Ventanas de aluminio o PVC: Diferencias. ¿Cuál es la mejor opción?

La elección de un tipo de ventana puede ser una decisión difícil, no solo basta con comparar sus costes, es necesario evaluar otras características como seguridad, resistencia, aislamiento, luminosidad o simplemente el diseño acorde con tu estilo decorativo. Además, es necesario que tengas en cuenta que la elección de una ventana es un elemento que permanecerá un largo tiempo en la fachada de tu vivienda, y como no puedes optar por cambiarla de la noche a la mañana, te mostraremos las diferencias entre las ventanas de aluminio o PVC, para que puedas escoger la mejor opción de acuerdo a tus necesidades y gustos.

Diferencias entre ventanas de aluminio o PVC

Probablemente, es la hora de renovar tus ventanas y necesitas realizar una comparativa entre las ventanas de aluminio o PVC, aquí te mostramos algunas diferencias entre estos dos materiales.

Tipo de material

Para empezar, el aluminio es un metal ligero maleable de aspecto blanquecino y plateado, con bajas propiedades de aislamiento ante los cambios de temperatura y el ruido, a diferencia del PVC, que es un material plástico obtenido de policloruro de vinilo con baja conductividad térmica, por lo tanto, posee propiedades más aislantes que el aluminio.

Precio

A la hora de diferenciar estos dos materiales siempre es necesario evaluar sus costes, se podría decir que las ventanas de PVC, resultan más económicas que las ventanas de aluminio, siempre y cuando se comparen ventanas con características similares.

Aislamiento térmico

El aluminio por ser un metal no posee cualidades aislantes frente a los cambios de temperaturas, a diferencia del PVC que no es conductor del frio ni el calor, ofreciendo un mejor aislamiento térmico.

Insonorización

Las ventanas de PVC absorben mejor el impacto acústico externo, garantizando un mejor aislamiento ante los ruidos, comparándolas con las ventanas de aluminio que vibrarán ante el ruido exterior.

Acabados y estéticas

En este aspecto las ventanas de aluminio poseen un perfil más refinado, además cuentan con una variedad más amplia de colores que las ventanas de PVC.

Condensación

Otra diferencia es la condensación de los materiales, el PVC evita este ciclo en contraste con las ventanas de aluminio. No obstante, es necesario que tengas en cuenta que si tus ventanas poseen un cristal estas van a condensar, así como también lo hará el marco de aluminio.

Ahorro energético

De igual forma, ya observaste que las ventanas de PVC ofrecen un mejor aislamiento en comparación con las ventanas de aluminio, lo que se traduce a una menor pérdida de energía, esto influirá directamente en los costes de climatización y ahorro energético.

¿Cuál escoger?

Has llegado al punto central sobre cuál escoger ¿ventanas de aluminio o PVC?, habría que decir que no todas las ventanas de PVC y aluminio son iguales, tampoco es justo comparar una ventana de PVC de alta gama con una de aluminio de baja gama. Así que, no resulta equitativo dar una repuesta definitiva a esta pregunta, estos son dos materiales con diferencias significativas aptos para ajustarse a las necesidades específicas del cliente.

Sin embargo, ya que conoces las diferencias podrás tomar la mejor decisión, aunque podemos recomendarte la asesoría de un profesional en la rama que te ayuden a seleccionar la mejor opción para tu vivienda.

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *