural, aire comprimido, en sistemas de calefacción y refrigeración, transporte de agua fría y agua caliente, entre otros.
  • Tipo K: son los tubos de cobre de mayor espesor, los cuales soportan altas presiones, están recomendados para instalaciones de tipo industrial bajo las condiciones más severas.
  • Tipo DWV: se usan en sistemas de ventilación o desagüe, sobre todo, donde no haya presión ni cambios de temperatura.
  • Tipo ACR: ideales para instalaciones continuas que no requieren de uniones, se utilizan principalmente en sistemas de refrigeración y aire acondicionado.

Precios de los tubos de cobre

Son variados los precios de los tubos de cobre, además puedes encontrar diversas presentaciones en tiras y rollos, por ejemplo, un rollo de tubería de cobre de 15 mm con 25 metros de longitud tiene un coste aproximado entre los 70 y 80 euros, mientras que un tubo de 20 x 22 mm en tira de un metro de longitud tiene un precio entre los 6 y 8 euros.

Las propiedades jmkjnde los tubos de cobre ofrecen grandes ventajas sobre otros productos, haciéndolos altamente competitivos en el mercado, con atractivos precios. Son fabricados sin costura, por lo que soportan muy bien las altas presiones, convirtiéndolos en un recurso imprescindible tanto a nivel doméstico como industrial.

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *