¿Qué es el amianto?

El amianto es un material que se empleó en construcciones antiguas, ya que, tenía cualidades magnificas, por ejemplo, es un excelente aislante y su precio era muy accesible, pero se ignoraba el daño que podía ocasionar a la salud.

En la actualidad aún existen construcciones que contienen asbesto. Si estás realizando una reforma en tu casa antigua y te encuentras con este material es necesario que sepas lo que debes hacer.

Si aún no sabes qué es el asbesto, cuáles pueden ser sus efectos y cómo se debe manipular te invito a revisar la siguiente información.

¿Qué es el amianto?

Para empezar, el también llamado asbesto como también lo llaman es un material empleado en la construcción para el revestimiento de paredes y de otras partes que componen una vivienda.

La composición del asbesto la integra el hierro, aluminio, silicio, magnesio, entre otros minerales, que con el paso del tiempo se van transformando y se produce el desprendimiento de fibras que pasan al aire y se pueden respirar con facilidad.

El amianto es un material que se encuentra presente en el fibrocemento, y este fue muy utilizado en las construcciones del siglo pasado.

Tipos

  • El crisotilo (asbesto blanco) es la forma más utilizada. Se puede encontrar en los techos, paredes y suelos de viviendas y locales. Los fabricantes también utilizaron el amianto crisotilo en los forros de frenos de automóviles, juntas y sellos de calderas, y aislamiento para tuberías, conductos y electrodomésticos.
  • La amosita (asbesto marrón) se usó con mayor frecuencia en láminas de cemento y aislamiento de tuberías. También se puede encontrar en paneles aislantes, tejas y productos de aislamiento térmico.
  • La crocidolita (asbesto azul) se usaba comúnmente para aislar las máquinas de vapor. También se usó en algunos recubrimientos por aspersión, aislamiento de tuberías, plásticos y productos de cemento.
  • La antofilita se usó en cantidades limitadas para productos de aislamiento y materiales de construcción. También se presenta como contaminante en el crisotilo, el amianto, la vermiculita y el talco. Puede tener un color gris, verde opaco o blanco.
  • La tremolita y la actinolita no se utilizan comercialmente, pero pueden encontrarse como contaminantes en el crisotilo, el amianto, la vermiculita y el talco. Estos dos minerales químicamente similares pueden ser marrones, blancos, verdes, grises o transparentes.

¿Qué hacer si en tu casa encuentras amianto?

Realmente este material no representa ningún riesgo si no se toca o manipula y si está en buen estado, pero si estás reformando tu casa y hay estructuras compuestas de amianto lo mejor es que solicites ayuda.

También te recomendamos:

  • Solicitar la asesoría de un experto quien elimine el amianto, ya que, se requiere de una vestimenta y equipo especial que evite que las partículas se dispersen en el aire cuando la estructura se encuentre en mal estado.
  • Del mismo modo, todas las estructuras que lo contienen (no solo el revestimiento, también lo puedes encontrar en el tejado y en las tuberías) deben almacenarse en bolsa de seguridad herméticas y estos deben ser llevados a vertederos autorizados.
  • No tocar ni retirar ninguna estructura que lo contenga sin el equipo adecuado, ya que, las partículas se dispersan con facilidad y permanecen en el aire durante mucho tiempo.
  • Sustituye todas las estructuras que contengan amianto por materiales menos contaminantes, por ejemplo, por fibras sintéticas, de carbón o naturales.

Otros aspectos de interés del amianto

  1. Las construcciones con asbesto están prohibidas en España desde el año 2002 y muchas ya fueron sustituidas por otros materiales menos contaminantes y dañinos. Sin embargo, en la actualidad todavía se pueden observar.
  2. Es importante entender que el amianto es perjudicial cuando empieza a deteriorarse en la estructura que lo contenga, es allí donde se encuentra la complicación, ya que, retirarlo si es peligroso.
  3. Las enfermedades que ocasiona la exposición al amianto por tiempo prolongado son de tipo respiratorio, por ejemplo, la asbestosis, cáncer de pulmón y mesotelioma maligno. Ninguna de ellas posee cura y sus síntomas se presentan tras algunos años de haber estado expuestos.

Enfermedades relacionadas

Los estudios científicos muestran que la exposición al amianto está relacionada con varias enfermedades, incluido el cáncer.

El mesotelioma es un tipo de cáncer casi exclusivamente causado por la exposición al amianto. El mineral también causa cáncer de pulmón relacionado con el amianto, cáncer de ovario y cáncer de laringe.

Otras enfermedades:

  • Asbestosis
  • Efusiones pleurales
  • Placas pleurales
  • Pleuritis
  • Engrosamiento pleural difuso
  • EPOC

¿Cómo identificarlo?

Las fibras microscópicas de asbesto no se pueden ver, oler ni probar. A menos que esté claramente marcado como amianto, la única forma de detectar amianto en un material no marcado es enviar una muestra a un laboratorio para su análisis o contratar a un inspector acreditado de amianto.

Los materiales de amianto se dividen en dos categorías de riesgo:

Materiales de amianto friables

Los materiales de asbesto friables son fáciles de romper o desmenuzar a mano. Los ejemplos incluyen el viejo aislamiento de tuberías de amianto y el polvo de talco contaminado con amianto. Estos materiales son peligrosos porque pueden liberar fácilmente polvo tóxico en el aire.

Materiales de amianto no friables

Los materiales de asbesto no friables, como las losas de cemento de amianto y los azulejos de amianto de vinilo, son duraderos. Estos productos mantienen las fibras de  amianto atrapadas de manera segura siempre que los productos no se vean perturbados. Serrar, raspar o romper el producto puede liberar fibras.

Si estas reformando tu casa y te encuentras con asbesto no dudes en consultar a un experto.

Las consecuencias de una mala manipulación pueden ser letales no solo para ti sino para tu entorno, ya que, las partículas que se desprenden pasan directamente al aire y cualquier persona puede respirarlas.

0 comentarios
Dejar un comentario¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *